Un Problema Hediondo y Catingudo: Recolectores de Basura Llevarán Paro ‘Hasta las Ultimas Consecuencias’

0
244

Unos 34 mil trabajadores de aseo y recolectores de basura iniciaron hoy un paro indefinido de actividades en todo el país, en demanda de mejoras salariales y de sus condiciones de trabajo. El problema no es sólo que su protesta ya se hace sentir en todoel país, sino que el Gobierno y la Asociación de Alcaldes se tiran recíprocamente la pelota. Por de pronto, el paro continúa mañana, martes.

 

Participan en la protesta las dos mayores federaciones de recolectores de basura del país, que agrupan al 72 por ciento de los empleados del rubro.

Sólo en la Región Metropolitana el paro compromete a 18 mil trabajadores, y como consecuencia de ello se acumulan 12 mil toneladas diarias de basura.

Los manifestantes demandan sustanciales aumentos en sus remuneraciones: que los choferes, que actualmente ganan 400 mil pesos al mes, pasen a ganar 700; los auxiliares suban de 220 a 450 mil pesos y los barrenderos pasen de ganar el sueldo mínimo (193 mil) a 300 mil pesos.

“Lo que nosotros estamos buscando es que el Gobierno sea interlocutor. Esta denuncia está hecha a ellos, porque han sido muy permisivos. Ellos han permitido que se creen todo este tipo de abusos, por lo tanto, el Gobierno tiene un rol fundamental en esta demanda que estamos haciendo nosotros”, dijo a radio Cooperativa el presidente de la Federación de Trabajadores de Empresas de Aseo, Jardines y Rellenos Sanitarios, Armando Soto.

“La protesta se llevará adelante hasta las últimas consecuencias, hasta que nosotros salgamos de La Moneda con un documento firmado que establezca que los trabajadores van a ganar los sueldos que nosotros estamos pidiendo y establezca que no va a haber más jornadas de 12 horas diarias” -agregó el dirigente- “no podemos estar viviendo de la caridad de la gente, vivimos de la limosna que nos da la gente en la calle, pues actualmente un auxiliar recolector gana 250 mil pesos mensuales, y el resto del sueldo mensual lo complementa con donaciones de la gente”.

“Eso no puede ser: nosotros hacemos una labor de utilidad pública y que está relacionada con la salud, con el medio ambiente, entonces merecemos un poco de respeto”, agregó.

“Basta de abusos”, “No más horarios esclavos” y “Sueldos decentes, no migajas” son parte de las consignas que se leen en los carteles de los trabajadores en Quilicura. “Que nos paguen un sueldo como corresponde”; “Estamos luchando para que el Gobierno vea el trabajo que nosotros realizamos”; “Queremos un sueldo digno”, verbalizan los propios recolectores.

Radicalización

Los trabajadores de aseo y recolectores de basura amenazan con radicalizar la paralización que iniciaron este lunes en demanda de mejoras salariales y de sus condiciones laborales.

Los dirigentes exigen la instalación de una mesa de trabajo con las empresas, los municipios y el Gobierno. De no acogerse esta petición, advierten que están dispuestos a adoptar “otro tipo de medidas”.

“Tenemos camiones cargados con 12 mil kilos cada uno y podemos usar medidas extremas” como “botar la basura en las calles”, advirtió Armando Soto, quién tampoco descartó la idea de “unir a la gente y marchar hacia La Moneda” para presionar en la búsqueda de una solución.

Junto con paralizar la recolección de basura durante el día de hoy, los manifestantes mantienen bloqueados con camiones los accesos a los tres rellenos sanitarios correspondientes a la Región Metropolitana: Santa Marta (Talagante), Santiago Poniente (en Rinconada de Maipú) y Lomas Los Colorados (Tiltil).

Armando Soto subrayó que los trabajadores están decididos y no van a cejar en la lucha por la mejora de sus condiciones:

“Esperamos que esto se solucione. No es nuestra intención hacer amenazas ni cosas por el estilo, pero si nos llevan a ello vamos a hacerlo. Estamos jugando nuestra opción y no tenemos otra. Nosotros no vamos a renunciar a nuestras peticiones, ya que consideramos que por muchos años se ha abusado demasiado con los recolectores del país, y esa situación no puede seguir así. Nosotros sabemos lo importante que somos para la sociedad, sabemos lo que significa nuestra labor relacionada con el medioambiente, con la salud pública. Por lo tanto, queremos que de una vez por todas se haga el reconocimiento que merecemos”.

