Diputado Guillermo Teillier: “Hay Condiciones para que la Nueva Mayoría Siga Adelante”

0
214

Luego de un año participando de las reuniones de comité político de La Moneda y de defender desde el Congreso los proyectos de ley del Ejecutivo, el diputado Presidente del Partido Comunista, diputado Guillermo Teillier, profundiza su diagnóstico del primer año de gobierno de la Nueva Mayoría. Un hito especial para el PC, luego de un lapso de cuatro décadas en que los comunistas estuvieron alejados de la administración del poder. Defiende proyección del bloque de gobierno, bajo condición de que ninguno de sus partidos se excluya.

 

¿Qué balance tienen los comunistas del primer año de gobierno de la Nueva Mayoria?

Estamos bastante conformes, porque en los plazos establecidos se han ido cumpliendo la aprobación de las leyes que han ido dando forma a las reformas estructurales. Ya se ha establecido un calendario para el próximo año, con el mismo ritmo e intensidad, y se van a iniciar debates complejos, como la nueva Constitución.

¿Y qué papel específico jugó el PC en la tramitación de las reformas del Ejecutivo?

Hemos jugado un papel importante en la aprobación de estas leyes como bancada y también con una presencia en el mundo social. No quiere decir que todo haya sido perfecto y podemos decir también que este año 2015, nosotros debiéramos resolver con profundidad los problemas más sentidos de la población, seguridad ciudadana, transportes, entre otros.

Militantes PC han adquirido responsabilidades de gobierno. ¿Qué evaluación tienen de esta experiencia?

Hemos evaluado y, en general, ha habido un buen desempeño, a pesar de que entramos al gobierno después de 40 años. Pero no tenemos ese know how al lado de los que llevan gobernando todos estos años. Nos está sirviendo como experiencia para el futuro.

Hace 40 años que ustedes no participaban en las labores del Estado. ¿No hay un riesgo de que el partido desdibuje su ascendencia en los movimientos sociales?

Hemos conocido el rodaje del Estado. Es distinto estar afuera que estar dentro, indudablemente. Uno adquiere responsabilidades. Pero no queremos transformarnos en un partido institucional.

¿Han vislumbrado costos en el mundo social luego de ingresar al gobierno? Se dice que en el mundo estudiantil ya no tienen el mismo poder que en el 2011.

Somos la fuerza mayoritaria en los estudiantes, aunque no ganemos las elecciones. El PC, en el campo estudiantil, desde los años 30 que participamos en las elecciones, hemos ganado y perdido y no lo vemos como fatalidad. No sé si es un costo o es que estamos en un periodo de transición, de haber sido un partido que estaba plenamente dedicado a eso, a tener que dedicarse a ser parte del gobierno y a ser parte del movimiento social. Ahí se producen falencias porque, desde el mundo social, muchos compañeros ingresaron al gobierno. Es una maduración de una situación nueva, pero lo estamos enfrentando formando cuadros. Van a pasar muchos dirigentes juveniles al partido a reforzar este trabajo.

¿Qué cosas debe perfeccionar el gobierno y sus partidos?

Cuando gobierna un conglomerado, hay que tener mucho cuidado en las formas de hacer política, de llegar a acuerdo, de comprometerse con las leyes. Hay que tratar de mejorar el trabajo prelegislativo, la relación del Ejecutivo con las organizaciones sociales. Tener en cuenta que si hablamos de participación, tiene que ser real. He tenido la experiencia que muchas veces se llama a mucha audiencia, hablan muchas organizaciones sociales, pero después lo que queda en las leyes es casi nada.

Las reformas emblemáticas, como la educacional, sufrió cambios en el Senado que algunos diputados oficialistas no compartieron del todo.

El senado tiene la facultad para echar abajo las cosas y diputados de un partido dicen una cosa, y los senadores del mismo partido dicen otra. Eso lo encuentro medio raro. En el Senado se da una confrontación de intereses creados mayor que en la Cámara de Diputados.

Así como está la Nueva Mayoría, ¿es posible su proyección?

Nosotros pensamos que hay condiciones para que la Nueva Mayoría siga adelante y pueda optar a un segundo periodo como coalición. No me importa cómo se llame; acuerdo, coalición, lo que quieran, pero que se proyecte. Cualquiera que se vaya significa que se acaba la Nueva Mayoría. Aunque no creo que eso pase. Vamos a enfrentar juntos la municipal y varios dicen que debemos proyectarnos inmediatamente hacia la parlamentaria y presidencial.

Luego de algunas fricciones con la DC, la falange terminó convocando un consejo extraordinario. ¿Cuál es su diagnóstico?

Sé que se nos ha pasado la mano en lo que hemos dicho públicamente, pero no ha pasado más allá. Poner el acento en la diferencia es fatal. Pero el programa nos une, nos ponemos de acuerdo y eso es lo importante. Yo mismo le he dicho cosas a Ignacio Walker, él también ha dicho otras. Un ejemplo fue el embajador Contreras, que fue una cosa personal y no a nombre del partido. Fue un error y se lo dije personalmente. No había para qué.

¿Lecciones de la crisis de la Universidad Arcis?

La lección está clara; este sistema de educación privada es bastante perverso. La UDI hizo una campaña deleznable contra nosotros, inventado una historia. Y todas las investigaciones que se hicieron no se descubrió nada de lo que decía la UDI. Si fuera cierto, fue una tapadera para ocultar el problema que ellos tenían y creo que tengo absoluta razón: el caso Penta.

Fuente: La Tercera

DEJA UNA RESPUESTA