Olor a Gato Encerrado: El Presidente de la UDI, la Universidad del Desarrollo y Caso Penta

0
79

El Presidente de la UDI, diputado Ernesto Silva, hizo pública la venta de su participación en la Universidad del Desarrollo (UDD) a través de sociedades relacionadas con Ainavillo, inmobiliaria que históricamente ha arrendado los edificios al plantel, y que ha realizado millonarios traspasos según los datos del Mineduc. La operación se produce justo cuando el fiscal Carlos Gajardo lleva adelante dos indagatorias: una que alcanza al plantel y la otra que toca a sus dueños. Pero no es la única novedad respecto al Pentagate, como puede verse a continuación.

 

En todo caso, Silva aclara que su participación y la de su familia es minoritaria y que, con este desprendimiento, deja de tener relación con la casa de estudios, que enfrenta una investigación por eventual lucro a través de las transacciones con la inmobiliaria que tiene los mismos propietarios que la universidad:

“La izquierda ha tratado de instalar una cuestión confusa en algo que es totalmente legítimo. Dado que en el país hay una discusión pública sobre estos temas, y la universidad desde hace años viene enfrentando una estrategia de desarrollo y proyecto de largo plazo muy profundo, el rol de la inmobiliaria de arrendar inmuebles a la universidad hoy es irrelevante”.

Agregó que la operación, de la que no entregó detalles, se realizó a fines de 2013.

Silva dijo que la venta de su participación fue “a precio de mercado” y que de ninguna manera obtuvo ganancias.

“Si la pregunta es si hay algún vínculo de recursos con la universidad, la respuesta es no, categórico y total. Quienes intenten confundir, creo que cometen un error muy grave. La participación de la inmobiliaria, de la herencia que recibió mi familia se vendió al precio de mercado, por el valor de las acciones en una sociedad que tiene bienes y los arrienda (…)  el cambio de propiedad se traspasa a un precio justo de mercado. Por lo tanto, el que señale que puede existir algún vínculo en un cambio de propiedad en una inmobiliaria con la universidad comete un error: lo que hacía la inmobiliaria era arrendarle a precio de mercado a una institución como podría ser otra”.

Silva justificó su decisión sobre la base de no dejar flancos abiertos a críticas por su rol de presidente de la UDI, posición que ocupa desde mayo;

“En esto habrá críticas siempre. De algunos  que dirán que por qué sigo en la inmobiliaria y no me he desprendido de la herencia. Y si me desprendo, de por qué lo hice. Lo central, a mi juicio, es que hoy como presidente de la UDI tengo la libertad total de señalar que no tengo ningún vínculo ni directo ni indirecto con la universidad y eso es bueno para lo que me toca desempeñar”. jo.

Lo cierto es que esta operación se conoce precisamente cuando la justicia está investigando al grupo Penta, ligado también a la UDD a través de la participación que el conglomerado tiene en dicha casa de estudios a través de Ainavillo.

Ya no hay seguro que proteja a Délano y Lavín en el Pentagate: grabación aceptada como prueba los obligó a renunciar a sus directorios

El caso Pentagate marcó un nuevo hito en su investigación: la admisión como prueba de una grabación en la demanda laboral de Hugo Bravo, ex gerente del grupo, puede gatillar que las indagaciones tomen nuevo rumbo y que salgan a la luz antecedentes desconocidos.

La grabación fue hecha por el mismo Bravo en su casa, después de haber sido despedido para “lavar” la imagen de la empresa por el caso FUT. En medio de sus exigencias por el pago de una indemnización, Carlos Eugenio Lavín (quien fundó el grupo Penta junto a Carlos Alberto “Choclo” Délano), visitó a su ex gerente para, según se trascendió llegar a un acuerdo. Él no sabía que su otrora empleado lo inmortalizaba en secreto.

Cabe recordar que la indemnización solicitada es de 2 mil 300 millones de pesos por daño moral, despido injustificado, amenazas y hostigamiento, en base a los 35 millones de pesos que percibía mensualmente.

Dicha grabación clandestina fue finalmente admitida como evidencia por la magistrada del Segundo Juzgado Laboral de Santiago, Andrea Soler, quien además decretó que el registro se mantuviera bajo secreto, es decir, que no llegara a la prensa, puesto que su filtración podría influir en su decisión y fallo del caso.

Susto en Penta: ¿quién los asegura ahora?

La decisión de la magistrada es inédita y se puede entender que en ella recae información valiosa, tanto que si se llegase a conocer, podría significar que “poderosos” terceros intentaran interferir en la investigación. La teoría se sustenta cuando Délano y Lavín, después de que se conociera la admisibilidad de la cinta, renunciaran al directorio de las empresas Penta (Penta Vida, Penta Security, Banmédica y Banco Penta). Hecho que está sujeto a libre interpretación, pero que indicaría que se preparan para una ofensiva judicial luego que sean formalizados por el Pentagate y sus aportes ilegales a la financiación de candidatos de la UDI en las últimas parlamentarias.
 
Consultado sobre la nueva pieza clave en el caso, el abogado y diputado por Arica, Hugo Gutiérrez (PC), dijo “entender” la medida adoptada:

“La magistrada teme que los involucrados sufran algún tipo de presión para que no avance en la investigación de un caso tan relevante. Ella razonablemente ha entendido que la cinta tiene que estar en reserva para que no ejerzan presión sobre ella y yo, particularmente, la entiendo”.

