¿Por Qué Gana la Banca a Pesar del Bajo Crecimiento de la Economía?: Mecanismo de la Engorda en Clave Neoliberal

0
280

A pesar del menguado crecimiento de 2% del PIB en 2014, las utilidades de la banca se empinaron sobre 4 mil millones de dólares, equivalentes a un 28,5% sobre el año anterior. En En 2013 la industria había acumulado un nada desdeñable 13,5% la utilidad. ¿Cómo se explica el crecimiento de las utilidades de la banca, mientras el país se empobrece?. Misterios de la República neoliberal. Entérese en la siguiente nota.

 

Bancos de fiesta: ritmo de expansión de utilidades se duplica y Saieh engorda su bolsillo

Héctor Cárcamo

Pese a la baja sostenida de la Tasa Máxima Convencional (TMC) y los créditos creciendo a un ritmo menos alentador que el año anterior, el sector bancario igualmente la rompió en 2014. Y es que aun cuando la economía se enfrió drásticamente –abriendo el año con perspectivas de crecimiento cercanas a 4% y cerrándolo con menos de 2%– los bancos se vieron favorecidos por el alza de la inflación, que llegó a 4,6% y permitió que este sector ganara más de US$ 4.000 millones.

Los bancos tienen en sus balances activos y pasivos. Los primeros incluyen principalmente créditos otorgados a distintos clientes, mientras los segundos corresponden a las platas que captan del mercado, como depósitos a plazos y bonos, recursos que luego los invierten en activos que componen parte importante de su negocio.

Ambos están pactados en UF, pero con mayor importancia en los activos. Como la inflación subió más de lo normal (rango de 2% a 4%), hizo que la UF aumentara su cotización en un 5,65% (en 213 había crecido poco más de 2%), con lo que elevó el valor de los pagos –pese a la baja en los intereses– que hace el cliente al banco y permitió que crecieran las utilidades a través del ítem de reajustes.

Así lo explicó la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (Abif), que si bien omitió publicar la tasa de crecimiento de las utilidades y reemplazó la rentabilidad sobre patrimonio por el retorno sobre patrimonio, concentró sus explicaciones en señalar que la UF fue su gran aliado.

Según el gremio, si se excluye el efecto del reajuste neto derivado de la variación de la UF, la rentabilidad sobre activos habría caído.

Lo cierto es que los bancos celebraron en grande. En 2013 habían ganado poco más de US$ 3.600 millones y ahora superan los US$ 4.000 millones, cifra que se ve aminorada además por un dólar casi un 15% superior al de un año atrás. Con un dólar similar al del cierre de 2013, la cifra habría superado los US$ 4.600 millones. Una mina de oro.
Grandes crecen pero menos

Los ejes estructurantes del sistema financiero son Banco de Chile, Santander y BCI. Entre los tres concentran más del 60% de las ganancias. Sin embargo, el chorreo en la banca funcionó con mayor fuerza el año pasado, pues las tres mayores instituciones, luego de representar exactamente dos tercios de las utilidades del sector (66,55%) en 2013, pasaron a captar el 61,19% en 2014, viendo cómo otros actores tomaban parte de la torta.

Entre los tres principales lograron US$ 2.440 millones: El banco de la familia Luksic alcanzó el 24,37% de las ganancias del sector (reduciendo casi tres puntos porcentuales su tajada), mientras que el de capitales españoles logró el 22,69% (un punto y medio menos). Finalmente, el banco de Luis Enrique Yarur obtuvo el 14,4% (1,8 puntos de mercado menos).

En 2014, en tanto, otros bancos asomaron con fuerza. Uno de los más beneficiados fue CorpBanca, la entidad controlada por el grupo Saieh, que se consolidó definitivamente como el cuarto banco de la plaza en ganancias, alcanzando el 93,3% de mercado y más de US$ 372 millones.

La consolidación de la operación en Colombia está rindiendo frutos y, si bien aun no logra captar todo el potencial del aumento en el tamaño de su banco gracias a la compra de Helm Bank y de la filial de Santander en ese país, ya logró un salto cualitativo en su posición. De hecho, el buen desempeño del país cafetero permitió elevar en 46% las ganancias en 2014, largamente sobre el crecimiento del mercado.

De esta forma el empresario podrá recibir más de $ 56.000 millones en dividendos si mantiene la política acordada de distribuir el 50% de las utilidades del año. La cifra es superior a los $ 45 mil millones que retiró en 2013, pese incluso a que ese año se repartió el 57% de las ganancias. Si en 2014 CorpBanca hubiese mantenido la repartición del 57%, la caja pagadora del grupo, que es el banco, le habría aportado más de $ 64 mil millones.

El mayor dividendo llega en el momento justo. Luego de inyectarle casi US$ 300 millones a SMU a fines de 2013 para mantenerla a flote, hace una semana Saieh anunció que comprará el 13% que tenía la familia Rendic en la supermercadista, operación valorizada en US$ 170 millones.

Aunque para enfrentar sus otros compromisos Saieh ha acudido a la línea de más de US$ 1.000 millones que le dio a buen precio el Banco Itaú, como parte del compromiso adquirido hace un año con motivo de la fusión que aún no se concreta entre ambas entidades.

Su poder de mercado será aún mayor cuando se haga efectiva la fusión con Itaú Chile, pues concentrarán el 12,8% de las ganancias del sector, pisándole los talones a BCI.
Los otros ganadores

BBVA elevó en un 45% sus ganancias anuales en 2014, con más de $ 73 mil millones, lo que le permitió revertir la tendencia que traía luego que sus utilidades bajaran en 2013 y cayera a un market share en beneficios de 2,67%. El 2014 lo cerró con más de 3% del mercado, aunque sigue lejos de alcanzar niveles pasados.

Banco Estado, en tanto, revirtió también la línea descendente de su posición en el mercado a nivel de ganancias. Los $ 165 mil millones que ganó en 2014, fueron un 60% más que en 2013 y le permitieron pasar de tener el 5,47% de las utilidades del sector hace un año, a un 6,83% a fines del último ejercicio.

Otro de las entidades de tamaño medio que sacó ventaja del buen 2014 en sus ganancias fue Banco Security, que pasó de tener el 1,7% del sector a un 2,3%, gracias al crecimiento de 70% de la última línea.

Entre los bancos retail las sonrisas también cundieron. Banco Ripley quintuplicó sus utilidades, pasando de $ 8.600 millones a $ 47 mil millones y llegando casi al 2% del mercado, tras estar por debajo del 0,5% de la industria en ganancias. Falabella también dio un salto cualitativo de 65%, subiendo de un 1,4% de las utilidades de la industria en 2013 a 1,81% en 2014.

Finalmente, Banco Consorcio también comenzó a gozar de tener un banco. En 2013 había ganado $ 21 mil millones, cifra que más que duplicó en 2014, alcanzando los $ 43 mil millones. Y Scotiabank, tras siete años de haber entrado a Chile, superó en 55% de las ganancias de 2013 y cruzó a la línea de los $ 100 mil millones de utilidades.

Fuente: El Mostrador

DEJA UNA RESPUESTA