Nuevas Revelaciones Sobre Vínculos de Asesores de Longueira y Corpresca Durante Tramitación de Ley de Pesca

0
289

Carlos Feres, asesor directo de Pablo Longueira en las negociaciones de la Ley de Pesca, tenía fluidas y frecuentes relaciones con Francisco Mujica, ex gerente general de Corpesca, del grupo Angelini. Así lo reveló la declaración judicial de Alvaro Lavín Aliaga, en calidad de imputado, en la investigación sobre el caso Corpesca. El problema es que esas relaciones se daban en paralelo a la tramitación de la Ley de Pesca, lo cual  explica la línea directa que tenía el ex ejecutivo de la pesquera de Angelini para proponer los invitados a encuentros sobre la Ley de Pesca e, incluso, para acceder a información reservada sobre el sector.

Relaciones peligrosas: la cercanía del ex asesor clave de Longueira con el ex gerente de Corpesca

B. Fernández, C.Marín y C.Urquieta

La red de influencia del ex ejecutivo de la compañía pesquera del grupo Angelini en áreas clave para la aprobación de la llamada Ley Longueira, van desde el Parlamento y la subsecretaría del ramo hasta el mismísimo Ministerio de Economía. Así lo devela la declaración ante la Fiscalía, como imputado por el caso Corpesca, de Álvaro Lavín Aliaga –primo de Joaquín Lavín–, que detalla cómo una sociedad suya, entre cuyos socios está el ex alcalde Gonzalo Cornejo (UDI), obtuvo un suculento negocio para asesorar a la compañía en torno a la polémica ley, de la mano del asesor de Longueira que le presentó y lo apitutó con Mujica.

 “Conocí a Francisco Mujica a través de un amigo, Carlos Feres, con quien estaba tomándome un café frente al Ministerio de Economía y llega Francisco Mujica. En esa ocasión le expliqué lo que hacíamos. Esto fue un año antes de este Servicio”.

Esto ocurrió en septiembre de 2011, especifica Álvaro Lavín Aliaga –primo de Joaquín Lavín y hermano de la concejala por Santiago, Carolina Lavín–, quien declaró como imputado el 21 de agosto ante la fiscal Ximena Chong en el marco de la investigación del caso Corpesca.

Carlos Feres encabezó las negociaciones por la Ley de Pesca como asesor del ex ministro de Economía, Pablo Longueira, y fue quien –según la declaración de Lavín– le presentó al ex gerente general de Corpesca, Francisco Mujica, actor clave en la trama que transformó a la compañía de los Angelini en protagonista del escándalo de las platas políticas junto a SQM y Penta.

El hijo del ex asesor –que también fue presidente de la Empresa Portuaria de Talcahuano–, Carlos Feres Ducci, emitió dos boletas presumiblemente falsas a SQM por un total de $12 millones.
El ex asesor de Longueira falleció este año. El coronel UDI y ex ministro de Piñera está vinculado a este y otros casos de aportes irregulares a la política, a través de varios nombres de su círculo político.

Un año después de aquel encuentro, y con la ayuda de Carlos Feres, la sociedad de Álvaro Lavín, Centro de Estudios Sociales y Ciudadanos, realizó dos trabajos para Corpesca por un total de $18 millones –uno en enero de 2012 por $3 millones y otro en septiembre por $15 millones–. Ambas facturas fueron ratificadas por la empresa ante el Servicio de Impuestos Internos (SII).

“Mujica se acordó de ti”

En 2013 y luego de 14 años en la empresa, Francisco Mujica tuvo que dejar su cargo en la pesquera del grupo Angelini a raíz de la polémica por las denuncias de donaciones a la entonces diputada Marta Isasi durante la campaña electoral de 2009, lo que habría sido la moneda de cambio para tener su respaldo a la Ley de Pesca aprobada a fines de 2012.