El parlamentario también dice compartir la idea de que la renuncia de los ejecutivos responde a intentar evitar que su grupo empresarial se manche por sus “responsabilidades civiles” en el caso de financiación a la política de forma ilegal:

“Tengo la impresión que Délano está involucrado totalmente en más de algún fraude tributario y en la financiación de campañas de la UDI, en consecuencia, tendrá que ser formalizado al igual que varios de los actuales diputados o eventuales senadores UDI”.

Además, el parlamentario compartió su mayor miedo sobre lo que pueda ocurrir durante el proceso:

“Tengo motivos fundados para temer que el poder político logre incidir en la investigación penal. Esa es la gravedad de lo que ocurre hoy. La UDI como partido tiene una influencia que puede llegar a menoscabar la investigación, espero que no ocurra, pero tengo miedo fundado de que ocurra”.

Carlos Lavín Junior, del Hotel W a los pasillos de tribunales

El hijo homónimo del dueño de Penta será citado a declarar en una causa laboral por su participación en una reunión grabado por Hugo Bravo, donde ambos negociaron con la ex mano derecha de su padre por las consecuencia políticas del Pentagate Carlos Lavín Subercaseaux, el conductor del programa de Radio Duna, ‘Información Privilegiada’, transita por la cornisa.

Autocensurado de hablar del escándalo Pentagate que involucra a su padre Carlos Eugenio Lavín, uno de los dueños del grupo Penta, Lavín Junior ha dicho en público y en privado que su comentado libro Matrimonio Investment lo escribió mientras vivió medio año en el Hotel W en pleno Sanhattan.

Su lujosa experiencia, que según ha comentado en privado, fue financiada por la inmobiliaria Almagro debido a demoras en la entrega de un departamento que él adquirió a la firma del holding Socovesa, no lo exime de ser tratado como uno más en Chile.

Eso está ocurriendo en el caso Pentagate. Su padre, junto a su socio Carlos ‘Choclo’ Délano, además de ser investigados por el uso de boletas falsas en declaraciones de impuestos de diversas sociedades del grupo, están enfrentados en una causa laboral con quien fuera su más estrecho colaborador por décadas en Penta.

La cercana relación de Bravo y ‘los Carlos’ terminó abruptamente cuando el primero delató ante el fiscal que lleva el caso en el Ministerio Público, Carlos Gajardo, que los dueños de Penta participaron de la decisión de usar mecanismos ilegales para reducir el pago de impuestos y, además, abrió la arista política del caso al señalar que ambos socios fueron claves en usar fórmulas de financiamiento de campañas de candidatos a parlamentarios y presidenciales mediante boletas y facturas por servicios no prestados, tras superar los límites legales de los aportes reservados.

Bravo también destapó una de las aristas más complejas del caso al demandar laboralmente a ambos empresarios pidiendo una indemnización de casi US$ 5 millones. Y, en esa causa, Bravo entregó a tribunales un audio de la comentada reunión del 7 de septiembre pasado con Carlos Eugenio Lavín y su hijo, el conductor de Radio Duna.

Justamente, ayer los abogados de ambos bandos se encontraron en tribunales, donde se produjo una áspera discusión de la magistrada del Segundo Juzgado Laboral Andrea Soler y el abogado de los dueños de Penta Mauricio Correa Noé, debido al rechazo de este último para que se escucharan las cuatro cintas de la reunión señalada y que grabó Bravo.

Ante la insistencia de Correa, Soler frenó el intercambio don dureza:

“Si usted quiere hacer la denuncia al Ministerio Público, hágala. No me interrumpa abogado, porque he tenido suficiente paciencia con algunas de las alegaciones de la parte de su representada. De verdad esto es lo último que me pudo salir hoy día… El audio lo vamos a escuchar”.

Tras ello, la magistrada aceptó que se cite al conductor de ‘Información Privilegiada’ para abordar el contenido de la reunión y su participación en ella.

Carlos Lavín Subercaseaux se autocensuró de hablar del tema el miércoles 27 de agosto pasado en su programa de radio, donde aseguró que no podía ser neutral y que sería la última vez que hablaría al respecto. Porque ya había abordado el tema el 30 de julio, cuando dijo que el caso de posible evasión tributaria involucraba sólo a Hugo Bravo y no al grupo Penta, el mismo grupo que a través del Banco Penta aporta financiamiento a su programa.

La reunión de Lavín padre e hijo con Bravo ocurrió el lunes 7 de septiembre, diez días después que Lavín Subercaseaux había dicho que no podía ser neutral ni “mantener la objetividad” en el caso, que no lo abordaría más en su programa y que confiaba en que su padre “siempre ha llevado su vida con rectitud y ajustado a la ley”.

Su asistencia al tribunal laboral no sería la única citación de Lavín Junior. Cercanos al caso penal que investiga Carlos Gajardo dicen que el conductor de Duna también sería citado a declarar por el investigador penal debido a que ha sido director de al menos dos filiales de Penta, la aseguradora Penta Vida y Penta Las Américas.

Fuente: con información de El Mostrador y Cambio 21

DEJA UNA RESPUESTA