Incendio en Vertedero Santa Marta pone en Jaque a la Ciudad

0
158

El intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, informó esta tarde que el plan para combatir con espuma el incendio del relleno sanitario San Marta no dio los resultados esperados, y  que por tanto,  ve lejana la posibilidad de tener controlado el 50% del siniestro durante esta jornada. El incendio demostró la precariedad de la institucionalidad sanitaria y ambiental, producto del debilitamiento del Estado, de cuño neoliberal.

Orrego indicó que el plan para combatir este siniestro subterráneo con espuma anti-incendios “no ha tenido el efecto esperado. Es decir, se avanzó, pero muy poco, respecto de la extinción del incendio”.

“No vamos a llegar al 50% de la extinción durante el día de hoy”, añadió.

Debido a esto, se han destinado 16 camiones tolva y palas mecánicas para realizar remoción de tierra y tapar el incendio, con el fin de controlar la situación.

La autoridad regional aseguró que Conaf descartó el riesgo de un incendio forestal en las inmediaciones del vertedero, y que la empresa informó que no se han filtrado líquidos percolados a las napas de agua subterránea.

Pese a eso, la Dirección General de Aguas supervisará dicha situación, ya que las napas son usadas por los agricultores de la zona.

Faena de bomberos

El comandante de Bomberos de San Bernardo, Pablo Gómez, detalló el trabajo que se realiza para controlar el incendio que se registra en el vertedero Santa Marta, en Talagante, y que generó una densa capa de humo en la Región Metropolitana:

“Estos incendios tienes tres maneras de poder ser apagados a nivel mundial. Una es con el mismo material. Eso significa voltear el material y extinguir el fuego en su fase original. Eso es lo que tiene considerado el plan de emergencia del relleno sanitario. Ayer eso no se pudo hacer por la inestabilidad del terreno”.

“Hoy, con maquinaria que está al interior, ya iniciaron el volteo. Ese trabajo lento, porque las máquinas van a hacerlo en cuatro a seis horas, por ende, paralelamente lo que va a hacer Bomberos, que es la segunda forma de extinguir este fuego, es lanza espuma Clase A. Lo que hace es cambiar la tensión superficial del agua y evita que el agua percole”.

“No es que el agua no sirva, el agua enfría pero genera un daño colateral, como siempre lo hace, que podríamos aumentar los líquidos percolados. Para evitar ese efecto usamos la espuma Clase A que Gendarmería tenía en su stock y facilitó para esta emergencia”.

Densa humareda

Una densa capa de humo cubre gran parte de la Región Metropolitana, debido al incendio que se inició durante la jornada del lunes en el vertedero Santa Marta.

La situación afectó inicialmente a las comunas de Puente Alto, San Bernardo y La Florida; sin embargo durante el paso de las horas la neblina y el fuerte hedor se ha ido expandiendo por la capital.

El siniestro se encuentra sin control y además se dio un deslizamiento de tierra en esa zona, razón por la que se abrió un sumario sanitario.

El hedor, en algunas zonas, se torna insoportable, provocando picazón en ojos, nariz y garganta, según han reportado los ciudadanos a través de las redes sociales.

En su cuenta de Facebook, el alcalde de Puente Alto, Germán Codina, señaló que “por las condiciones del viento, la poca visibilidad y el humo no permiten el tránsito de los camiones para descargar la basura domiciliaria en la planta del vertedero ya que estará cerrada hasta nuevo aviso”.

“Esto implica que los camiones quedaron cargados con el servicio diurno y generará un retraso importante en el servicio nocturno y en la recolección de mañana”, añadió.

La posibilidad de que la basura no pueda ser recolectada durante esta jornada podría repetirse en otras comunas del sur de Santiago que depositan los desechos en el vertedero afectado por el incendio. Comité de emergencia

Al mismo tiempo durante esta madrugada desde la Onemi se informó que se ha convocado a un comité de emergencia para determinar las diversas medidas sanitarias.

La empresa a cargo del vertedero, Consorcio Santa Marta, especificó a través de un comunicado emitido en las últimas horas que el incendio se generó debido “a una inusual ola de calor”.

“Al lugar concurrieron dos compañías de bomberos, autoridades regionales y provinciales pertinentes, activándose inmediatamente un comité de operaciones de emergencia, integrado por la Oficina Regional de Emergencia, la Gobernación Provicial de Talagante, la Seremi de Salud y la empresa Consorcio Santa Marta; los cuales en mutuo acuerdo han decidido suspender la recepción de residuos temporalmente, hasta tener controlado el evento”, detalla el documento.

