Violencia Racial se Propaga por Estados Unidos

0
222

 

Después de conocerse que el policía Darren Wilson no será procesado por matar al joven afroamericano Michael Brown, miles de personas en EE.UU. han salido a las calles para protestar contra un veredicto que consideran injusto y la policía ha detenido a cerca de 300 personas. Desafiante, Wilson ha declarado que no está arrenpido, y que llegado el caso, lo volvería a hacer.

 

La imagen de una patrulla policial en llamas es quizás una de las postales más gráficas de cómo la violencia se desató con furia en Ferguson,tras la polémica decisión de un gran jurado que dejó libre de cargos al oficial de policía Darren Wilson, quien dio muerte a tiros al joven afroamericano de 18 años, Michael Brown, un fallo que despertó de la peor manera la tensión racial siempre latente en Estados Unidos. Los gritos de protesta de la comunidad de Ferguson se extendieron a las principales ciudades norteamericanas como  New York, Washington, Seattle, Los Angeles, Oakland, y Chicago, donde se registraron multitudidarias manifestaciones.

Los hechos, ocurridos en agosto, ya habían desatado una ola de disturbios en esa localidad del estado de Missouri. Ahora, la tensión estaba instalada nuevamente a la espera de si el jurado formularía cargos en contra del oficial blanco por brutalidad policial, especialmente por haber disparado en seis ocasiones hacia el joven de color en circunstancias que éste no se encontraba armado.

El veredicto del jurado,  integrado por nueve blancos y tres negros, se habría basado en que no existían pruebas suficientes para probar el exceso policial. Apenas se supo la decisión, se iniciaron las protestas de la comunidad afroamericana, seguidas de una serie de disturbios, incendios de edificios y saqueos.

Bajo las consignas “no hay justicia, no hay paz”, los manifestantes de Ferguson se enfrentaron a la policía que utilizó gases lacrimógenos para dispersar a una masa enfurecida y detuvo a un centenar de personas.

Horas más tarde, los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad se replicaron en las principales ciudades norteamericanas: New York, Washington, Seattle, Los Angeles, Oakland, y Chicago. En pleno Times Square, manifestantes arrojaron un líquido que imitaba sangre al rostro de uno de los oficiales de policía.

El  padre de Michael se mostró devastado ante la determinación judicial.”Estamos profundamente desilusionados por el hecho que el asesino de nuestro hijo no tendrá que responder por sus acciones”, afirmó ante la prensa, y más tarde llamó a la calma señalando que “responder a la violencia con violencia no es la respuesta”.

Según diferentes estudios, los negros en Estados Unidos tienen menos riqueza y menos ingresos que los blancos, más probabilidad de ser encarcelados y menos probabilidad de completar un grado universitario.

Wilson, polícia que mató a Michael Brown: “Lo volvería a hacer”

El policía que disparó contra Michael Brown causándole la muerte el pasado 9 de agosto en Ferguson (Missouri, centro-este de EE.UU.), Darren Wilson, dijo en una entrevista exclusiva con un canal estadounidense que está tranquilo y defendió su accionar.

El agente señaló que tomó la decisión de disparar contra el joven afroamericano porque temía por su vida, a pesar de que testigos aseguran que Brown estaba desarmado y con las manos en alto.

“Después de que me encarase decidí disparar. Hice una ronda de disparos y después paré. Me di cuenta de que al menos uno de los disparos le había alcanzado. No sé dónde pero vi cómo su cuerpo se retorció un poco” dijo Wilson.

Agregó que paró y gritó que se detuviese, pero al ver que corría de nuevo “realicé otra ronda de disparos. Y de nuevo al menos uno de ellos le alcanzó, porque vi cómo se retorcía”.

Este lunes el Gran Jurado de Estados Unidos, determinó que aunque “no hay duda de que Darren Wilson disparó contra Michael Brown” no se formularán cargos en su contra.

Esta decisión causó indignación a nivel mundial y sobre todo en la población de Ferguson, quienes ahora se sientes desprotegidos porque este tipo de actos de no condenen.

La familia Brown emitió un comunicado donde señaló sentirse “profundamente decepcionados” y llamaron a mantener la calma. “No hagamos solo ruido, hagamos la diferencia”, dijeron.

DEJA UNA RESPUESTA