El Entramado Neoliberal de Dominación: Teoría de la Gubernamentalidad Corporativa

0
149

La gubernamentalidad se entiende como el objeto de estudio de las formas de gobernar, a través del análisis de las formas de racionalidad, de procedimientos técnicos y de formas de instrumentalización, todas estas formas en un sentido amplio, tanto en el gobierno de sí (ética), como en el gobierno de los demás y entre ambos. (1)

La gubernamentalidad, se desarrolla en la sociedad normalizadora, mediante las prácticas de subjetivación, transformación del hombre en sujeto y de objetivación, transformación del sujeto en objeto, ambos sujeto y objeto de saber y de poder, tanto para si mismo, como para con los demás.

La gubernamentalidad corporativa está representada por la razón económica, por sobre la razón de estado. Desde el liberalismo, esta razón económica asignaba nuevas formas de racionalidad estatal, la cual fue evolucionando hasta imponerse por sobre la razón de estado.

Foucault la llama gubernamentalidad de los economistas y dice que esta “va a servir de introducción a algunas de las líneas fundamentales de la gubernamentalidad moderna y contemporánea”. (2)

Gubernamentalidad corporativa es la descripción de las diferentes manifestaciones del poder de la institución empresa, siguiendo la recomendación de Foucault, de “que se debe analizar las instituciones a partir de las relaciones de poder y no a la inversa.” (3)

Junto a todos los aspectos arqueológicos y genealógicos que afectan al origen de la gubernamentalidad corporativa, se podría fijar la década de los ’80 del siglo XX como el momento de la gestación o del comienzo del cambio del neoliberalismo a la gubernamentalidad corporativa, producto del inicio del proceso de privatizaciones a nivel mundial y que se va consolidando en las dos décadas siguientes.

Esto es posible debido al permanente desprestigio sufrido por el estado (“fobia al estado”), en las décadas anteriores, ya a partir desde los años ’30, acompañado de un discurso sobre la economía social de mercado (implementada inicialmente en Alemania), lo que logra una menor oposición de la sociedad civil, debido al engañoso discurso. (4)

El modelo de empresa, que se ha ido conformando a través del tiempo, alcanza su máxima expresión, en la gubernamentalidad corporativa, caracterizada por la concentración de la riqueza,  la apropiación de las rentas y de sus rendimientos. (5)

A su vez este proceso de concentración de la riqueza y de gubernamentalidad corporativa o gobierno de las grandes empresas o corporaciones, tiene su más fuerte impulso en la década de los ochenta del siglo pasado, por el soporte de financiamiento que se produce debido al cambio en el sistema monetario.

Es partir de comienzos de los años setenta, en el gobierno de Nixon, cuando se abandona totalmente el patrón oro y se inicia el patrón dólar, esto permite incrementar la oferta monetaria sin necesidad de ningún respaldo (por recomendación de Milton Friedman).

Además, la moneda fuerte a nivel mundial (dólar), que se utiliza como moneda nacional y moneda de intercambio internacional (dilema de Triffin), depende de la Reserva Federal (FED) de EE.UU., un símil a un banco central, pero de propiedad privada y por tanto, sus objetivos se basan en la maximización de sus beneficios y no en la eficiencia de un sistema monetario mundial.

También los organismos internacionales vinculados al sistema monetario, tienen clara dependencia de la economía dominante, transformándose de esta forma al sistema monetario, en una herramienta en el proceso de concentración de la riqueza.

Esto es posible, a través del financiamiento que pueden generar los bancos privados, para la adquisición de empresas públicas, emitiendo dinero-deuda, sobre todo en países con altos niveles de endeudamiento durante los años setenta, en gran parte debido a los incrementos del precio del petróleo.

La crisis del petróleo de 1973, fue en gran parte consecuencia de la inconvertibilidad del dólar en oro, los países productores se negaban a vender sus productos a cambio de papel impreso y para asumir este riesgo, solo fue posible con un incremento de casi seis veces el precio entre 1972 a 1981.

