Entrada de Rusia Cambia el Balance Estratégico de la Guerra contra el Estado Islámico

0
77

Por cuarto día desde el miércoles pasado, la aviación rusa bombardeó posiciones de Estado Islámico en Siria, luego que dicha intervención fuera solicitada por el Presidente Bashar Al Asad. Tras un nuevo día de bombardeos contra la infraestructura del Estado Islámico, Rusia logró destruir una planta de producción de cinturones bomba del grupo terrorista. Los aviones Sukhoi Su-25 de la Fuerza Aérea rusa también han atacado un campamento de entrenamiento de los combatientes terroristas en la gobernación siria de Idlib.

 

El almacén fue destruido por la detonación de los explosivos guardados en la instalación. El objeto ha sido eliminado”, informa la Defensa rusa.

Los aviones rusos también han destruido cuatro puntos de mando de los yihadistas cerca de la ciudad de Yisr al Shugur, en la gobernación de Idlib, en el noroeste de Siria. Las instalaciones, en las que se escondían militantes del EI, fueron destruidas por un ataque de misiles guiados.

El punto de coordinación del EI, ubicado en una zona montañosa a 13 kilómetros al oeste de la ciudad de Yisr al Shugur, fue volado por un ataque de un Su-25 de la Fuerza Aeroespacial rusa.

Otro puesto de mando utilizado también como almacén de combustibles, situado al este de la ciudad de Yisr al Shugur, en Idlib, fue destruido por un ataque con misiles guiados.

Esta grabación muestra cómo explota un almacén de explosivos en el área de Yisr al Shugur después de ser atacado por un cazabombardero ruso.

La aviación militar rusa ha destruido un campo de entrenamiento de los militantes del Daesh ubicado en una zona boscosa cerca de localidad de Kesladzuk, en la gobernación de Idlib. Un taller de explosivos fue eliminado junto a las instalaciones de protección del grupo terrorista.

{youtube}7_ydf8XDDNI |600|450|0{/youtube}

Ejército ruso corta línea de suministro de armas del Estado Islámico en Siria

La aviación de Rusia destruyó en las últimas 24 horas otros diez objetivos del Estad islámico (EI) en Siria y ha logrado cortar la línea de suministros de armamento al grupo terrorista.

“Según el Estado Mayor, hemos logrado cortar el sistema de abastecimiento técnico-militar de esa organización terrorista”, dijo hoy en su parte diario Ígor Konashenkov, portavoz del Ministerio de Defensa ruso, informan medios locales.

Los cazas y bombarderos rusos efectuaron 20 nuevos vuelos en los que golpearon diez objetivos yihadistas, desde centros de mando a almacenes con armas y campos de entrenamiento en las provincias de Al Rakka e Idleb.

“También hemos causado daños significativos a la infraestructura utilizada para el entrenamiento de los terroristas en territorio de Siria”, agregó.

Los cazabombarderos Su-34 destruyeron un campo de entrenamiento en la provincia de Al Raqqa, principal bastión del EI en el país árabe.

En la provincia de Idleb, los cazas Su-25 volaron por los aires un búnker y una fábrica subterránea donde los yihadistas fabricaban los cinturones con explosivos para los terroristas suicidas.

En la misma zona fueron destruidos cuatro centros de mando de los terroristas, y otros tres almacenes con armamento, municiones y explosivos.

El subjefe del Estado Mayor, el general Andréi Kartapólov, aseguró ayer que los bombardeos habían logrado ya “minar la base técnico-militar de los terroristas y también reducir en gran medida su potencial de combate” y adelantó que “los ataques no sólo continuarán, sino que se incrementará su intensidad”.

Rusia aseguró hoy que utiliza bombas guiadas de alta precisión -los J-29 (AS-14 Kedge, según la terminología de la OTAN)-, en su campaña aérea en Siria.

De esta forma, Rusia salió al paso de las críticas vertidas por Estados Unidos y el Reino Unido sobre que el Ejército ruso utiliza en Siria bombas no guiadas (“Dumb bombs”), es decir, que una vez soltadas por el avión quedan a merced de la gravedad.

Esa sería la causa, según las cancillerías occidentales, de que los bombardeos rusos hayan causado varias decenas de muertos desde el inicio este miércoles de la intervención rusa en el país árabe.
    
