Suben Licores y Cigarrillos por Reforma Tributaria

0
504

 

 

De manera gradual se implementará la reforma tributaria, el mayor cambio de los últimos 30 años al sistema de impuestos que pagan las empresas y cuya entrada en vigencia comenzará este miércoles 1 de octubre. Entre las novedades que tendrá está que el impuesto de primera categoría subirá inmediatamente del 20 a un 21 por ciento. Además, entrarán en funcionamiento inmediatamente los llamados impuestos correctivos, es decir, los que buscan controlar determinadas conductas como -en este caso- el alcohol, los tabacos y las bebidas azucaradas.

 

 

 

Es un control que se da en varios países del mundo, como explicó el director del Centro de Estudios Tributarios de la Universidad de Chile, Gonzalo Polanco: «Las primeras disposiciones que empiezan a regir son las alzas de las tasas, los impuestos al tabaco y al alcohol».

Los vinos y cervezas aumentan su porcentaje de impuestos desde 15 a un 20,5 por ciento. Sin embargo, el mayor incremento se producirá en los destilados como el pisco, el ron y el whisky, que pasarán del 27 por ciento actual a un 31,5 por ciento.

Los tabacos incrementarán en ocho veces su impuesto específico. Además, habrá incrementos en las bebidas ricas en azúcar, las que subirán su pago de impuestos de un 13 a un 18 por ciento.

A juicio del abogado de RCM Chile, Cristián González, indicó que esto debería traspasarse inmediatamente a los trabajadores y que «hay elementos que claramente te dicen o dan señales que va a haber un aumento de precios en el largo plazo».
subir Alzas de hasta 600 pesos en cajetillas

Las proyecciones indican que una botella de pisco de un litro que hoy cuesta 4.800 pesos, podría alcanzar los 5.400 pesos; mientras que una botella de ron 6.800 pesos puede llegar a los 7.800 pesos.

La British American Tobacco estimó alzas de hasta 600 pesos en las cajetillas de cigarrillos.

Para el 2015 se espera que entre en vigencia otro punto de la reforma tributaria que impacta al consumidor: comienza a regir el impuesto a las emisiones contaminantes de los automóviles, con el que pagarán un tributo especial por la emisión de óxidos de nitrógeno.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio Automotriz, Carlos Dumay, prevé que «no funciona de otra manera, porque es un impuesto al vehículo que la persona está comprando. Eso significa que un auto que vale 10 millones de pesos estaría pagando (un impuesto) de 150 mil pesos».

Serán 0,29 puntos del Producto Interno Bruto los que recaudará la reforma tributaria y sus cambios en este 2014. 250 millones de dólares serán usados en este último trimestre para inversión pública, como parte de la agenda de reactivación económica.

DEJA UNA RESPUESTA