Pero el asunto no quedó ahí. Este año el ingeniero civil cobró nuevamente protagonismo luego de que se filtrara su declaración ante la Fiscalía por el caso Corpesca, en la que detallaba cómo el senador Jaime Orpis (UDI) solicitó y obtuvo aportes financieros de la compañía entre 2008 y 2010.

Poco a poco se ha ido develando la enorme influencia que el ejecutivo de Corpesca mantuvo antes, durante y después de la tramitación de la Ley de Pesca, conocida como Ley Longueira e ingresada al Congreso a fines de 2011. Influencia que montó dentro del Parlamento, así como del propio Gobierno, donde tenía línea directa con el entonces subsecretario de Pesca, Pablo Galilea (RN).

La declaración del pasado 21 de agosto de Álvaro Lavín es decidora, ya que detalla cómo llegó a trabajar a Corpesca de la mano del asesor de Longueira, Carlos Feres, que le presentó en un café a Mujica. Durante esa reunión “le ofrezco estar a disposición por si ellos pueden requerir estos servicios. Ya en esa oportunidad, yo le explico nuestras labores.

En esa fecha había bastantes detractores de la Ley de Pesca, y ellos como gremio advertían que había una estrategia comunicacional muy fuerte, suponiendo que detrás estaba Lota Protein”, señalaba Lavín Aliaga, haciendo referencia a la empresa noruego-danesa que por entonces pretendía adquirir mayores cuotas en el mercado local.

“Yo ahí le señalé que estaba a disposición. A Mujica le pareció interesante y quedó de avisarme cualquier cosa. Intercambiamos tarjetas me parece. Yo solía o tomar un café o almorzar con Carlos Feres y su señora bastante seguido. En ese contexto, en torno a mayo de 2012, me dice: Mira, Mujica se acordó de ti, y me pidió que le prepares una propuesta”, continúa su relato.

Luego, cuenta que por ese tiempo se juntó nuevamente con el gerente general de la empresa en el mismo café que quedaba abajo de la cartera que dirigía Longueira:

“Yo al señor Mujica le entregué personalmente la propuesta donde se incorporaba metodología, alcance, duración y valor. Se pactó un solo pago al finalizar el trabajo”.

Este trabajo consistía en un análisis de varias páginas sobre los actores, medios de comunicación y mensajes en el marco de la tramitación de la Ley de Pesca.

En total Corpesca pagó $15 millones por este estudio al Centro de Estudios Sociales y Ciudadanos. A esto se suman los $3 millones que ya había pagado a esta sociedad en enero de 2012. Este primer servicio, Álvaro Lavín Aliaga lo describe en su declaración como uno que se prestó a la sucursal de Iquique de Corpesca.

“Allá había un gerente de apellido Escobar. Ese Servicio se gestó a través de un amigo mío que es Felipe Rojas, quien actualmente es CORE, quien estaba trabajando para Corpesca. Aproveché un viaje que hizo Felipe Rojas, el que vino a Santiago para enviar mi propuesta a Corpesca. Lo que se planteó fue una encuesta sobre el entorno social y cultural en la ciudad de Iquique como primera fase, después en una segunda fase se iba a hacer una muestra con las personas que trabajan o se vinculan a Corpesca, y a partir de ello, se diseñaban capacitaciones. Solo se concretó la primera fase”, cuenta.

Felipe Rojas, ex gobernador de Iquique en el Gobierno de Piñera, prestó declaración como imputado ante la fiscal Ximena Chong en el marco de Corpesca.

El abogado de Álvaro Lavín, Sergio Rodríguez, señala que este concurrió “y prestó declaración en calidad de imputado. Él aportó los mismos antecedentes al SII que al Ministerio Público, pero incluso al SII le aportó mayores detalles. Lo que le preocupaba al Ministerio Público era cuál fue el destino de las platas. El SII no lo incluyó en la querella de Jaime Orpis. Está imputado pero no querellado. Expresamente el SII dejó constancia de que acreditó la veracidad de los trabajos”.

