Congreso Despachó Ley Corta de Gratuidad

0
47

En el tercer trámite legislativo, la Cámara de Diputados despachó la Ley Corta que dará inicio a la gratuidad a la educación superior en 2016, quedando lista para su promulgación por la Presidenta de la República. La derecha confirmó que no acudirá a la Contraloría tras alcanzar un acuerdo con el Gobierno.

La Sala aprobó, en tercer trámite, por 92 votos a favor, 2 en contra y 1 abstención, el proyecto que reasigna recursos y aumenta monto de becas para poder cumplir con el programa del gobierno de establecer gratuidad en la educación superior.

La Ministra de Educación, Adriana Delpiano, reconoció las dificultades que se suscitaron en torno al trámite de este proyecto de ley y destacó en este plano el esfuerzo hecho tanto por el Ejecutivo como por el Parlamento para lograr que una parte importante de las familias de Chile, a partir de marzo de 2016, no tengan que endeudarse con copago para financiar la educación de sus hijos. “Entre todos estamos dibujando una historia distinta”, enfatizó la Secretaria de Estado al término del debate.

Además, indicó que la discusión desarrollada en relación a esta iniciativa es un precedente para la Ley de Educación Superior que se enviará a trámite legislativo el próximo año.

La Sala de la Cámara se pronunció a favor de las nuevas indicaciones ingresadas por el Ejecutivo en el Senado, para reasignar recursos con el objetivo de aumentar los fondos de la denominada Beca Nueva Milenio 3 de $900.000 por alumno, lo que beneficiaría a 55 mil alumnos de los primeros cinco deciles de Centros de Formación Técnica e Institutos Profesionales, sin fines de lucro, que cuenten con cuatro años de acreditación.

En particular la norma establece que a partir del inicio del segundo semestre de 2016, se reasignarán los fondos de la beca Nuevo Milenio 2 que no fuesen ocupados, con el fin de incrementar el monto máximo individual de la beca que se otorgará a los estudiantes de CFT e IP acreditados por cuatro años.

Asimismo, se aprobó por 87 votos a favor, 7 en contra y 1 abstención el artículo transitorio que garantiza que en un plazo de tres años se igualen las condiciones de gratuidad entre los planteles técnicos y las universidades.

Convenio Marco Universidades Estatales

El proyecto (boletín 10461), que será remitido a la Presidencia de la República para su promulgación como Ley de la República, también incrementa al doble los fondos destinados a financiar los programas del Ministerio de Educación para la acreditación institucional de las Universidades del Estado, de $2.500 millones a $5.000 millones, dentro del ítem de convenios marco con las universidades estatales.

Al respecto, se indica que a partir del inicio del segundo semestre de 2016, y en la medida que queden remanentes de los recursos contemplados en esta asignación, se incrementará hasta en $2.500 millones dichos recursos.

Contenido de la normativa

La propuesta legal, en su conjunto, materializa aportes totales por $36.147 millones para los convenios marco de las universidades estatales.

Asimismo, redefine el marco de cobertura de la Beca Nuevo Milenio, ampliando el beneficio para los sectores más vulnerables. La norma establecida, indica que la beca cubra hasta un monto de $600.000 anuales a aquellos estudiantes que se matriculen en carreras técnicas de nivel superior y profesionales en instituciones que cuenten con acreditación vigente. En el caso de las carreras profesionales, estas deberán ser impartidas por institutos profesionales. Tratándose de los estudiantes que postulen por primera vez a esta beca, ellos deberán haber obtenido un promedio de notas de enseñanza media igual o superior a 5.0.

Luego, el sistema define una consideración especial para los alumnos que pertenezcan a los primeros cinco deciles de menores ingresos del país, con un monto de $850.000 anuales. Los alumnos deberán pertenecer a instituciones sin fines de lucro o que se comprometan a ajustar su naturaleza jurídica para constituirse como tal.

La iniciativa también introduce una cobertura mayor, de $900.000 anuales o hasta el arancel efectivo (si este fuese inferior a dicha suma), en la medida que las instituciones en que los alumnos se matriculen en establecimientos que cuenten, al 31 de diciembre de 2015, con una acreditación vigente de cuatro o más años.

El texto legal establece la obligación de las universidades estatales comprendidas en el artículo 1° del decreto con fuerza de ley N°4, de 1981, del Ministerio de Educación y las privadas no incluidas en dicha categoría, de garantizar gratuidad a estudiantes que cumplan con los requisitos señalados y que se comprometan a alcanzar, mantener o mejorar su acreditación institucional.

Asimismo, define qué instituciones son elegibles y establece que estas deberán, a más tardar el 27 de diciembre de 2015, manifestar por escrito al Ministerio de Educación su voluntad de acceder al aporte de gratuidad en las condiciones establecidas. El Ministerio de Educación llevará un registro público con las universidades estatales y aquellas no estatales que adscriban al aporte a que se refiere esta glosa en los términos previamente señalados.

