Un Manto de Verde Impunidad: Corte Absuelve a los Asesinos de Cecilia Magni y Raúl Pellegrin

0
396

La Corte de Apelaciones de Rancagua ratificó la absolución de cuatro funionarios de carabineros en retiro por las muertes de Raúl Pellegrin Friedmann y Cecilia Magni Camino, ocurridas entre el 25 y el 27 de octubre de 1988 en la zona cordillerana de San Fernando. Se trata de los ex oficiales y suboficiales de Carabineros Julio Verne, Carlos Bezmalinovic, Juan Rivera y Walther Soto, procesados y acusados por el doble crimen.


La Corte de Apelaciones de Rancagua ratificó la absolución de cuatro ex carabineros acusados por la muerte de Raúl Pellegrin Friedmann y Cecilia Magni Camino, ocurridas el 30 de octubre de 1988, en el río Tinguiririca.

En fallo unánime, los ministros de la Segunda Sala del tribunal Ricardo Pairicán, Carlos Moreno y el abogado integrante Víctor Eberle, confirmaron la resolución de primera instancia que absolvió a Julio Verne Acosta, Carlos Bezmalinovic Hidalgo, Juan Rivera Iratchet y Walther Soto Medina, procesados y acusados en la causa.

Según el fallo, “no existen antecedentes que permitan determinar la existencia del delito de homicidio en contra de Pellegrin Friedmann y Magni Camino, por la imposibilidad de determinar la participación de terceros en la muerte de la pareja”.

Ambos fallecidos pertenecían al Frente Patriótico Manuel Rodríguez y participaron en la toma efectuada del poblado de Los Queñes de parte de su facción armada. Luego de este incidente, sus cuerpos aparecieron en el río Tinguiririca, el cual habrían tratado de cruzar sin tener éxito.

Según la resolución del tribunal rancagüino, que la hipótesis de una participación de terceros planteada por la parte querellante no ha podido ser probada tras años de investigación. La resolución de la Corte indica que se agotaron todas las instancias, pero fue imposible llegar a otra conclusión.

Según el fallo, “no pudo establecerse que Raúl Pellegrin y Cecilia Magni fueron detenidos por funcionarios policiales, que procedieron a golpearlos, para luego ser arrojados al cauce del río Tinguiririca mientras agonizaban, con el objeto de hacer aparecer sus muertes como un accidente con motivo de la fuga”, como planteaba la acusación.

La resolución agregó que “declaraciones, tanto de otros integrantes del Frente Manuel Rodríguez, como de funcionarios pertinentes a las fuerzas policiales desplegadas en el sector, efectivamente dan cuenta de un amplio operativo, pero ninguno de ellos afirma que pudieron apreciar detención alguna”.

DEJA UNA RESPUESTA