Una sociedad con redes gubernamentales

El Centro de Estudios Sociales y Ciudadanos fue constituido en febrero del 2009, según el Diario Oficial, y actualmente no está en funcionamiento, pero tampoco se ha realizado el término de giro, según detalla Lavín Aliaga en la misma declaración ante la Fiscalía. Ahí cuenta que él se unió como socio el 2010 y fue su representante legal hasta el 2012, año en que dejó su participación.

Entre los socios de esta sociedad, hubo otro ex asesor de Longueira en el Ministerio de Economía: Gonzalo Cornejo (UDI). Entre julio de 2011 y mayo de 2012 trabajó como asesor de Longueira en “materias de proyecto de ley, coordinar trabajos y estudios especiales asignados en materias legislativas” y también “realizar actividades de coordinación con parlamentarios”. Cornejo es cónyuge de la diputada Claudia Nogueira y fue alcalde de Recoleta entre 2000 y 2008, período en el que Álvaro Lavín se desempeñó como administrador municipal y jefe de proyectos en la Secretaría de Planificación Comunal (Secplac), entre otros cargos.

Otro socio del Centro de Estudios Sociales y Ciudadanos que ocupó algún cargo público durante el Gobierno de Sebastián Piñera, es Darío Chacón, quien según la declaración de Lavín Aliaga ya no es parte de la sociedad. Desde el 2010 al 2012, Chacón trabajó como Coordinador General de la División de Organizaciones Sociales (DOS) de la Región Metropolitana, cargo que depende de la Secretaría General de Gobierno (Segegob). Luego, entre 2012 y hasta marzo de 2014, fue seremi de Justicia por la Región de Tarapacá.

La última socia es la psicóloga Jessica Titelman.

Además de haber trabajado juntos en Recoleta, Gonzalo Cornejo y Álvaro Lavín tienen cuatro sociedades juntos, según consta en el Diario Oficial. En mayo de 2009 ambos constituyeron la sociedad anónima cerrada “Ciudades Digitales” junto a la periodista Irma Jara Velden, quien trabajó en la Subsecretaría de Energía (2010-2011) y luego en la Dirección General de Obras Públicas del MOP (2011-2013). Esta sociedad no tiene vigencia actualmente, de acuerdo a lo indicado por Álvaro Lavín a El Mostrador.

En junio de 2010, junto al abogado de la UDI, Mario Zumelzu –quien prestó declaración en el caso Corpesca como testigo a fines de octubre–; el ex diputado UDI y ex asesor legislativo de Evelyn Matthei y Víctor Pérez, Cristián Omar Letelier Aguilar; Cecilia Verónica Schlack Andrade y Juan Roberto Espinoza Barrio, formaron un estudio jurídico: Zumelzu, Cornejo, Letelier y Cía. Ltda. Letelier ya no es socio.

Ese mismo año Gonzalo Cornejo y Álvaro Lavín crearon dos sociedades. La primera, que fue constituida en septiembre, se llama Conéctate Global S.A. y se dedica a prestar “servicios de asistencia técnica educacional dirigida a establecimientos e instituciones de educación, sostenedores y comunidades escolares en general”.

La segunda es Inversiones Signum S.A. y fue constituida en noviembre. Ambas sociedades tampoco siguen activas, según dijo también Lavín a este medio.

El 2013, Álvaro Lavín fue asesor de los diputados UDI y recibió $18.448.000, según consignó Ciper.

Ley Longueira en la mira

“Cuando se tramitó la Ley de Pesca, yo participé harto en esa polémica por el lado de quienes perdimos, porque la ley que se aprobó no era la ley que queríamos, porque efectivamente fue una ley muy sesgada a favor de las industrias del sector. A mí me parecieron raras muchas de las explicaciones que dieron personas que votaron a favor del proyecto final de Longueira, porque no tiene ninguna lógica. Que me parezca rara no es evidencia, como tenemos ahora no solo con el senador Orpis sino que también están los e-mails de la (ex) diputada Isasi, donde una vez más la realidad le gana a la ficción”.