Otro aspecto a considerar, es la imposición de determinadas políticas monetarias a los países dependientes de financiamiento, como ha sido el control de la inflación. De esta forma el control de los costes de producción se mantienen constantes y los flujos de oferta monetaria a la economía real se mantienen controlados.

Pero una vez que el fuerte proceso privatizador reduce su ritmo, debido a que las mejores empresas de las cuales se han apropiado se van reduciendo, junto a la resistencia que se encuentran a estos procesos, la generación de oferta monetaria continúa su proceso. Este exceso de oferta monetaria, al igual como ha ocurrido en toda la historia, provoca nuevas crisis en diferentes latitudes. La más característica de esta etapa es la crisis de los años 2000-2001 de las empresas puntocom, pero que luego en el 2007 fue la crisis inmobiliaria.

Todas estas crisis tienen como característica, el exceso de oferta monetaria, que genera excesos de activos fijos, excesos de producción que la economía real no puede absorber, incrementos del precio de las acciones y derivados por movimientos especulativos, recompras de acciones por las propias empresas emisoras, etc.

Pero todo ello, en la economía de las grandes empresas, tanto financieras, como no financieras, lo que provocará burbujas permanentes, hasta que el valor de estos activos caiga a sus precios reales.

Las ineficiencias del sistema monetario, sus crisis y la concentración de la riqueza, son producto de la “eficiencia” de las grandes empresas en general y de las grandes empresas financieras en particular, tanto a nivel de un país, como a nivel mundial, pero donde esta “eficiencia” de las grandes empresas solo es posible con la complicidad del Estado, que actúa como un facilitador de este proceso de concentración de la riqueza y de apropiación de las rentas. (6)

Ante este ineficiente sistema monetario, países que han sido marginados de los sistemas dominantes, han ido conformando alternativas a este, como es el caso de BRICS, que se encuentran en proceso de poner en funcionamiento un banco alternativo al FMI, junto a otros mecanismos para facilitar los intercambios en sus propias monedas.

Esto ha producido la incorporación del yuan dentro de las monedas de intercambio internacional (Derechos Especiales de Giro – DEG, donde ya se encuentran el dólar, el yen, la libra y el euro),  el 30 de noviembre de 2015, por parte de FMI con la intención de debilitar las aspiraciones del grupo de BRICS en su conjunto, que son las de generar un sistema monetario paralelo. (6)

(*) Investigador de la Universitat Autònoma de Barcelona – España,  miembro de la Comisión de Contabilidad de Gestión de la Asociación Catalana de Contabilidad y Dirección (ACCID)- España y Presidente de la Sección de Investigación para Sudamérica de Critical Accounting Society, New York – EE.UU.

Fuente: Clarín

Notas

(1) Rivera Vicencio, E. (2012) ‘Foucault: His influence over accounting and management research. Building of a map of Foucault’s approach’, Int. J. Critical Accounting, Vol. 4, Nos. 5/6, p.728-756. (748-749).

(2) Foucault, M. (2006) Seguridad, territorio y población: curso en el Collège de France: 1977-1978, Fondo de Cultura Económica, Buenos Aires, p. 399.

(3) Foucault, M. (1994): Dits et ecrits 1980-1988, Vol. 4, Paris, Gallimard, p. 238.

(4) Foucault, M. (2007) Nacimiento de la Biopolítica: curso en el Collège de France: 1978-1979, Fondo de Cultura Económica, Buenos Aires, p. 94, 178, 221 y 284.

(5) Rivera Vicencio, E. (2014) ‘The firm and corporative governmentality. From the perspective of Foucault’, Int. J. Economics and Accounting, Vol. 5, No. 4, pp.281-305.

(6) Rivera Vicencio, E. (2016) La conformación monetaria de la gubernamentalidad corporativa. Serie de 4 artículos en proceso de publicación en revistas científicas.

DEJA UNA RESPUESTA