Guillermo Teillier: «Sería Irresponsable e Imperdonable Dejar las Reformas en el Aire»

0
265

Con preocupación el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, analiza el proceso de jerarquización del programa de Gobierno anunciado por La Moneda. Asegura que la reforma educacional y laboral no deben sufrir modificaciones y ahí deben estar puestos los esfuerzos. Asimismo, no descarta que si éstas son modificadas su partido tenga que salir a a la calle a defenderlas. Emplaza también al Ejecutivo a entregar más certezas y plantea que su permanencia en la Nueva Mayoría será definida en el congreso de la colectividad, pero adelanta que él está por seguir en el conglomerado, debido a los avances que se han conseguido.

 

¿Comparte la necesidad de jerarquizar el programa en los términos que lo ha planteado La Moneda?

Hay una evidencia clara y objetiva de que tenemos un problema con la economía, eso no lo podemos desconocer, entonces, como política general, la Presidenta ha planteado algo que aparece como razonable. Sin embargo, no podemos todavía tener una idea clara, porque no están puestos todos los elementos sobre la mesa.

Entonces, ¿qué falta?

Para decir verdad, lo que más nos preocupa son los temas de reforma laboral y de reforma educacional.

¿En la reforma educacional, siente que aún falta claridad?

Está el proyecto de carrera docente que está en el Congreso con problemas y todo, pero creo que se va a aprobar, lo que yo sé es que se va a votar en general el 21 (de julio). En desmunicipalización, estamos de acuerdo que es un proyecto que, una vez que se apruebe la ley, no se puede aplicar a tabla rasa al país de buenas a primeras, porque hay muchas diferencias entre los municipios, entonces se puede acomodar el período de ponerlo en práctica. Donde sí nos parece que no podemos dejar las cosas tan en el aire es en el tema de la gratuidad universal.

Pero, ¿cuál es su petición?

La ministra (de Educación) está trabajando para llegar al 60% en gratuidad, eso nos pone por debajo del 70%, y nosotros por cierto estamos porque se hagan todos los esfuerzos para que se consiga ese 10% y después queda pendiente la gratuidad universal que está planteada cumplirla al 2020. Hay una aclaración que hizo la ministra respecto de que eso no iba a quedar al arbitrio de un nuevo Gobierno, sino que va a quedar amarrado, y espero que quede tan bien amarrado, que no llegue otro tipo de Gobierno y lo pueda echar abajo. Si tenemos que postergar algo, hagámoslo entre todos a sabiendas de que va a haber un riesgo y un costo social que pagar seguramente.

¿Ustedes quisieran incidir en las definiciones?

Es decir en el cónclave mismo ya debieran estar tomadas las resoluciones, va a haber varias reuniones previas. Creo que va a dar la línea gruesa la Presidenta, pero ya habiendo recogido las opiniones. Nosotros estamos opinando en el comité político, vamos a seguir opinando en todas las reuniones, las que hay con jefes de bancadas, también si nosotros podemos opinar desde el mundo social lo vamos a hacer y lo estamos haciendo, porque es algo muy trascendente y muy importante. No somos dogmáticos, sabemos que en un momento de cualquier proceso es necesario hacer una inflexión, revisar qué nos dice la realidad, pero ha dicho muy bien la Presidenta  que esto es sin renuncia, para que esto sea clarísimo, hay que saber sobre qué no estamos renunciando.

¿No siente que algunos se están aprovechando para tratar de bajar ciertas reformas que nunca fueron de su gustos?

Hay un factor que es el económico que nos obliga a tomar resoluciones de este tipo y otros son aquellos que tienen un pensamiento ideológico, que nunca han estado de acuerdo con esto.  

¿A quiénes ve en esa posición?

No me gustaría personalizar. Creo que la derecha está en esa campaña. Algunos en la Nueva Mayoría desconocen que responsablemente hicimos un programa que lo firmamos todos y que nos comprometimos en su cumplimiento, entonces ahora que traten de decir que somos irresponsables que no medimos bien las cosas… Cuando uno se tira al agua tiene que tirarse a nadar y bueno, quizá a la mitad se da cuenta que le falta el aire y tendrá que ver si tiene que patalear más o patalear menos.

¿No fue irresponsable el programa de Gobierno?

No, porque no se podía tener una bola de cristal en que todo se midiera, ahora aquí hubo un momento que tal vez no se midió bien  la desaceleración, que venía desde hace un año y medio, del Gobierno de Piñera, y que allí no se tomaron medidas. Aparecía como que no había ninguna nube en  el horizonte, pero ya había algunas dudas, puede ser que en ese sentido no se haya tenido el cálculo más exacto.