Rusia asesta golpes contra terroristas en Siria con misiles inteligentes

La aviación rusa utiliza misiles inteligentes X-29L para los ataques contra las posiciones del estado Islámico en Siria, informó este domingo el coronel Ígor Klimov.

Según explicó Klimov, X-29L de clase aire-superficie puede impactar objetivos con un margen de error de un metro o dos.

Los aviones capaces de portar estos misiles inteligentes son Su-24 y Su-34.

Rusia comenzó el miércoles una operación aérea contra las posiciones del EI y otros grupos terroristas en Siria a petición de Asad.

En los primeros dos días, según las autoridades rusas, la aviación rusa destruyó más de una decena de instalaciones de los terroristas, reporta sputniknews.

Este domingo la Defensa rusa informó de nuevos ataques contra posiciones del EI en las provincias de Raqqa e Idlib que acabaron en destrucción de centros de entrenamiento de yihadistas y almacenes de armas.

En Idlib además fue liquidado un taller para la fabricación de cinturones de kamikazes, precisó el Ministerio de Defensa del país eslavo.

Todo lo que tiene que saber sobre la entrada de Rusia en la guerra contra Estado Islámico en Siria

{youtube}UB2gZZ1hWcw |600|450|0{/youtube}

Al Asad: O triunfa la coalición con Rusia o toda la región será destruida

El presidente de Siria, Bachar al Asad, afirmó este domingo que la nueva alianza formada entre Rusia, Irán, Siria e Irak para combatir al Estado Islámico (EI) debe “tener éxito” si no se quiere que toda la región quede “destruida” por el terrorismo.

Al Asad se expresó así en una entrevista con la televisión pública iraní, en la primera ocasión en la que el mandatario sirio se expresa públicamente tras el inicio de los bombardeos rusos en territorio sirio contra los enemigos de su régimen.

“Debe triunfar. De otro modo toda la región, no solo uno o dos países, serán destruidos. Tengo total confianza en que será así”, afirmó Al Asad, antes de subrayar que el apoyo externo que en la actualidad tienen los grupos terroristas que operan en Siria e Irak hará sin duda que el triunfo de esta coalición “sea muy costoso”.

En la larga entrevista, el presidente sirio acusó a los países occidentales liderados por EEUU que también están bombardeando Siria de que si verdaderamente desean combatir el terrorismo de forma “seria y auténtica”, lo mínimo que deben hacer es “terminar con el apoyo” que les dan.

Al Asad apuntó que los países que han iniciado esta nueva alianza contra el terrorismo en la región tienen “visión y experiencia” y todos lo han padecido.

“Irán y Rusia han sufrido distintos tipos de terrorismo. Cuando estos países se unen y luchan contra él con militares y colaboran en áreas de seguridad e información, esta coalición, sin duda alguna, logrará resultados reales en el terreno, particularmente porque también tienen el apoyo internacional de países que no tienen una implicación directa en esta crisis”, añadió.

Para Al Asad, eso choca con la visión occidental, que “siempre buscó apoyar el terror, la colonización y enfrentarse a los pueblos”, añadió.

Precisamente, Al Asad insistió en que los ataques occidentales contra Estado Islámico han fracasado tras más de un año de bombardeos porque “aquellos que apoyan el terrorismo no pueden combatirlo”.

“¿Cómo pueden los EEUU y sus aliados luchar contra el EI si su más cercano aliado, Turquía, lo apoyan y le permiten cruzar fronteras y traer armas, dinero y voluntarios? Si hubieran querido, habrían metido presión en ese país”, indicó.

Al Asad también insistió en la entrevista en que los bombardeos rusos se están realizando en total coordinación con el Ejército sirio y a petición de su gobierno.

Rusia comenzó el pasado día 30 una intervención aérea en Siria en defensa del Gobierno de Al Asad, su principal aliado en la región.

Según Rusia, los primeros bombardeos tuvieron como objetivo “armamento pesado, nudos de comunicación, medios de transporte y arsenales de armas, municiones y materiales explosivos pertenecientes a los terroristas del EI”.

Desde Occidente no han cesado de producirse críticas a esta intervención rusa y a la alianza estratégica de Al Asad con Teherán, Bagdad y Moscú.

El presidente estadounidense, Barack Obama, afirmó que “está claro” que las fuerzas rusas “no distinguen entre el Estado Islámico y la oposición moderada suní” y que los bombardeos son “una receta para el desastre”.
   

DEJA UNA RESPUESTA