Los parlamentarios de la oposición indicaron que no acudirán al Tribunal Constitucional ni a Contraloría, ya que quedaron conformes con los acuerdos logrados con la Nueva Mayoría y el Ejecutivo.

La ministra de Educación, Adriana Delpiano, comentó:

“El Estado va a tener también Centros de Formación Técnica en un nivel en el cual no había ninguna expresión de una educación estatal. Teníamos en las universidades, teníamos en los colegios, pero no en el nivel técnico y hoy se ha aprobado el que podamos tener 15 Centros de Formación Técnica de Calidad”.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, manifestó:

“Este es un primer paso y yo apuesto que en marzo algunos van a decir ¿Cómo no tenemos más gratuidad? Esta es la gratuidad que podemos este año sostener con los recursos que tenemos, pero es un primer paso muy importante y por lo tanto gradualmente vamos a seguir ampliando esto, primero a los CFT e IP y después a mayores grados de vulnerabilidad”.

El vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, sostuvo:

“Es un triunfo de los chilenos que marcharon durante meses por todas las calles del país exigiendo un sistema educativo en que la educación no fuera un bien de consumo, sino que fuera un derecho social”.

“Hoy estamos comenzando a hacer realidad ese anhelo y compromiso que suscribimos con los chilenos en la última elección presidencial. Creo que esto es una de las transformaciones más importantes que ha vivido el sistema educativo del país en los últimos años”, agregó.

Sin embargo, resultó llamativo la votación en contra del acuerdo que permitió destrabar el proyecto, de los diputados Gabriel Boric, Giorgio Jackson y Vlado Mirosevic.

A través de su cuenta de Twitter, el diputado Jackson explicó que su rechazo al proyecto señalando que “toda la derecha votando a favor de algo q ayer amenazaron como inconstitucional. Impresionante y descarado chantaje x rédito comunicacional!”.

En la misma línea, Mirosevic enfatizó en que “estando desde siempre de acuerdo con gratuidad, mi voto es de protesta. Para alertar sobre la urgencia de cambiar reglas del juego primero”.

“Seguimos con un sistema de educación superior completamente desregulado, de baja calidad y con lucro. De eso no hemos cambiado NADA”, añadió el presidente del Partido Liberal de Chile.

La llamada “Ley Corta” obtuvo 92 votos a favor, dos en contra y una abstención. Sin embargo, el acuerdo obtuvo 87 a favor, siete en contra y una abstención.

Los siete votos en contra pertenecen a: Gabriel Boric (Izquierda Autónoma), Giorgio Jackson (Revolución Democrática), Vlado Mirosevic (Partido Liberal de Chile), Cristina Girardi (PPD), Carlos Jarpa (PRSD), Alejandra Sepúlveda (independiente) y Gaspar Rivas (independiente).

En tanto, la única abstención fue de José Manuel Edwards (RN).

Vallejo: Por la derecha no hay gratuidad en CFT e IP

Tras la votación, la diputada comunista Camila Vallejo aseguró que “gracias al fallo del Tribunal Constitucional no hay gratuidad para el 2016 para los CFT e IP y eso fue gracias a la derecha”.

“Lo único que hay son becas y reasignaciones de becas. Lo único que está quedando con este artículo transitorio es señalar la ruta que ya habíamos dicho que íbamos a hacer, que era avanzar gradualmente en la gratuidad tanto de universidades como centros de formación técnica ajustándose a los requerimientos y requisitos de la educación superior”.

Senado aprobó ley corta de gratuidad en educación superior

En su segundo trámite constitucional, el Senado aprobó este miércoles en general la ley corta que garantiza la gratuidad a los sectores más vulnerables que accedan a la educación superior en 2016.

La decisión fue tomada con 22 votos a favor y 13 abstenciones.

Los parlamentarios de la oposición indicaron que no acudirán al Tribunal Constitucional por esta decisión, ya que quedaron conformes con los acuerdos logrados con la Nueva Mayoría y el Ejecutivo.

Entre los acuerdos se fijó un artículo transitorio para que en tres años más los Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica puedan convertirse en entidades sin fines de lucro para acceder a la gratuidad.

La ministra de Educación, Adriana Delpiano, sostuvo que esta decisión abre una perspectiva muy importante para avanzar en gratuidad, con la educación como un derecho:

“En primer lugar yo quiero realmente destacar lo que hoy día ha sucedido, creo que es un muy buen día, yo lo señalaba adentro. Creo que para muchas familias esta es la mejor noticia de Navidad, de que durante todo el año no van a tener que endeudarse para pagar la educación de sus hijos.

“El día 27, cuando postulen los alumnos van a saber si la universidad a la que postulan o al Centro de Formación Técnica, efectivamente de que monto es la beca a la que pueden acceder o de que monto es la gratuidad porque efectivamente este sistema ya está instalado y ellos solamente van a tener que postular”.

La ministra Delpiano recalcó que “la Presidenta Bachelet está cumpliendo con uno de los compromisos de su mandato, que era avanzar en la gratuidad”.

DEJA UNA RESPUESTA