Seminario Internacionalen España: Los Crímenes de Pinochet en la Semana Negra de Gijón

0
319

Con el aniversario del golpe de Estado chileno a la vista —el próximo 11 de septiembre se cumplen 40 años—, la XXVI Semana Negra de Gijón plantea una mesa redonda tras el sugestivo enunciado ’40 años del golpe en Chile ¿Dónde estabas tú?’. Intelectuales de la talla de Skármeta o Sepúlveda analizarán la irrupción del neoliberalismo en el país andino.

En el acto intervendrán los escritores chilenos Antonio Skármeta y Luis Sepúlveda, el norteamericano William Gordon, el asturmexicano Paco I Taibo II y los españoles Alicia Giménez Bartlett y Andreu Martín. Todos ellos recordarán y tratarán de analizar lo acaecido tras aquel fatídico día en que el ejército chileno, comandado por el general Augusto Pinochet, derrocó al gobierno democrático y legítimo, presidido por el doctor Salvador Allende.

Una fecha que marcó la llegada del neoliberalismo económico y de la progresiva pérdida de la democracia real, que desde entonces no ha hecho si no agravarse en un mundo económicamente globalizado. Un golpe de Estado que condujo a la dictadura, a la desaparición, al exilio o a la muerte de buena parte de lo mejor de la cultura chilena.

’40 años del golpe en Chile ¿Dónde estabas tú?’ pretende ser también un interesante acercamiento a la dictadura desde el punto de vista económico, pues no olvidemos que muchos de los supuestos de entonces en Chile son apriorismos del debate actual en Europa.

El régimen de pinochetista aplicó por primera vez y como si se tratase de un mandamiento las observaciones de la llamada Escuela de Chicago, que está detrás de muchos de los ideólogos que hoy llamamos ‘neocon’. En aquel Chile era dios Milton Friedman, a quien hoy consideran su gran referencia muchos economistas del mundo.

En la pasada edición de la Semana Negra estuvo invitado el legendario muralista Mono González, director de la mítica Brigada Ramona Parra, que desde las paredes de Santiago de Chile iluminaron las acciones del gobierno de Allende.

Murales que la dictadura tapó bajo 11 capas de pintura. Aquellas capas de engrudo se están cayendo y bajo ellas vuelven a aparecer las imágenes de la joven Brigada, que cantase Víctor Jara. El Mono González dejó el mural que preside la entrada del Acuario al recinto del certamen literario, bajo la protección mágica de cuya pintura se recuerdan los cuarenta años que han pasado desde la ignominia de Chile.

DEJA UNA RESPUESTA