Concluyó en Chile la Mayor Muestra Robótica de América Latina

0
257

Bajo el lema El futuro es hoy, en Chile concluyó una gran muestra de robótica que presenta iniciativas e investigaciones realizadas en Chile y otros países de Latinoamérica, que dan forma a las soluciones tecnológicas de los desafíos del presente y del futuro. “La robótica llegó para quedarse”, apuntó el ministro de economía,  Luis Felipe Céspedes, durante el acto de inauguración del evento en el que remarcó la necesidad de poner este tipo de innovaciones “al centro de las políticas públicas chilenas”.

 

“Robotics Day”, según sus organizadores el certamen de robótica más grande de América Latina, reúne a los principales investigadores y desarrolladores internacionales de esta rama del conocimiento en la Facultad de Ciencias y Matemáticas de la Universidad de Chile.

Durante tres días, esta fiesta de la robótica invita a todos los asistentes a adentrarse a un mundo que para muchos aun es considerado ficción.

En él, los androides son capaces de interactuar con las personas, rescatar heridos en una catástrofe, viajar hasta marte o incluso ayudar a la capacitación de los neurocirujanos.

De las diferentes propuestas y proyectos que se han podido ver y experimentar destaca el simulador de operaciones quirúrgicas “Sensus 3D”, desarrollado por los jóvenes ingenieros informáticos argentinos Santiago Bestani y Santiago Racca.

El aparato proporciona el realismo visual y táctil necesario para el ensayo de este tipo de cirugías precisas, capacitando a los doctores de forma rigurosa y disminuyendo el riesgo de malas praxis.

La Facultad de ciencias físicas y matemáticas de la Universidad de Chile presentó en sociedad a Jarvis, el robot más avanzado de América Latina capaz de interactuar por voz con los humanos.

“Este robot, capaz por ejemplo de ayudar en el terreno en caso de una catástrofe natural, puede comunicarse con su operador a través de la voz, lo que permite que quien lo dirija pueda prescindir de un ordenador”, explicó el experto en procesamiento y transformación de voz, Néstor Becerra.

Entroncando con su voluntad de democratizar el acceso a la alta tecnología, “Robotics Day” ofreció también una serie de actividades dirigidas a niños y adultos con conferencias y talleres que invitan a desmitificar este tipo de tecnología y permiten a cualquier persona convertirse en inventor.

Este es el caso de “Hacker Hand”, un kit de robótica programable ideal para personas sin ningún conocimiento previo de programación.

Un sistema robótico educativo en forma de mano humana que convida a los niños a articular tecnológicamente estas falanges artificiales al mismo tiempo que aprenden conceptos electrónicos y tecnológicos.

“Creemos que la ciencia y la tecnología aplicada a la educación es una de las formas más efectivas para acortar la brecha entre nuestro país y los más desarrollados”, sostuvo el creador del producto educativo.

Una convicción que también comparte el vicepresidente ejecutivo de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), Eduardo Bitran, quien deseó que el evento estimulara a los jóvenes a emprender en el ámbito de la electrónica y la tecnología, una carencia de Chile donde existe un “déficit de capital humano en el campo de la robótica”, afirmó.

“Esta es la primera semilla robótica que plantamos en Chile”, afirmó el director de marketing del programa Start-Up Chile de Corfo, Diego Morales, para quien este evento es el síntoma del cambio de rumbo que está tomando la producción chilena.

“Chile exporta cobre, salmones, recursos naturales pero no mucho valor agregado. Con este tipo de eventos se llama la atención para que la economía sea más dinámica y, también en Latinoamérica, podamos innovar tecnológicamente”, remarcó Morales.

“Robotics Day”, el evento impulsado por el programa de Corfo Start-Up Chile, se prolongó durante todo el fin de semana y acogió conferencias de científicos y expertos internacionales como Miguel San Martín, científico de la NASA a cargo de las primeras misiones a Marte con vehículos robóticos de exploración.

Robots: transformando la ficción en realidad

por Verónica Giadach.

En los tiempos que corren, cualquier persona puede entender de qué se está hablando cuando mencionamos la palabra “robot”. Lo más seguro es que si somos ‘fans’ de Star Wars, la primera imagen que se nos venga a la mente sea R2D2 o C3PO, si nos gusta el anime tendremos la imagen de colosos de acero estilo Macross, Gundam o Evangelion, y los más jóvenes de seguro pensarán en Wall-E o los recientemente popularizados Jeagers de Pacific Rim, por mencionar sólo algunos ejemplos.

Lo cierto es que todos tenemos un concepto formado de lo que es o cómo luce un robot, sin embargo este concepto recién comenzó a ser conocido en 1921 a partir de una obra dramática escrita por el checo Karel ?apek, en donde el título de la misma, ‘robota’ que significa ‘trabajos forzados’, traducido al inglés se adaptó como roboti. Luego, Isaac Asimov fue el primero en utilizar la palabra “robótica” en una de sus historias publicadas en 1941.

Hoy en día, quizás los robots están más presentes de lo que imaginamos. Aún no son los humanoides que muestran las películas de ciencia ficción, pero lo cierto es que hay muchos aspectos del diario vivir que no serían posibles como los conocemos hoy de no ser por los robots.

Sin ir más lejos, ya están bastante popularizados los robots para limpiar piscinas, así como también los que aspiran las alfombras, sin mencionar los Drones que actualmente están muy de moda y son cada vez más accesibles. El Robot Quirúrgico da Vinci es otro ejemplo, el cual permite realizar cirugías poco invasivas y dar precisión milimétrica a las acciones de un cirujano. Operativo desde el año 2000, existen 3.000 unidades funcionando hoy en día.

Si de robots de entretenimiento se trata, aún recuerdo cuando por el año 1999 Sony lanzó al mercado su perro robot: AIBO. Tal fue la conmoción que causó, que hasta Chile llegó la noticia -a pesar de que en ese tiempo internet estaba casi en pañales y las noticias se publicaban sólo por la tv o los periódicos-.

Personalmente esa fue la primera experiencia tecnológica que tuve y que me motivó a querer saber más acerca de la interacción robot-humano, además de comenzar a interesarme por la tecnología. Por supuesto yo aún era una niña, y mis padres jamás accedieron a comprarme uno (a decir verdad, no era un juguete que se caracterizara por su bajo precio), y a cambio me ofrecieron un Furby, pero como es lógico, luego de haber visto a AIBO en funcionamiento, los Furby eran demasiado básicos para mis ‘exclusivos gustos’.

Afortunadamente, los años donde la tecnología y la robótica eran áreas relacionadas con la ciencia ficción ya quedaron atrás. En este mundo globalizado, ahora es mucho más accesible para cualquier persona, ya sea que desee adquirir un producto o que quiera aprender del tema, esto porque la tecnología se incorpora silenciosamente pero a pasos gigantescos a nuestro diario vivir.

Finalmente pero no menos importante, pensando en los entusiastas de la robótica -ojo, no sólo expertos o eruditos, sino que a cualquiera que le interese el tema y desee ampliar sus horizontes-, es que un grupo de emprendedores estamos organizando el “Robotics Day”, un evento gratuito en donde durante tres días habrá charlas, exposiciones y workshops relacionados con la robótica, contando con sobresalientes eminencias internacionales -tanto humanas como no humanas-.

El objetivo es acercar la robótica a las personas, y dar una nueva mirada a esta área que no sólo aparece en las películas, y que se encuentra más cerca de nosotros de lo que pensamos.

DEJA UNA RESPUESTA