Cinco Días a 600 Metros Bajo Tierra Cumplieron 73 Mineros en Curanilahue

0
318

Sin descartar endurecer su movimiento los dirigentes de los mas de 70 mineros que se mantienen desde el jueves 13 encerrados a 600 metros bajo tierra en el pique de la minera Santa Ana en Curanilahue, viajaron a Santiago a entrevistarse con la ministra del Trabajo, Ximena Rincón.
 Para la familia y los dirigentes el problema no es el tiempo que llevan 600 metros bajo tierra en el pique, sino cuanto más estarán y que ocurrirá si no hay resolución a sus demandas.

 

Luis Chandía, Presidente del sindicato, buscará una alternativa conversando con la secretaria de Estado pues aseguró que el movimiento se podría endurecer a niveles criticos.

Sueldos impagos y deudas previsionales fueron los motivos esgrimidos por 80 mineros del carbón para protestar al interior de la mina Santa Ana, de Curanilahue. Los trabajadores pernoctan  a 600 metros de la entrada.

Aseguran que no se moverán de allí hasta que se les pague, al menos, el sueldo de julio. Miguel Hernández, dueño de la mina, afirmó que «es un tema que tienen que ver mis abogados» y el seremi de Gobierno, Enrique Inostroza, sostuvo que «la empresa debe cumplir con sus obligaciones».
 
El dirigente sostuvo que ellos tienen claro que la continuidad de los propietarios de la empresa SW Curanilahue S.A. es prácticamente nula, por lo que no descartan como alternativa tomar ellos el control de la minera, algo que también plantearán en Santiago.

Sobre la salud de los manifestantes, el Hospital de Curanilahue mantiene un puesto en el lugar con turno de 8 horas con especial atención en el agua que consumen pues las reservas se agotaron y ahora deben esperar ser abastecidos por camiones algibes.

Otro tema preocupante es la energía pues han sufrido cortes esporádicos y los equipos autónomos tienen tres horas de duración siendo este punto altamente sensible por la necesidad de ventilación en el pique para evitar la acumulación de gas que podría generar alguna exposión o alguna intoxicación.

«Los 33 estaban seguros; los 73 de Curanilahue están en riesgo vital»

Enfatizando que «si no se logra una solución en las próximas horas, los mineros bajarán a 1.200 metros de profundidad, lo cual puede traer consecuencias fatales», el senador Alejandro Navarro se refirió a la toma de la mina Santa Ana del sector La Chulita de Curanilahue por sus trabajadores, quienes demandan el sueldo del mes de julio y las cotizaciones impagas de casi un año.

Según el parlamentario, «no es posible que luego de cinco años en que todo el mundo vio como en Chile no se respetaba la seguridad ni los derechos de los mineros tras el derrumbe de la Mina San José, hoy en día seamos testigos de que el abuso persiste por parte de algunos empresarios hacia los trabajadores».

«En este caso», continuó, «hemos constatado directamente las paupérrimas condiciones en que trabajan los mineros del carbón de la zona de Arauco, particularmente de la Mina Santa Ana de Curanilahue, propiedad de Chilecar y que llevan casi una semana en toma».

«Más de 70 trabajadores de un total de 174 han tomado esta medida. Hemos compartido durante dos horas con los mineros al interior de la mina y quiero decir que allí hay angustia, desesperación, lágrimas de hombre. El Gobierno debe intervenir porque tengo la certeza que la empresa no dará solución a esta situación», adicionó el legislador.

«Hoy están a 750 metros de profundidad», indicó, «pero han señalado que de no existir una pronta solución a sus demandas, aumentarán a 1.200, lo que traerá terribles consecuencias a su salud, pudiendo ser estas incluso fatales», enfatizó Navarro.

Luis Chandía, Presidente del Sindicato de la mina, señaló que «muchos de nosotros no tenemos que comer, sin nuestros sueldos no podemos alimentarnos ni darles de comer a nuestras familias».

«Merecemos respeto y dignidad», agregó Chandía. «Nos sentimos abusados. Los empresarios se están arrancando, dejándonos a nuestra suerte, por lo que si no tenemos una respuesta pronto seguiremos bajando en la mina, aunque algunos acá son de avanzada edad, pero no vemos otra salida».

El senador del MAS enfatizó que «aquí se realizaron hace algunos meses diversos cambios de propiedad que deben ser evaluados por la inspección del trabajo, por que evidentemente solo buscaban evitar la responsabilidad en los pagos».

El legislador hizo un llamado a la Gobernacion de Arauco a atender las necesidades urgentes de las familias que «están abandonadas y que son la principal preocupación de los mineros. Estas famlias están hace días sin tener como parar la olla».

«Espero también la solidaridad de los sindicatos, de los trabajadores de la Región del Bíobío, en esta grave situación», agregó.

Alejandro Navarro indico que «este lunes nos reuniremos junto a la Ministra del Trabajo, Ximena Rincón, a fin de buscar una pronta solución. Y haremos todas las gestiones que sean necesarias a fin de no solo destrabar este conflicto, sino de velar por el cumplimiento de sus derechos ahora y en el futuro».

De acuerdo al parlamentario, «representaremos esta situación a la Presidenta Michelle Bachelet y al Ministro del Interior, Jorge Burgos, teniendo presente que la principal responsabilidad es la de los empresarios que asumieron la administracion de esta mina y la han abandonado, por lo que deben dar la cara».

Según Navarro, «ningún conflicto en la cuenca de Arauco es una cuestión entre privados. No lo es con los Mapuche, con los pescadores artesanales ni con los trabajadores forestales; menos aun lo es con los mineros del carbón. Es un conflicto donde el Estado no puede eludir su responsabilidad».

«El Gobierno sabe de lo que son capaces los mineros del carbón, hoy acorralados, angustiados, desesperados. Hay que reaccionar en las próximas horas, no en los próximos días, de otra forma, las consecuencias serán desastrosas», finalizó el senador por la Región del BíoBío.

DEJA UNA RESPUESTA