Partido Comunista Fija Posición sobre Proyecto de Interrupción del Embarazo

0
220

El Presidente del del Partido Comunista, diputado Guillermo Teillier, adelantó que que su partido va a apoyar en su totalidad la iniciativa gubernamental sobre interrupción voluntaria del embarazo en las causales de violación, inviabilidad del feto y peligro de vida para la mujer embarazada. Indicó que “Chile no puede seguir con la negativa total al aborto, o sea la penalización total del aborto, si no que tiene que abrir las posibilidades a que las mujeres decidan con una actitud responsable -y el Estado de acompañarlas en su decisión y darles una opción- respecto de estas tres causales para interrumpir el embarazo”.

 

Teillier, al participar en un programa en Radio Nuevo Mundo, planteó:

“Este proyecto abre todas las posibilidades a que las mujeres que, voluntariamente, decidan sobre no continuar un embarazo en las causales señaladas, puedan hacerlo. Este proyecto no obliga a nadie, no será obligatorio, sino que el Estado les otorgará a las mujeres la posibilidad de decidir, de ejercer un derecho y de protegerlas, porque hoy se van a la cárcel. Esta situación, de estas causales, está establecida en gran número de países, en sociedades desarrolladas e incluso hay peticiones de Naciones Unidas para que Chile despenalice el aborto en este tipo de casos, que no lo prohíba de manera total y absoluta”.

El diputado y también presidente del Partido Comunista, expresó que había un debate sobre qué iniciativa se podría discutir, porque había varios proyectos de parlamentarios, lo que indica, de partida, que es un tema que estaba instalado en el país:

“Finalmente el gobierno optó por lo sano, presentó un proyecto, tomó mucho de lo que estaba en los proyectos de los parlamentarios, pero lo ordenó -porque había como 7 proyectos-, y salió este proyecto que a mí me parece que realmente hace justicia a las mujeres”.

Añadió:

«La iniciativa trae los datos de cuántas son las mujeres que acuden a los servicios hospitalarios por problemas en el embarazo, por malformación, por peligro de vida para la mujer, por violación, etc. Ahí vienen los datos y son cifras de varios miles de mujeres en esas situaciones”.

En este punto, Teillier recordó que las cifras extraoficiales de abortos ilegales oscilan entre 17 mil y hasta más de 70 mil al año, hizo alusión a los testimonios de mujeres que han pagado por abortos en clínicas privadas y los estudios donde se indica que al menos cientos de chilenas, al año, salen a otros países para concretar un proceso de interrupción del embarazo:

“Pero hay un dato que no viene en el texto del proyecto y que se conoce informalmente, porque el aborto en Chile es ilegal, es un delito, y que señala que los abortos se acercan mucho a la cantidad de nacidos vivos”, dijo el legislador. Agregó que “todos estos datos, cifras y testimonios, reconocen una parte de la realidad, pero debería reconocerse en toda su extensión. Es una realidad y los que se ponen de espalda a esta realidad, yo creo que le hacen un daño a la sociedad y particularmente a las mujeres”.

En ese marco, el diputado del PC recordó «la pelea que hubo por el uso del condón, por la píldora del día después, de querer oponerse a esas cosas y vulnerar el derecho de tantas mujeres y de tantos hombres” y enfatizó:

“Yo creo que es una irresponsabilidad muy grande, porque la realidad nos enseña que todas estas cosas deben, de alguna manera, ser cauteladas por el Estado por el bien común de la sociedad”.

En cuanto a la polémica abierta sobre todo desde sectores de la Iglesia Católica, Guillermo Teillier manifestó que “el que piense diferente va a poder optar, cosa que hoy no ocurre, hoy no hay derecho a optar”.

Sostuvo que “por ejemplo, el Rector de la Universidad Católica dijo que en la red católica de salud u hospitalaria, el que quiera practicar esos abortos terapéuticos tendrá que irse de la clínica. Bueno, habrá que ver si eso no es pasar por arriba de la ley. Pero el proyecto respeta la objeción de conciencia de un médico, el médico que no lo quiere hacer, no lo hace sencillamente. Pero tiene la obligación de derivar a esa persona a otro médico que no tenga esa objeción de conciencia y yo espero que en la Clínica de la Católica, cuando llegue alguna persona de urgencia o por algún problema como estos, no la dejen ahí poco menos que enclaustrada, si no que de inmediato la envíen a otro servicio público, o a otra clínica, donde sí la puedan atender y dar respuesta a lo que ella necesite”.

En relación al debate sobre el papel de las entidades estatales en este proyecto, de qué Ministerio encabezaba o no la iniciativa, el diputado Teillier manifestó:

“Fue una discusión bastante falsa porque desde un comienzo la Presidenta (Michelle Bachelet) dijo que lo encabezaba el SERNAM, por un tema de género y de derechos de la mujer, pero muy relacionado con el Ministerio de Salud, con el Ministerio de Justicia, como ocurrió efectivamente. El ruido lo hicieron algunos parlamentarios que querían apurar la causa, que decían que su proyecto era el mejor y que pensaban que el gobierno no estaba trabajando. Pero el gobierno estaba trabajando y muy mancomunado. Nunca hubo disociación entre los Ministerios. Es un tema de género, de derechos de las mujeres, es un tema de salud, es un tema jurídico, y por eso tenían que estar los tres Ministerios. Ya está la iniciativa y habrá que analizarla. Nosotros la estamos respaldando”.

En cuanto a las polémicas, el presidente del PC indicó:

“Era algo esperado, es natural, pero hay que tener en cuenta lo señalado por la Presidenta Bachelet, de que ésta discusión debe ser madura y responsable, tener en cuenta que el Estado está dando respuesta a una realidad que hay en el país y ojalá que no empiecen con campañas del miedo y de terror”.

DEJA UNA RESPUESTA