Entró a la Recta Final: La Tensa Vela de Armas de la Reforma Laboral

0
196

En el  Comité Político de este lunes, el Gobierno estableció 48 horas de plazo para sostener rondas de reuniones con el fin de buscar un acuerdo en torno al proyecto de Reforma Laboral, que genera fuertes tensiones en la Nueva Mayoría.

El trámite de la reforma laboral ocupó parte importante de la agenda del comité político de este lunes en La Moneda, donde la ministra del Trabajo, Ximena Rincón expuso el avance de las conversaciones, que se extenderán por 1 o 2 días más.

La iniciativa, a pesar de estar dentro de las siete que deberían estar aprobadas antes del 31 de enero, como parte del compromiso de la Agenda Legislativa, genera dudas al interior del oficialismo, fundamentalmente en aspectos sobre la titularidad sindical, derecho efectivo a la huelga, modernización laboral y capacitación y productividad.

El Partido Comunista se mantiene la espera de la confirmación de una cita con la ministra del Trabajo, Ximena Rincón, para coordinar los pasos a seguir.

“Yo me imagino que se está buscando un acuerdo y plantear, a lo mejor, que todos cedan algo, pero no estoy interiorizado de lo que está planteando el Gobierno”, declaró el presidente del PC, Guillermo Tellier.

Por su parte la senadora y presidenta del Partido Socialista, Isabel Allende, expresó:

“Hay dos o tres reuniones pendientes, da la impresión que se ha avanzado bastante. Creemos que hay un espacio posible de acuerdo y eso de verá de aquí a mañana probablemente”.

Agregó que respecto a los posibles puntos de acercamiento, “con la ministra  del Trabajo no entramos en ningún detalle”.

Como fuere, el hecho es que a partir de este lunes comienza la cuenta regresiva para el proyecto de reforma laboral, uno de los siete priorizados por el Gobierno, a dos semanas de que concluya el año legislativo 2015. .

Al interior de la Nueva Mayoría al menos hay seis puntos de discordancia, en temas como la huelga efectiva, el reemplazo interno, la extensión de beneficios, el descuelgue, el sindicato interempresas y la entrada en vigencia de la legislación.

La intención en el oficialismo es que este lunes y martes se realicen negociaciones, para que se despache desde el Senado el día miércoles, para llegar luego a la Cámara de Diputados.

Si ahí hay discrepancias, la iniciativa iría a comisión mixta y su aprobación, seguramente, sería postergada hasta marzo.

En la DC esperan que las diferencias se logren solucionar antes de llegar a dicha instancia, como lo planteó el presidente de la tienda, el senador Jorge Pizarro:

“Ése es un escenario posible, hemos estado conversando con los diputados también, porque el acuerdo que se adopta en el Senado incluya a los diputados y así nos evitamos la comisión mixta, pero eso está por verse”.

A su vez, desde el PS no descartaron que pudiera llegarse a la comisión mixta, aunque admitieron que hay un sentido de responsabilidad con el compromiso con el Ejecutivo para despachar la Reforma Laboral antes que concluya este mes de enero como pretende La Moneda:

“Si entramos al escenario de una comisión mixta esto queda par marzo. Creo que es responsabilidad del Senado tener la capacidad de construir un acuerdo, tenemos la obligación ética y moral que este proyecto lo podamos zanjar en el mes de enero, que es lo que políticamente corresponde”, dijo el presidente de la Comisión de Trabajo del Senado, Juan Pablo Letelier (PS).

En el PPD hay posturas diversas a propósito de esta iniciativa. Para el presidente de la colectividad, el senador Jaime Quintana, afirmó que ve posible aprobar la reforma laboral antes de que termine enero:

“Entiendo que hay una opinión mayoritaria en la Nueva Mayoría de que este proyecto pueda ser despachado durante enero, creo que las condiciones están, hay una o dos materias que hay que zanjar y en ello la opinión del Gobierno es muy relevante”.

Sin embargo, el senador Felipe Harboe consideró que es más necesario sacar un buen proyecto que cumplir con los plazos que se impuso el Gobierno para aprobar sus proyectos priorizados, es decir, fines de enero;

“Ojalá lleguemos a un acuerdo para sacar el proyecto antes de este proceso legislativo, pero si por alguna razón no tenemos capacidad de llegar a acuerdo, tampoco es un dramatismo en que esto se discuta con el tiempo necesario en el mes de marzo y podamos sacar adelante una buena legislación que le haga bien al país”, aseveró el senador.

