Mundial de Rugby: Los All Blacks se Consagraron como el Mejor Equipo de Todos los Tiempos

0
51

No por nada más de un experto en este deporte dice que estos All Blacks son el mejor equipo de rugby de todos los tiempos.El equipo nacional de Nueva Zelanda derrotó con contundencia a su similar de Australia en la final del Mundial de Inglaterra por 34 a 17 y son campeones otra vez, igual que en 2011 cuando fueron locales. Sus números son impresionantes. Están entre los cinco equipos más dominantes en todos los deportes, en todos los tiempos.

Los Wallabies parecían ya no tener oportunidad frente a los jugadores de indumentaria negra cuando en el primer minuto del segundo tiempo ya perdían por 21 a 3.

A pesar del gran esfuerzo australiano, poco se podía hacer contra unos All Blacks que saltaron al terreno de juego decididos a retener la corona.

Además contaban con el apoyo abrumador de la mayoría del público asistente a la final jugada en Twickenham (Londres), considerada la catedral mundial del rugby.

Imparables

“Casi todos querían que ganaran los de negro. Son la marca registrada de este deporte, el ejemplo, el espejo, son todo”, reseñó Sergio Stuart, periodista del diario argentino Olé.

“La final que merecía un gran Mundial Y para que no queden dudas que los All Blacks han sacado mucha diferencia con el resto, ¡mucha!”, añadió Roberto Acosta, director del portal deportivo boliviano Late.com.bo.

En los últimos cuatro años, los All Blacks han ganado 48 de los 53 partidos que han disputado (89%) y sólo han perdido tres veces: ante Inglaterra en 2012, Sudáfrica en 2014 y Australia en agosto de este año.

Son el primer equipo de rugby en ganar el Mundial dos veces seguidas.

El sábado 31 de octubre sumaron su tercera corona, antes de las copas de 2015 y 2011 la ganaron en 1987.

Impulsados por su intimidante “haka” antes de cada partido y liderados por el experimentado Daniel Carter, la dinastía neozelandesa parece inquebrantable.

El equipo más dominante de la historia del rugby

Vestidos de negro, con la insignia de un helecho plateado en el pecho, los All Blacks son la fuerza que arrasa con todo lo que le sale al paso en el mundo del rugby.

Históricamente, el equipo que representa a Nueva Zelanda, tiene un 76% de victorias lo que refleja su poder dominante, supremacía que ha acentuado desde que ganó el Mundial de Rugby en 2011.

En los últimos cuatro años, los All Blacks han ganado 42 de los 47 partidos que han disputado (89%) y sólo han perdido tres veces: Inglaterra en 2012, Sudáfrica en 2014 y Australia el mes pasado.

Lideran la clasificación del rugby desde hace seis años y han ocupado ese lugar en 10 de los 12 años desde que se estableció la clasificación en 2003.

Es tal su trascendencia que el símbolo del helecho que los representa está incorporado en tres de los cuatro diseños que aspiran a convertirse en la nueva bandera oficial de Nueva Zelanda.

Pero ¿cuál es la clave de esta máquina ganadora? ¿Cómo es que aparecen los jugadores? ¿Cómo se desarrolló y evolucionó la cultura que los mantiene en la cima del rugby?

El experimentado jugador de los All Blacks, Conrad Smith, contó en BBC Mundo cinco aspectos que forman los pilares del equipo que por primera vez ganó dos mundiales consecutivos.

“Siempre es abrumador. Llegas con todo eso de que ‘el sueño se hace realidad’ y estás muy nervioso, pero la idea es hacer sentir al nuevo bienvenido”.

“No podemos permitirnos de que los jugadores nuevos se sientan abrumados por mucho tiempo, queremos que se expresen, que sean ellos mismos, que muestren la razón por la que fueron seleccionados”.

“No queremos que se escondan en su propia caparazón, queremos que aprovechen la oportunidad y que están listos para cumplir con lo que se les pide, sea dentro o fuera del campo”.

“Creo que casi sin equivocación que después que los novatos juegan su primer partido, ellos se sorprenden de lo cordial que es todo el ambiente”.

“No es que haya un papel que diga exactamente lo que tienes que hacer. Sólo te dicen que eres un All Black y las grandes expectativas que eso conlleva”.

“Se espera que sepas lo que es correcto y lo que está mal. Si no estás seguro, le preguntas a alguien que ha estado más tiempo y te dará una respuesta muy clara. De esa manera aprendes lo que es bueno para el equipo”.