La reflexión es de Eduardo Engel y la compartió esta semana en Radio Zero. El economista apunta con claridad al señalar las sospechas respecto de la modificación de la Ley de Pesca a raíz de las nuevas evidencias que han surgido en los últimos meses. En particular, tras conocerse los correos de la ex diputada independiente Marta Isasi y el ex gerente general de Corpesca, Francisco Mujica.

“Martita, me alegro que estés regresando (al Congreso), por el lado de tu salud y además por el gran trabajo legislativo. Se nos vienen tiempos muy difíciles con las leyes pesqueras. Cuenta con ese monto, así que envíame algún documento contable para sacarte el cheque”, escribió el 17 de noviembre de 2011 el entonces gerente de Corpesca, el referido Francisco Mujica, a la ex parlamentaria.

Isasi le respondió: “¿Te sirve una boleta de honorarios? ¿O prefieres una por facturas de servicios? En la comisión estaré una vez más dando la gran pelea por la pesca. Dios mediante nos guiará, estoy segura. El jamás nos abandona”.

El miércoles pasado, La Tercera publicó estos y otros correos electrónicos que fueron rescatados desde el servidor computacional de la pesquera del grupo Angelini.

Posteriormente, la ex legisladora envió al ex gerente de Corpesca las coordenadas: “Estimado Francisco, mi jefe de gabinete (en esa época Esteban Zavala) ha estado tratando de comunicarse contigo. Por favor te solicito que lo puedas atender por asunto boleta”. Días después, Zavala extendió una boleta a Corpesca por $3 millones.

En julio de 2012, la ex congresista envió el siguiente correo electrónico desde su casilla Gmail a Mujica: “Muy estimado. Estoy muy contenta con el gol de no a la licitación. ¡Al final surtió efecto mi trabajo! Quiero hacer una propuesta en virtud de los 40. Te quiero proponer un adelanto pensando en la actividad del día del niño y de navidad y entiendo que se descontarán. Necesito 8, quedando en 32 la diferencia”. El correo finaliza con “un abrazo y a continuar ganando batallas para ganar la guerra. Marta”.

Según fuentes ligadas a la investigación, los montos que aparecen en este correo corresponderían a cifras en millones de pesos, posiblemente pactados entre la ex diputada y la pesquera.

A fines de julio, Isasi detalla el presupuesto y adjunta un archivo que se llama “día del niño Marta Isasi”, donde señala: “Estimado, adjunto presupuesto detallado. Además va presupuesto de confites, de estos requiero 140 cajas de saquitos de fruta y 10 cajas de yogueta surtida. Muchas gracias, Marta”.

En el archivo venía un presupuesto que incluía a personajes infantiles, animadores, escenario, sonido y generadores de electricidad. Todo por un monto de $7.810.000 más IVA.

La influencia de Mujica en el Congreso no solo se habría remitido a Isasi. Hace unos días La Tercera develó, a través de la publicación de unos correos electrónicos, cómo accionaba el ex ejecutivo en el Parlamento, por medio de indicaciones, revisando los discursos de los parlamentarios o influyendo políticamente en los debates.

Estos correos se suman a los que hace algunas semanas publicó El Mostrador sobre el fluido intercambio entre Francisco Mujica, de Corpesca, y el ex subsecretario de Pesca de Sebastián Piñera, Pablo Galilea. Estos dejaron en evidencia la línea directa que tenía el ex ejecutivo de la pesquera de Angelini para proponer los invitados a encuentros sobre la Ley de Pesca e, incluso, para acceder a información reservada sobre el sector.

Fuente: El Mostrador

DEJA UNA RESPUESTA