Controversia sanitaria

Laura Börgel, toxicóloga y académica de la Universidad Mayor, dijo a La Tercera que “no estamos hablando de un espacio confinado, es abierto y la capa está muy alta en verano, los gases ascienden, no como es el invierno cuando la capa está abajo y se concentran en niveles más bajos. En este caso como el techo es alto el humo se va a diseminar en un espacio mayor”.

Agregó la especialista que “para que alcance concentraciones de efecto, el dióxido de carbono que se necesita debe estar en concentraciones de alto nivel”.

Además, precisó que para que los efectos en la salud sean graves, se debe estar expuesto por mucho tiempo, “más de dos años”.  

De esta forma, explica que las consecuencias inmediatas son de tipo “irritantes”, es decir, tos, problemas en personas asmáticas, etc.

Sin embargo, Kate Johnson, la consultora en gestión y reducción de riesgos de GRID Chile, afirmó que “si bien la autoridad puede decir que no es tóxico, está comprobado en otros países que la quema de un vertedero produce muchas sustancias tóxicas, nocivas, irritantes, cancerígenas, por la composición de todos los residuos que hay. Aquí se está hablando de materia orgánica, por ende hay metano, de residuos hospitalarios, hay percolados que están cayendo”.

“Es muy difícil para los bomberos llegar, no pueden llegar al centro del incendio, no se puede apagar con agua. Lamentablemente le van echar agua y se va a percolar más basura, más líquido”, indicó.

Johnson especificó que “veo una situación más complicada, en otro país esto lo habrían decretado como una emergencia (…) los residuos hospitalarios hay que tratarlos antes de tirarlos a algún lugar, aquí eso es algo que está muy por debajo de la ley y el tema es que se puede convertir en una emergencia sanitaria porque habrá muchas comunas que no van a tener donde dejar los residuos”.

“El tema de este tipo de emergencias es por un problema de control y de prevención. Por ejemplo en este caso por el tema del derrumbe y con la cantidad de calor que hay estos días, yo creo que fue el principal factor de que se produjera el incendio. Entonces es algo que se podía prever”, finalizó.

Las fases del incendio

El comandante Gómez explicó que el incendio “tiene una fase superficial, que es la que está provocando el humo, y tiene una fase subterránea”.

La autoridad contó que “tenemos problemas de rellenos sanitarios permanentes. De hecho, en el río Maipo tenemos un problema con basura, hace dos años que eso está prendido”.

“El incendio va a tardar días en apagarse. No tenemos una fecha”, reconoció.

“El esfuerzo -agregó- está planificado hoy en traer 30 camiones aljibe, tener por lo menos 15 carros bomba, que ya lo tenemos coordinado a través del Consejo de Comandantes de la Región Metropolitana, para lograr palear en un 50, 70 por ciento, la emanación de humo hoy”.

“Todos los humos de incendio son tóxicos”, puntualizó.

Sebastián Rosas, Bombero y Concejal de la comuna de Talagante, junto al presidente de la Comisión de Concejales de la Asociación Chilena de Municipalidades dieron a conocer las implicancias que tiene para la salud de las personas el incendio que afecta al relleno sanitario Santa Marta y entregaron antecedentes de mecanismos de control de este tipo de siniestros.

Rosas, quien es además presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la comuna de Talagante explicó que este vertedero recibe desechos domiciliarios de 19 comunas de la Región Metropolitana en las que destacan El Bosque, San Bernardo, Melipilla, Talagante,  entre otras. Según datos de Santa Marta, este vertedero recibe más de 1 millón 300 mil toneladas de basura al año.

Del total de las 296 Há del proyecto, se destinan 87,6 Há al tratamiento de residuos sólidos domiciliarios y asimilables.

El edil de Talagante explicó que este incendio es anaeróbicos, lo que significa que está bajo la superficie y por ende no tiene aire. Destacó que el incendio está quemando líquidos percolados, que son producto de la descomposición de residuos orgánicos. Esto genera amoniaco y metano, que son gases incoloros penetrantes y nauseabundos.

Al quemarse éstos compuestos, los cuales son una mezcla de gases y partículas, que se desprenden del material en llamas, puede afectar los ojos, irritar el sistema respiratorio y agravar las afecciones de personas que padecen de enfermedades cardiacas y crónicas.

Según el experto, este incendio se debiera combatir removiendo y enfriando la basura, debido a que este es un incendio subterráneo y calculó que se prolongará por un par de semana debido a que en Chile, bomberos no cuenta con el equipamiento adecuado, ni con la cantidad de personal necesario, además de la escasez de agua del lugar.

Además, Rosas dijo que este incendio por sus características debe ser atacado desde lejos, por los peligros de derrumbe que puede provocar el agua vertida en la extinción del fuego. Como se sabe, el vertedero Santa Marta, se ubica en una quebrada de los cerros de Lonquén, lugar de difícil acceso de bomberos al lugar del siniestro.