Armando Soto explicó que desde los municipios las licitaciones se le entregan a las empresas que cobran más barato y, como consecuencia de ellos, las jornadas de los trabajadores son cotidianamente vulneradas:

“Aquí hay una responsabilidad compartida de todos y los grandes perdedores somos quienes ejecutamos la labor sucia, porque trabajar recolectando basura no es fácil y en este minuto somos la última generación de recolectores. No hay gente en Chile que quiera trabajar en este sector. Por tanto, ésta es la oportunidad que tiene el Gobierno para mejorar nuestras condiciones, si no va a tener muchos problemas”.

Hoy en Chile “nadie, nadie quiere trabajar en esto, no hay. Se ponen avisos en todos lados y no llega nadie. Preguntan las condiciones, los sueldos, y termina todo. Apelamos a que de una vez por todas el Estado raye la cancha y se que respeten las jornadas laborales. Todo el mundo sabe que nosotros trabajamos 12 horas –el Ministerio, la Dirección del Trabajo, los alcaldes-, pero aquí estamos”.

Crisis sanitaria

El problema es que nadie quiere ponerle el cascabel al gato. El Gobierno y las municipalidades se tiran la pelota.

Previendo la situación que puede generar esta paralización de actividades, el vicepresidente de la Asociación Chilena de Municipalidades, el alcalde de Maipú, Cristian Vittori, llamó a la población a tomar precauciones.

“Que el día lunes la población controle un poco botar los residuos domiciliarios para poder determinar -seguramente con el Gobierno, con la Seremi de Salud, con el Ministerio- si esta situación persiste para el día de martes, para que no se convierta en una crisis sanitaria”, señaló.

El jefe comunal dijo que la recomendación era regular los volúmenes y cantidades de residuos que se van a botar este lunes y que estos no queden en la vía pública.

Al respecto, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, llamó a las empresas privadas a encontrar una solución lo más pronto posible para evitar una emergencia sanitaria:

“Que lleguen ojala preventivamente a un acuerdo antes de mañana. Y si no es el caso, que solucionen el problema lo antes posible, porque evidentemente recurrir a medidas que el código sanitario genera o permite para las autoridades de Salud sería el peor de los mundos, frente a una situación de riesgo”.

La ministra vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, llamó a los alcaldes a “no lavarse las manos” frente al paro nacional que iniciaron este lunes los trabajadores de aseo y recolectores de basura.

“Éste es un paro nacional” y, por ello, “la primera responsabilidad aquí la tiene el Gobierno nacional”, aseguró temprano en Cooperativa el presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades, Santiago Rebolledo, exigió que el Ejecutivo actuara a través del nuevo ministro del Trabajo, Juan Carlos Jobet, para abordar las “legítimas demandas” de los recolectores.

Sus dichos encontraron réplica desde La Moneda. La minsitra Pérez sostuvo que “quienes son los llamados a celebrar esos contratos, a licitar, como son los alcaldes, puedan tener la actitud que corresponde activa y no tratar, como Poncio Pilatos, de lavarse las manos y tirarle la responsabilidad a quienes no corresponde”.

“Son ellos los responsables y son ellos los que deben velar por sus contratos de licitación. Por ejemplo: dejar establecido protección a los trabajadores de tener camarines donde cambiarse de ropa, tener baños donde poder acudir”, indicó la vocera.

El presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades, Santiago Rebolledo, exigió que el Gobierno actúe a través del nuevo ministro del Trabajo, Juan Carlos Jobet, para abordar las “legítimas demandas” de los recolectores de basura, que iniciaron este lunes un paro indefinido exigiendo mejoras salariales y de sus condiciones laborales.

“No sabemos el impacto ni la adhesión que vaya a tener, pero en las primeras horas de esta mañana a lo menos (…) se ve un paro bastante generalizado”, dijo Rebolledo, que advirtió que la situación es “muy delicada” y por ello “hay que hacer un llamado a los vecinos a que no saquen la basura domiciliaria a las veredas”.

El alcalde de La Cisterna explicó que ante esta contigencia cada municipalidad tendrá que “enfrentar el problema” de acuerdo a sus propios recursos, pero sólo en un plano de la “mitigación”; para solucionarlo “en parte”.

“Éste no es un paro en una comuna en particular; es un paro nacional” y, por ello, “la primera responsabilidad aquí la tiene el Gobierno nacional”, señaló Rebolledo en El Diario de Cooperativa.

“Vemos poca responsabilidad y compromiso del Gobierno en esta materia. Yo quiero hacer un llamado al ministro de Trabajo, (Juan Carlos) Jobet, porque el Ministerio se comprometió con los recolectores de basura hace ya más de dos meses –así lo han denunciado los propios dirigentes- para armar una mesa de trabajo y buscar una solución a lo que legítimamente vienen planteando hace mucho tiempo: una mejoría en sus remuneraciones”, lo cual no ha ocurrido.