“No hay un sistema de amigos, colegas. Hay algunas formalidades que normalmente ocurren al empezar una nueva campaña. El entrenador tal vez dice unas palabras, pero mucho se trata, y es de lo que estamos hablando, que los líderes lideran”.

“Si algo no está funcionando no miras a los nuevos jugadores, si no que buscas hacia los líderes y cómo ellos no han cumplido”.

Escrutinio

“A veces es difícil lidiar con las expectativas de los aficionados. Es un reto, pero lo aceptas, te das cuenta que puede ser algo positivo si lo usas de la manera adecuada”.

“Es impresionante el apoyo cuando las cosas van bien. Es por eso que queremos ser un All Black, todos soñamos con serlo porque todos aman el equipo”.

“De allí la importancia de estar seguro de lograr un balance, que no te dejas llevar por eso y pensar que es abrumador y que te está estorbando en tu vida privada”.

“Debes aprender temprano la manera de sacártelo de la mente y distanciarte de la presión y el escrutinio público. Si no tienes eso será una vida muy dura. Realmente no sobrevives como un All Black si no aprendes rápido”.

“Te tienes que ser capaz de relajarte y darte cuenta de que sólo es un juego. Los que tienen hijos van y pasan tiempo con sus familias y sabe lo que es importantes. Cada uno tiene su propia forma de hacerlo y los All Blacks lo han aprendido más que nadie”.

Desarrollo

“Para alguien como yo, que he estado por mucho tiempo, tienes que mostrar que hay diferentes formas de jugar”.

“Tienes que estar observando las manera en que se está jugando, como los más jóvenes u otros jugadores están haciendo la cosas en tu posición, o hacia dónde va el juego. Al máximo nivel en la élite deportiva no puedes estancarte nunca o te sobrepasarán”.

“Estoy seguro que para los entrenadores de los All Blacks no debe ser fácil hablar con Richie McCaw (uno de los mejores jugadores de los All Blacks) y decirle que debería hacer algo diferente a lo que está acostumbrado, o cuestionar si lo está haciendo bien”.

“Pero eso es lo que haces. En todo el tiempo que he estado el equipo técnico han sido buenos motivando pero también exigiendo a los jugadores, exigiendo al equipo, de qué estamos haciendo y por qué lo hacemos. Es un parte crucial de todo”.

Ambición

“Das un vistazo a la historia y el reto es dejar en claro con cada jugador que cada selección tiene que agregar un poco al legado”.

“Eso es muy importante, que no te abrume la historia sino que te adhieras a ella y le quieras agregar algo”.

“Siempre hay algo que ganar, rachas que extender, hay equipos contra los que no quieres ser el primero en perder. Siempre hay algo más para lograr y esa sed de querer algo más es inmensa dentro del equipo. Tu no quieres sólo formar parte del equipo, tu lo que quieres es añadir tu parte a él”.

“Nadie ha ganado el Mundial dos veces consecutivamente, y eso es algo muy motivante para todos, pero particularmente para el grupo que formamos”.

“Cuando hablamos del legado de los All Blacks, hay muchas cosas que se y han hecho antes, pero de tanto en tanto encuentras algo que ningún equipo de los All Blacks lo ha logrado”.

“No hemos tenido mucho éxito en los Mundiales fuera de nuestro país, particularmente en los que se han disputado en el hemisferio norte. Por lo que ganar dos mundiales seguidos, o una Copa lejos de casa, son más que motivadoras”.

“No tenemos que hablar mucho de eso, es la belleza de este equipo. No toma mucho tiempo porque cada uno está consciente de eso. Es algo que arde muy profundo dentro todos los jugadores”.

Los All-Blacks de Nueva Zelanda entre las 5 selecciones más dominantes en la historia del deporte

“Estoy seguro que los All Blacks se preparan siempre para arrancarnos la cabeza”.

La frase es de Heyneke Meyer, el técnico de la selección sudafricana de rugby, hablando de quien fue su rival en la semifinal del Mundial de Rugby que se disputó la semana anterior: la selección de Nueva Zelanda, conocidos comos los All Blacks.

Que los All Blacks sean considerados uno de los mejores equipos del rugby no es novedad.

Lo que sí parece quedar en evidencia tras su victoria en este Mundial es que este equipo es tal vez el mejor de toda la historia de los All Blacks.

Fue un contundente 34 a 17 sobre Australia en Twickenham, considerada la catedral de este deporte.

Y los números parecen confirmarlo: el equipo conocido por erizar la piel al comienzo de cada partido con la danza del “haka” tiene un 76% de victorias, lo que refleja su poder dominante.