Entre las recomendaciones, Sebastián Rosas explicó que si existen riesgos para las personas si esto se prolonga más de lo normal y llamó a fortalecer el trabajo de bomberos, facilitando los permisos respectivos de los empleadores a los bomberos y a mediano plazo que el Ministerio del Interior, dote de implementos tecnológicos para hacer más efectivo el combate a este tipo de emergencia.

Atribuciones de las autoridades

La legislación chilena contempla distintas normas sobre la fiscalización y coordinación entre distintas autoridades públicas.

Al respecto, hay que tener presente que existe una Superintendencia de Medio Ambiente, creada por la Ley N° 20.417, a la cual corresponde fiscalizar las Resoluciones de Calificación Ambiental, de las medidas de los Planes de Prevención y/o de Descontaminación Ambiental, del contenido de las Normas de Calidad Ambiental y Normas de Emisión, y de los Planes de Manejo, cuando corresponda, y de todos aquellos otros instrumentos de carácter ambiental que establezca la ley.

Por otra parte, según el Código de  salud, en particular el artículo 36, corresponde a la Seremi de Salud, puede  declarar zona emergencia sanitaria, sobre todo cuando producto el incendio, la población podrá ser afectada.

Ahora en cuando a la intendencia, en virtud de lo dispuesto en el artículo 2 de la ley  Orgánica Constitucional sobre Gobierno y Administración Regional, ésta podrá ejercer la coordinación, fiscalización o supervigilancia de los servicios públicos creados por ley para el cumplimiento de la función administrativa, que operen en la región, como también adoptar todas las medidas necesarias para prevenir y enfrentar situaciones de emergencia o catástrofe.

En lo que respecta los municipios, la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades, señala en el artículo 4, que las municipalidades, podrán desarrollar con otros órganos de la Administración del estado, funciones relacionadas con la prestación de auxilio en situación de emergencia, como también con la protección del medio ambiente.

Dueño del vertedero Santa Marta: Vinculado a los fundadores de la UDI

Guillermo Ruiz Pérez  es uno de los socios de Santa Marta, la empresa que administra el vertedero afectado por un incendio que generó una emergencia sanitaria en  la Región Metropolitana. Su empresa Hidrosán comparte la propiedad con Icafal, de Luis Ignacio Falcone y Sergio Icaza.

Hidrosán la formó Ruiz, ingeniero civil de la Universidad de Chile, con su profesor de Hidráulica Carlos Jarpa en 1976. La empresa era pequeña hasta que dio el salto en el gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, cuando se aprobó la entrada al sector privado de las empresas sanitarias.

Ruiz, con su compañía Hidrosán a la que sumó nuevos socios, fue quien compró Aguas Chañar en la Región de Atacama. En adelante sólo se ha expandido abriendo negocios en el mismo rubro en países como Perú Colombia y Panamá. También tiene participación en Aguas Patagonia.

Uno de esos socios, Juan Dieguez, fue multado en 2005 con $173 millones por la SVS. En 2001, siendo gerente de Essbio, la sanitaria de la Octava Región, aprobó contratos con Hidrosan por unos 2000 millones, sin dejar nunca de tener participación en ella.

A pesar de este traspié, Ruiz y sus negocios sólo han crecido. En 2007 se adjudicó la concesión de las termas de Chillán, que hoy es el hotel Nevados de Chillán, tras una larga disputa con el fundador José Luis Giner.

Aunque la mayor parte de sus negocios crecieron y se consolidaron en los gobiernos de Eduardo Frei y Ricardo Lagos, Guillermo Ruiz es cercano a la UDI. En 2014 se compró un yate en España para viajar haciendo la travesía de Cristóbal Colón. Uno de sus compañeros durante un mes de viaje fue el ex senador gremialista y ex ministro de Economía Pablo Longueira.

El también ex candidato presidencial fue su alumno en ingeniería y era muy amigo de su hermano Marcelo Ruiz, parte del grupo fundador de la UDI y de los dueños en la Universidad San Sebastián, quien falleció cuando llevaba ayuda a las zonas afectadas por el terremoto a bordo de una avioneta. Longueira se incorporó a la junta directiva del plantel luego del accidente, para cuidar los intereses de el padrino de uno de sus hijos.

Ahora el ministro de Medioambiente Pablo Badenier aseguró que Santa Marta arriesga multas después del incendio. Pero hasta ahora estaba como ejemplo de innovación, al instalar una planta para alimentar su producción con el gas que produce la misma basura.

DEJA UNA RESPUESTA