Dispuestos al diálogo

Los recolectores “también reclaman por las condiciones laborales”, recordó Rebolledo, “y las condiciones laborales por ley quien las fiscaliza es la Dirección del Trabajo. Por eso lo primero que tenemos que hacer es un llamado al Gobierno, al ministro Jobet, que no se ha pronunciado”.

Desde la ACHM “lo estuvimos llamando desde el día jueves, hemos tenido contacto con su gabinete, pero no hemos tenido novedades por parte del ministro”.

“El paro empezó hoy día y no hay mesa de trabajo, no hay conversaciones… Yo espero que el ministro nos llame esta mañana a todos los actores. La Asociación Chilena de Municipalidades, en representación de los municipios, y yo en mi calidad de presidente de ella, estamos disponibles a conversar, a juntarnos con el ministro, con los trabajadores y con las empresas” para encontrar una solución, sentenció el jefe comunal.

Alrededor de las 13:15 horas comenzó una reunión entre los dirigentes de trabajadores movilizados y el ministro Jobet en dependencias del Ministerio del Trabajo.

Los dirigentes aseguran que su movilización consiguió hoy un 100 por ciento de adhesión y compromete a los 34 mil trabajadores del sector.

Mañana sigue el paro

Así lo afirmó Armando Soto, presidente de fenasipaj en conferencia de prensa en la sede de la CUT. El dirigente señaló también que “esto se debe a que las declaraciones de la ministra secretaria de la presidencia van línea contraria a lo que ellos han señalado de que es el Estado de Chile quien debe hacerse cargo del problema y crear las condiciones para poder levantar este movimiento”, indicó.

Por su parte Arturo Martínez, Secretario General de la Central  “la CUT respalda plenamente este movimiento, ya antes estuvimos, cuando se firmaron acuerdos que jamás se respetaron. Por eso los trabajadores y dirigentes hoy ya no confían en los alcaldes ni en las empresas. Aquí hay un mandante que es el Estado y es él el que tiene que garantizar la salud pública evitando que la basura se acumule en las calles. Por tanto aquí el gobierno no es el “facilitador” el ministro del Trabajo no está jugando ningún otro rol que no sea representar al Estado en esta negociación. Esto no se va a negociar con la Asociación de Municipalidades” aclaró.

Cabe señalar entonces, que el Paro no se baja mientras no se logre un acuerdo con el gobierno para mejorar las condiciones salariales de los trabajadores, esto quiere decir un reajuste en el caso de los choferes pasar de 400 mil pesos a mil y en el caso de los recolectores de 250 mil a 500 mil pesos.

Los dirigentes explicaron que no habrá por ahora ninguna manifestación distinta al Paro como marchas a La Moneda ni de ningún otro tipo. Ellos sólo se mantendrán en sus lugares de trabajo mientras no se logre una solución definitiva al conflicto.

Solidaridad con paro de recolectores de basura

El secretario general de la Central, hace un llamado a la ciudadanía para apoyar al Paro y al gobierno para que se inicie mesa de diálogo con los trabajadores:

“Desde acá quiero manifestar mi apoyo a las legitimas demandas de un salario digno para todas y todos los trabajadores recolectores de desechos del país que se mantienen en Paro nacional Indefinido”.

Los trabajadores y trabajadoras han venido manifestado sobre las injusticias desde hace mucho tiempo y no han sido escuchados. Es hora ya de que la autoridad se haga cargo de un tema tan importante y que tiene que ver con la salud pública del país.

Estos trabajadores han sido invisibles hasta ahora, de hecho la autoridad –como así lo ha manifestado el alcalde de La Florida- estaba al tanto del Paro desde la semana pasada, pero una vez más hizo oído sordo. Los dirigentes esperaron el llamado durante todo el fin de semana para comenzar a negociar y no llegar a estas consecuencias, pero nuevamente el gobierno deja de lado a los trabajadores y a la ciudadanía.

En Chile la basura se transformo en un lucrativo negocio que se monopolizó, ya que no son más de 3 empresas la que tienen todo el mercado. Estas empresas ganan cifras enormes a través de licitaciones que no contemplan salarios y condiciones dignas para sus trabajadores.

Como secretario general de la CUT, quiero hacer un llamado a la ciudadanía, a apoyar a los compañeros recolectores y sus justas demandas, entendiendo que la basura es un tema de todos, por lo tanto, exigir a la autoridad a que inicie una mesa de diálogo y que se siente a escuchar y resolver definitivamente la indignidad con que han tenido que lidiar más de 30 mil trabajadores a los largo de nuestro país”.

DEJA UNA RESPUESTA