Recurso ante Tribunal Constitucional: Derecha Pretende Impedir Gratuidad por Secretaría

0
193

La odiosa y arrogante derecha que se gasta Chile pretende impedir por secretaría la gratuidad para más de doscientos mil jóvenes en 2016. Es así que entabló un recurso ante el impresentable Tribunal Constitucional, institución creada por la constitución de la dictadura, que constituída en tercera cámara legislativa, puede impedir lo que el Congreso aprueba por mayoría; más aún cuando se sabe que la derecha tiene mayoría circunstancial en el dichoso «tribunal».

Alguno medios han planteado que el requrimiento «deja en una complicada posición al gobierno, el que ya analiza opciones para poder implementar el beneficio y no quedar mal herido ante la ciudadanía».

Eso revela cómo la cultura binominal se ha ido haciendo carne en la sociedad.

¿Cómo va a ser el Gobierno el que queda «mal herido», cuando es la derecha la responsable de tamaño zarpazo contra la democracia?

En rigor, la conclusión general debiera apuntar a que ya es hora de terminar con semejante rémora de la dictadura, que puede atropellar la soberanía popular y la decisión democrática, en nombre de una Constitución impuesta de manera fraudulenta. 

En todo caso, el hecho es que el Tribunal Constitucional acogió a trámite -en otras palabras, considera que tiene la autoridad para juzgar- el recurso que presentaron 31 parlamentarios de derecha, denominada ahora Chile Vamos, en contra de la glosa del presupuesto que norma los recursos que se destinarán para la Gratuidad el próximo año.

No es un detalle menor, y en todo caso de dudoso mérito, que el primer acto de la nueva coalición de derecha haya sido intentar impugnar por secretaría una medida que va en beneficio directo de más de 200 mil jóvenes, que se verían privados de la gratuidad, en caso de imponerse la voluntad obstruccionista de la derecha en el Tribunal Constitucional, para propinarle una «derrota» al Gobierno.

El gobierno determinó impulsar esta forma de financiar la educación superior de cerca de 200 mil estudiantes -de los más vulnerables del país- ya que aún no existe ley que establezca el mecanismo definitivo para llegar a la educación superior gratuita, una de las más importantes promesas de campaña del actual gobierno de Michelle Bachelet.

El pretexto utilizado es la «discriminación».

Esto porque beneficiaría a sólo unos jóvenes, mientras que otros, en condiciones idénticas, no podrían acceder a este tipo de financiamiento estatal de su educación al estar cursando estudios en planteles que no reúnan las condiciones para recibir estos fondos.

La Presidenta Michelle Bachelet se refirió así al recurso presentado por la derecha ante el Tribunal Constitucional por la glosa de gratuidad del Presupuesto de Educación de 2016:

«La UDI presentó un planteamiento ante el TC, la verdad es que el sentido de incluir gratuidad antes de tener el proyecto de ley aprobado es que desde ya el próximo año un porcentaje de estudiantes no tenga que esperar a la ley para empezar a tener gratuidad, creo que es algo que las familias desean y entienden. Estamos tranquilos porque no es primera vez, nuestras políticas sobre las distintas reformas siempre van enfocados en los sectores más vulnerables, tengo la esperanza de que nos vaya bien y tenemos una abogada que representará bien los intereses del Estado».

Agregó:
 
«Espero que lo que prime sea pensar en las familias que van a tener garantizado que sus hijos estén estudiando en la educación superior y que no tengan que endeudarse».

En ese mismo sentido, esta mañana la ministra de Educación se mostró confiada en la defensa que hará la abogada Paulina Veloso:

«Esperaremos tranquilamente el fallo del TC y ahí tomaremos una decisión. No hay nerviosismo».

El próximo jueves el Tribunal Constitucional deberá revisar el fondo del recurso y declarar si es o no admisible.

A su turno, el ministro vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, señaló que el Ejecutivo espera que el Tribunal Constitucional (TC) «confirme la rectitud del procedimiento elegido» para entregar gratuidad en la educación superior el año 2016, lo que se hizo a través del Presupuesto:  

«Esperamos que la solvencia de los argumentos permitan que el Tribunal Constitucional confirme la rectitud del procedimiento elegido por el gobierno, nos atenemos al debate que corresponde ante un tribunal de la República».

Nueva Mayoría advierte que Gratuidad 2016 está en riesgo por recurso ante Tribunal Constitucional

Este martes es la segunda jornada de la Prueba de Selección Universitaria, en la que cerca de 289 mil estudiantes rendirán la PSU de Matemáticas y Ciencias Sociales. Las universidades agrupadas bajo el Consejo de Rectores de Chile (CRUCh) y el Ministerio de Educación celebraban la alta convocatoria, la mayor en la historia de la evaluación estandarizada de selección múltiple, que se da justo a días de que una serie de planteles de educación superior anuncien si adhieren o no a la gratuidad del próximo año.

La ministra (s) de Educación, Valentina Quiroga, adelantó que los estudiantes recibirán antes de la entrega de los resultados de la PSU (27 de diciembre) información preliminar respecto de la gratuidad, beneficio que se supone que recibirían cerca de 200 mil estudiantes, de los más vulnerables de Chile.

Esta es la primera generación que podría recibir esta promesa de campaña, una de las más anunciadas del actual gobierno de Michelle Bachelet. Sin embargo, existe preocupación en la Nueva Mayoría.

Un recurso interpuesto por 31 parlamentarios de Chile Vamos, la actual oposición, ante el Tribunal Constitucional, busca impugnar este beneficio, a causa de dos aspectos particularmente: plantea que la forma de financiar la educación superior de algunos estudiantes no puede realizarse permanentemente a través de la ley de presupuestos, ya que el gobierno -al no tener ley de educación superior- buscó financiarla a través de esta vía.

El otro punto es que se estaría cometiendo discriminación arbitraria al entregar recursos para financiar los estudios superiores de un joven, en tanto que otro, en condiciones idénticas, no podrá ser beneficiado por esta medida al estar estudiando en una casa de estudios que no pueda sumarse a la gratuidad 2016.

La llave en este momento la tiene el Tribunal Constitucional.

La composición de éste hace muy posible que, en primer lugar, acojan este recurso, y que luego lo aprueben, ya que desde la entrada como ministro de José Ignacio Vásquez, la “balanza se inclina hacia la derecha”, ya que junto con Vásquez, lo más probable es que los ministros Marisol Peña, María Luisa Brahm, Cristián Letelier, Iván Aróstica, y Juan José Romero votarían a favor, versus los 4 otros ministros, Nelson Pozo, Gonzalo García, el presidente Carlos Carmona y Domingo Hernández.

¿Cómo va a ser legítimo el pronunciamiento de una institución cuya composición permite anticipar el fallo?

El gobierno se reunió en el comité político y el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, indicó:

“Todos los partidos tenemos una gran preocupación, porque el TC podría rechazar la glosa o apartado que financiaría la gratuidad). Más de 200 mil jóvenes podrían quedar sin la posibilidad de educarse gratuitamente”.

Una opción es redactar una ley corta de gratuidad para el próximo año, considerando sólo recursos para el 2016, lo que significa que tendría que ingresarse con suma urgencia, para despacharla a fines del período legislativo.

El escenario se adelanta complejo por lo que se debe trabajar rápido si el Ejecutivo busca iniciar con la gratuidad el próximo año.

DEJA UNA RESPUESTA