¿Y quién fue el culpable en eso?

Trabajó mucha gente, todos somos responsables en ese caso. Aquí no se trata de asumir una culpa, aunque hubo una responsabilidad, lo irresponsable para mí sería dejar en el aire las reformas, eso sería imperdonable.

Hay voces que dan por muerta la nueva Constitución para este período, ¿lo comparte?

Eso sería sacar la Constitución del panorama de reformas. Que no se pueda alcanzar el proceso constituyente, eso puede ser, nunca lo hemos visto como una cosa que tiene que terminar en este Gobierno, pero sí hemos insistido que tiene que iniciarse el proceso y tiene que quedar firmemente establecido, con algunas proyecciones muy bien establecidas para que tenga un fin. Esto empieza a discutirse en septiembre y no me adelantaría  a darle certificado de defunción. Otra vez empiezan los pitonisos antes de hacer la tarea.

Algunos en el oficialismo han puesto en duda la continuidad de la Nueva Mayoría, ¿está de acuerdo?

Entramos al Gobierno por las reformas, si alguien las dejara de lado estaríamos en otro momento político y tendríamos que cuestionarnos nuestra permanencia, pero creo que hablar de eso ahora no es pertinente porque no estamos en ese momento.

¿En qué momento estamos?

En un momento en que tenemos que levantar muy en alto las banderas de la defensa de las reformas. Nadie ha dicho que vamos a terminar con las reformas, ni el Gobierno, ni  los partidos políticos. Hay algunas excepciones, he tenido estos días un entredicho con don Gutenberg Martínez, con quien no tengo nada personal, pero creo que él es una de las personas que dice que se acabó la Nueva Mayoría y que añora el arcoiris. Él quiere volver a la Concertación, por eso digo que le dan urticaria los comunistas, porque nosotros nunca dijimos que íbamos a entrar a un Gobierno de la Concertación, entramos a uno de la Nueva Mayoría, pero es evidente que en ese caso tendríamos que cuestionarnos, pero eso no es lo que está en la orden del día indudablemente.

Gutenberg Martínez apunta a que usted tiene problemas internos en el partido.

El sueño dorado de Gutenberg Martínez es que tuviera problemas internos en el partido, pero pregúntele si tengo problemas a los otros parlamentarios o cualquiera, sin mediar la presencia mía y le van a decir que no, porque no hay problemas internos en el partido.

Y, ¿en qué está el partido?

En la discusión de nuestro congreso y vamos a evaluar y reevaluar nuestra posición y línea política, vamos a hacer un examen profundo de lo que ha significado tomar la decisión de entrar al Gobierno, si ésta ha valido o no valido la pena.

¿Pero en el congreso del partido se va a discutir la continuidad en la Nueva Mayoría?

Todo se pone en cuestión en el congreso del partido, la línea política, los dirigentes, todo se pone en cuestión, el congreso puede poner todo patas arriba si quiere, pero a mí me da la impresión que la tendencia que hay es perseverar en este camino que hemos llevado hasta ahora. Esperamos tener la fuerza suficiente y unidad con otras fuerzas de la Nueva Mayoría de pasar este momento difícil.

¿Sin el PC no hay Nueva Mayoría?

Creo que no, difícilmente.

¿La izquierda perdió fuerza tras el cambio de gabinete

Seguimos teniendo la misma fuerza, son los mismos nichos, no creo que exista un cambio radical en la composición de fuerzas. Dentro del Gobierno la que tiene la hegemonía es la Presidenta y nadie más, no veo que exista los ejes que existían antes. Me da la impresión que tampoco, salvo que alguien nos esté manteniendo al margen, cuestión que no creo, de decisiones que se tomen en otro lugar.

Pero, ustedes han tenido diferencias públicas con el ministro del Interior, Jorge Burgos.

Las diferencias no son porque le quitemos a él tener opinión propia. Evidentemente tiene derecho, la diferencia es lo formal, porque en relación a la asamblea constituyente y al aborto, le escuchamos intervenciones, que decía que eran a título personal pero un ministro del Interior como hable es ministro del Interior. En el tema del aborto se notó que él habló antes incluso que se reunieran los ministros y que se consultaran entre ellos. Conmigo habló el presidente de la DC y nosotros estuvimos abiertos a que se postergara la votación, a facilitarles que discutieran como DC, pero que antes de eso que el ministro le dé la razón a su partido es complejo.    

Fuente: Pulso

DEJA UNA RESPUESTA