Uno de los riesgos que se analiza es que el paso por el Senado derive en cambios que obliguen a ir a comisión mixta con la Cámara de Diputados, algo que el conglomerado quiere evitar.

“El proyecto que tiene más dificultades es la reforma laboral, persisten las diferencias entre los partidos de la Nueva Mayoría”, reconoció el presidente del Partido Comunista (PC), Guillermo Teillier, actual vocero del bloque.

Por ello, agregó, “se están realizando una serie de conversaciones y esperamos que esas conversaciones terminen entre hoy y mañana, para ver si somos capaces de llegar a un acuerdo y que se vote en sala en el Senado y eso pase directamente a la Cámara de Diputados y ojalá no ir a comisión mixta”.

Para el presidente del Senado, el DC Patricio Walker, la Cámara Alta está en condiciones de votar incluso esta semana el proyecto, más allá de que se agoten las conversaciones para lograr un acuerdo pleno.

“Estamos buscando un acuerdo, que lo está liderando la ministra Rincón y el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés. Si se produce ese acuerdo tendría toda lógica podar votar la reforma laboral o este miércoles 20 o la próxima semana”, dijo.

El parlamentario por Aysén consideró que “si no se produce acuerdo, se quedó de conversar con los partidos políticos, pero nosotros estamos en condiciones, lo digo como presidente del Senado, de poner en tabla ese proyecto de ley”.

Oposición amenaza con acudir al TC

Desde la otra vereda, la oposición manifestó su rechazo a lo que llamaron el “monopolio sindical”, amenazando con acudir al Tribunal Constitucional si se aprueba la iniciativa tal como está.

“Que el Gobierno aprenda lecciones. Hoy hay inconstitucionalidades profundas en el proyecto de reforma laboral. Frente a normas inconstitucionales, como obligar a un trabajador a formar parte de un sindicato, no nos queda otra que corregirlo en el TC”, aseveró el presidente de RN, el diputado Cristián Monckeberg.

CUT acusa “trampas”

En la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, esperan que se cumplan los compromisos y que el proyecto sea aprobado antes de fines de enero y no pase a la comisión mixta, como lo afirmó el vicepresidente de la CUT, Nolberto Díaz.

“Se ha demorado la tramitación del proyecto laboral, nos han puesto trampas, han buscando introducir reemplazo, han buscando debilitar la huelga; por tanto, lo que esperamos es que se dejen de dilatar, se vote la próxima semana, a más tardar el 31 de enero y despachemos este proyecto, que tiene avances, pero que sigue siendo un proyecto modesto y mezquino”, aseveró Díaz.

La vocera del “Movimiento de Trabajadores por una Mejor Reforma Laboral, Carmen Miranda”, manifestó este lunes en radio Cooperativa una visión crítica sobre el proyecto –uno de los siete priorizados por el Gobierno- que actualmente se tramita en el Congreso con miras a su aprobación antes de fin de mes:

“El principal enemigo está ahora en la relación Parlamento-empresas, porque si eso existe es imposible que los trabajadores entremos al ruedo a hablar y negociar la reforma laboral”.

La vocera también sostuvo que, dada la premura del Ejecutivo por aprobar esta iniciativa, la organización realizará “una movilización que viene a largo plazo, que es el hashtag ‘le vamos a pasar la cuenta’ (#levamosapasarlacuenta)”.

“No vamos a dejar pasar ninguna oportunidad de informar a todos los ciudadanos del país cómo votó cada uno de los parlamentarios y cada uno de los sectores políticos respecto a los trabajadores”.

Miranda  matizó las “ganancias” para los trabajadores respecto a como está actualmente la iniciativa:

“La CUT ha dicho que una de las grandes ganancias de este proyecto es que con titularidad sindical, donde haya sindicato no habrá grupo negociador, el proyecto de ley dice ‘donde haya negociación colectiva, sindicato con opción de negociación colectiva, no habrá grupo negociador’. Sin embargo, hay muchas empresas pequeñas donde los sindicatos no pueden negociar. Esperámos que la CUT también pudiera rechazar la adaptabilidad laboral y, sin embargo, no lo hizo y no lo ha hecho; respecto a la extensión de beneficios tampoco es una ganancia para nosotros”.

DEJA UNA RESPUESTA