La supremacía neozelandesa se ha acentuado desde que ganó el Mundial de Rugby en 2011.

En los últimos cuatro años, los All Blacks han ganado 48 de los 53 partidos que han disputado (89%) y sólo han perdido tres veces: ante Inglaterra en 2012, Sudáfrica en 2014 y Australia en agosto de este año.

Y con la victoria del sábado es la primera selección en ganar el Mundial de forma consecutiva.

“Estos All Blacks son el mejor equipo de la historia”, sentenció Meyer.

Inspirados por los All Blacks, en BBC Mundo quisimos indagar sobre algunos de los equipos que fueron reyes y señores de sus disciplinas a lo largo de la historia del deporte.

El “Dream Team” de basquetbol

Si existe un equipo que tenga un paralelo con los All Blacks en el mundo es la selección de basquetbol de Estados Unidos, que muchos llaman el “Dream Team” (Equipo de ensueño).

Desde la autorización de jugadores profesionales de la liga profesional (NBA, por sus siglas en inglés) en los Juegos Olímpicos de 1992, Estados Unidos ha mostrado su poderío ganando cinco medallas doradas: Barcelona, Atlanta, Sidney, Pekín y Londres.

También se ha quedado con los mundiales de 2010 y 2014.

Y aunque por el equipo han pasado grandes jugadores como Lebron James, Shaquille O’Neal o Dwyane Wade, fue la selección de 1992 la que es considerada como el real “Dream Team”.

La alineación titular es considerada una de las mejores combinaciones deportivas de la historia: el escolta de los Chicago Bulls, Michael Jordan, el base de Los Angeles Lakers, Earvin “Magic” Jonhson, el alero de los Boston Celtics, Larry Bird, el ala de los Jazz de Utah, Karl Malone, y el ala de los Suns de Phoenix, Charles Barkley.

El scratch brasileño

El fútbol lo inventaron los ingleses, pero lo bailan los brasileños.

Aunque la selección “verdeamarela” no ha tenido un dominio tan claro como los All Blacks o el Dream Team, ha sido el equipo más regular en la historia del fútbol.

Ha sido la única selección en ganar cinco Mundiales: 1958, 1962, 1970, 1994 y 2002.

Y en cuestión de títulos, el único que le falta conseguir es el torneo olímpico.

Pero si hablamos de dominio y perfección tendremos que referirnos a la selección de 1970, el llamado “scratch de oro”, conformado por una nómina de lujo liderada por el que es considerado por muchos el mejor jugador de la historia, Pelé.

Aquel equipo, que tuvo un rendimiento del 100% en México, también tenía figuras como Jarzinho, Gerson, Tostao y el capitán Carlos Alberto.

La “Máquina Roja”

Nunca el poder de la Unión Soviética fue tan absoluto en alguna superficie como en el hielo. Y en especial con su selección de hockey.

Desde su creación en 1952, ese equipo, apodado la “Máquina Roja”, ganó 22 mundiales de los 34 que disputó, pero su poderío quedó sobre todo en evidencia en los Olímpicos: participó en nueve ocasiones y consiguió siete medallas de oro y dos de plata.

Uno de sus símbolos no fue un delantero o un técnico, sino un portero: Vladislav Tretiak, la leyenda del arco, considerado por varios especialistas como el mejor jugador de la historia de este deporte.

Era tanto el respeto que le tenían, que la victoria del equipo olímpico de EE.UU. sobre la Máquina Roja en la semifinal de los juegos de invierno de Lake Placid, en 1980, fue bautizado como “El milagro sobre hielo”, uno de los eventos deportivos del siglo XX.

Sin embargo, todo quedó en historia con la disolución de la URSS en 1991.

Colombia sobre patines

De los últimos 15 campeonatos mundiales de patinaje que se han realizado desde 2000, Colombia, además de ser la actual campeona, se ha llevado 12 títulos, superando a Estados Unidos que se ha quedado con tres.

Una de las disciplinas insignia del deporte colombiano ha lanzado a las pistas nombres tan importantes como la séxtuple campeona mundial Cecilia Baena, Kelly Martínez, Pedro Causil y Luz Mery Tristán, entre otros.

Actualmente el patinaje de velocidad sobre ruedas está buscando ser parte de los Juegos Olímpicos, pero ha sido descartado para los certámenes de Río 2016 y Tokio 2020.

Algunas fuentes señalan que una de las razones por las que el Comité Olímpico Internacional no lo acepta es porque el dominio colombiano y estadounidense no deja espacios para la competencia de otros países.

Leave a Reply