Sistema de Reparto Casi Doblaría Pensiones del Sistema AFP

0
1092

En un encuentro del equipo de trabajo ICAL-CENDA, que tiene por finalidad entregar propuestas para una reforma al sistema privado de pensiones, se presentó un documento de trabajo que muestra que actualmente, el promedio de pensiones que entrega el sistema de AFP, alcanza los $ 183.545, lo cual significa que ni siquiera alcanza al salario mínimo. En cambio, si existiera un sistema de reparto, es decir, si todas las cotizaciones  de  los  trabajadores  financiaran  las  pensiones  de  los  jubilados, el promedio de estas subiría a $ 284.279, sin que el Estado gaste un peso para financiar pensiones,  como hace hoy para alcanzar apenas los $183 mil pesos. 

Alrededor de dos horas duró el encuentro en que el equipo de trabajo ICAL-CENDA presentó los avances de su coordinación expresado en algunas iniciativas de carácter legal que buscan modificar el sistema actual de pensiones corrigiendo algunos de sus problemas, entre ellos: la fijación del aporte patronal, medidas que pongan fin a la discriminación de la mujer y el aumento del encaje. Además de subrayar la necesidad de un sistema de reparto solidario con base en el derecho a la seguridad social.

En este sentido, el diputado Guillermo Teillier señaló que “las dirigencias políticas del país todavía no captan la profundidad del problema.” Por lo que de entre las opciones al sistema actual, “finalmente debiera imponerse un sistema solidario de pensiones, teniendo en cuenta que este es un derecho humano de las personas. Así que espero que tengamos la capacidad de influir en las otras fuerzas, ponernos de acuerdo con todos aquellos que creen también que hay que producir un cambio más profundo de un sistema de pensiones, apoyándonos en las organizaciones de trabajadores que son los que ven que en su futuro como pensionado no será favorable si sigue en las actuales condiciones.”

El foco de la reunión estuvo dado por la viabilidad jurídica de una propuesta de este tipo, así como visualizar actores políticos que estén trabajando por poner fin al sistema de AFP actual. ”En el corto plazo existe alto interés y voluntad y capacidad instalada para poder avanzar en una formulación más global del carácter general que debiera tener un sistema de pensiones.” destacó Carlos Arrúe, encargado del área legislativa de ICAL, por lo que apuntan a “contribuir a una discusión legislativa no sólo con algunos legisladores, esperamos sea lo más transversal posible, dado que este no es un tema de abanderizarlo políticamente, sino que es un tema país que tiene que ver con como se distribuyen los recursos.”

En tanto,  en la dimensión programática de oposición participaron de la actividad: Marcos Barraza, el Director ejecutivo de ICAL en su calidad de coordinador del programa de oposición junto al coordinador del Partido Comunista en el Programa, Patricio Palma. Como miembros del equipo de trabajo por ICAL, asistieron: Roberto Barraza, Paulina Celis, María Luz Navarrete y Alfredo Peñaloza, mientras que por CENDA expuso Gonzalo Cid. Y Julia Urquieta en su calidad de abogada de la bancada de diputados del Partido Comunista.

En definitiva, en palabras del diputado Teillier al finalizar el encuentro “urge convencer a los sectores políticos de la nueva mayoría de que es necesario trabajar por establecer una alternativa al sistema actual de pensiones, y esa es una labor de todos”.

Documento de trabajo: Pensiones de los chilenos

De los múltiples puntos en que el sistema de AFP puede ser criticado, uno de los más relevantes y de importancia inmediata para los trabajadores jubilados son los bajos montos de las pensiones recibidas por estos,  el cual llega a ser en promedio de  183.545,  es decir, no alcanza a superar el salario mínimo.

¿Qué pasaría si el sistema se cambiara hoy?
¿Qué pasaría si tuviéramos un sistema de reparto?

Como se ve  en la tabla, si existiera un sistema de reparto hoy, es decir, si todas las cotizaciones  de  los  trabajadores  financiaran  las  pensiones  de  los  jubilados,  estas subirían automáticamente en aproximadamente cien mil pesos, sin que el Estado gaste un peso en financiar pensiones,  como efectivamente lo hace hoy para apenas alcanzar los 183 mil pesos.

Se  hace  necesario  y  urgente  repensar  nuestro  sistema  de  pensiones,  porque finalmente hoy el sistema de capitalización individual sólo es otra forma del sistema capitalista para apropiarse del trabajo de las personas, y de empeorar sus condiciones
de vida.

DEJA UNA RESPUESTA