Masivo Pesar por Asesinato de Estudiantes

0
43

Consternación, dolor, pesar, rabia, produjo entre estudiantes, profesores y ciudadanas y ciudadanos, el asesinato de los jóvenes Exequiel Borbarán y Diego Guzmán, ambos estudiantes de la Universidad Santo Tomás de Viña del Mar y este último, militante del Comunal Quillota de las Juventudes Comunistas (JJCC) de Chile.

 

La noche del jueves 14 de mayo y primeras horas de la madrugada del 15 de mayo, hubo velatones y manifestaciones en Valparaíso, Santiago, Concepción, Talca y La Serena, para expresar el dolor por la muerte de los dos muchachos y repudiar el hecho criminal.

El presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, y la secretaria general de las JJCC, Karol Cariola, concurrieron, junto a dirigentes sociales, políticos y estudiantiles, a la velatón en la Plaza Baquedano de Santiago y solidarizaron con los familiares, compañeros y amigos de las dos víctimas.

Tanto Teillier como Karol plantearon su repudio al vil asesinato, expresaron que con la muerte de Exequiel y Diego se pierden dos luchadores sociales, respaldaron la lucha del movimiento estudiantil y exigieron que frente a este hecho se haga justicia.

Medios de prensa informaron que el Ministro del Interior, Jorge Burgos, se contactó con el presidente del PC para hacerle llegar las condolencias por la muerte del militante de las JJCC.

La Bancada del Partido Comunista emitió una declaración donde manifestó que “estos dos jóvenes han caído luchando por transformar nuestra sociedad, son hoy héroes de nuestro pueblo”. En el texto se aseveró que “nos sumamos al más profundo rechazo a estas muestras de odio, que se traducen en actos irracionales que han costado la vida de dos jóvenes luchadores sociales”.

Valentina Saavedra, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), concurrió a la manifestación en Santiago y dijo que “las diferencias quedan de lado (en estas situaciones)”. Añadió que “a cualquiera de nosotros nos pudo haber pasado y ninguno de nosotros es delincuente”. Indicó que los jóvenes asesinados “estaban haciendo uso de su libre expresión y de ocupar las calles como todos los estudiantes lo hicimos hoy día”. Enfatizó que “no puede ser que la propiedad privada valga más que la vida de las personas, que se defienda la propiedad privada por sobre las vidas”.

El presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (Feuc), Ricardo Sande, declaró que “esto es algo que como dirigentes nos duele mucho, porque es un compañero que está en las calles defendiendo sus ideales y no se puede comprender un acto como éste”.

Ricardo Paredes, de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones), sostuvo que “ni siquiera estamos hablando de represión del Estado, estamos hablando de violencia civil, ése es el legado que ha dejado la Dictadura, el odio de unos con otros”.

El Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, se mostró conmocionado por el hecho y declaró que se trata de “una noticia terrible, realmente estoy sin palabras. Creo que para toda la gente que vive en torno a las universidades es un hecho lamentable y por supuesto damos las condolencias a los familiares; realmente es una noticia muy trágica”.

La diputada del Partido Comunista, Camila Vallejo, hizo un llamado a que “se deje de criminalizar la protesta social, hay una odiosidad que se incrementa, también hacemos un llamado a que los medios de comunicación contribuyan a que no se siga criminalizando la protesta social”.

El director del Instituto Nacional de la Juventud (Injuv), Nicolás Preuss, repudió el crimen de los dos estudiantes chilenos. Declaró que “hoy vemos con orgullo como los grandes cambios son impulsados por los jóvenes. Son ellos los que salen a la calle a reclamar por más y mejor educación, y estos dos estudiantes estaban marchando en busca de una respuesta a sus demandas”.

Agregó que “como Instituto Nacional de la Juventud expresamos toda nuestra solidaridad a sus familias. Los jóvenes tienen derecho a expresarse por lo que encuentran injusto o requieren, y no terminar por ningún motivo de la forma como culminó la manifestación realizada en Valparaíso. Nunca más queremos esto en Chile”.

La trágica noticia fue reportada en varios medios de prensa a nivel mundial. Y desde España llegó un saludo solidario de Izquierda Unida, donde se expresó: “Recibid nuestro mas profundo pésame y nuestra solidaridad por el asesinato vil de Exequiel Borbarán y Diego Guzmán Farías, mientras participaban en una movilización popular estudiantil. Los dos jóvenes han dado su vida por la patria chilena, por los derechos de la juventud chilena y por el noble anhelo de alcanzar la transformación social y política de Chile”.

El gobierno repudió el asesinato de los dos estudiantes y Mónica Arancibia fue designada Fiscal Preferente para seguir el caso.

Exequiel Borbarán y Diego Guzmán, habrían sido asesinados por disparos de bala ejecutados por  Giuseppe Briganti, en cuyo domicilio se encontró el arma, 5 millones de pesos y droga. Este sujeto registra varias detenciones desde el año 2010 por agresiones e informes de prensa indicaron que en redes sociales se jactó de usar armas.

Fuente: El Siglo

CUT participó en velatón en homenaje a dos estudiantes asesinados

Una delegación de la Central Unitaria de Trabajadores, encabezada por la Presidenta, Bárbara Figueroa, y el Vicepresidente, Nolberto Díaz, se hizo presente en la velatón que se realizó en Plaza Italia en honor a Diego Guzmán y Exequiel Borbarán, quienes recibieron disparos de un civil tras la marcha por la educación en Valparaíso.

“No podemos permitir que se naturalice la violencia en el marco de los grandes cambios que Chile requiere y reclama” dijo Bárbara Figueroa en su intervención en el acto en Plaza Italia.

Agregó que “el llamado es a fortalecer la unidad, sabemos que podemos tener diferencias, pero no podemos perder la fraternidad para construir una sociedad en paz”

“Esto le duele a Chile, nos duele a todos y todas las que creemos en la democracia y en la necesidad de transformaciones que hagan más justo nuestro país” agregó Figueroa.

En diversos puntos del país se realizaron homenajes a los dos jóvenes estudiantes de la Universidad Santo Tomás, que tras un confuso incidente con un vecino que se molestó porque alguien rayó su pared tras la marcha por la educación, recibieron disparos del hijo del dueño de casa, en un acto irracional que hoy investiga la justicia.

La CUT se sumó así al llamado de justicia levantado transversalmente.

Leave a Reply