Ettore Scola: Adiós a un Grande del Cine Italiano

0
100

Italia perdió a uno de sus más longevos y eximios cineastas. Ettore Scola, uno de los maestros de la llamada comedia italiana, se apagó a los 84 años en Roma, dejando tras de sí una larga filmografía, de casi un centenar de películas, en las que fue director o guionista.

Scola era napolitano pero se crio en Roma, niño en la roma fascista, adolescente en la roma de la posguerra, dos periodos representados en varias ocasiones en sus películas. Pero si algo se ha dicho desde la muerte de Ettore Scola es que con él muere el último rey de la comedia italiana.

Scola, voz de los cambios de Italia en la posguerra, fue un hombre de izquierdas convencido, primero cercano al Partido Comunista y más recientemente afiliado al Partido Demócrata.

Scola fue amigo de algunos de los mayores cineastas italianos, como Federico Fellini (al que dedicó su última película, un documental llamado “Qué extraño llamarse Federico” estrenado en 2013), o de los actores más representativos de la época clásica del cine italiano, como Nino Manfredi, Monica Vitti, Vittorio Gassman, Sophia Loren o Marcello Mastroianni.

Con estos dos actores grabó la que seguramente sea su película más conocida y premiada, “Una jornada particular”, sobre el día de la visita de Hitler a Roma y el improbable idilio que surge entre los personajes atípicos de Loren y Mastroianni.

DEJA UNA RESPUESTA