Reforma Tributaria: A los Tropezones pero…Igual Fue Aprobada por Todos los Sectores

0
190
reforma tributaria

Por María Cristina Prudant

 

A seis meses de su gobierno la Presidenta, Michelle Bachelet, logró concretar uno de sus principales objetivos. El eje económico que sostendrá las otras necesidades del país como la reforma educacional, las mejorías en el sector salud, la reforma laboral y demás demandas ciudadanas. Además los agentes económicos recuperarán la confianza para continuar con sus inversiones.

 

A pesar de todos los malos augurios, la campaña del terror iniciada por la derecha económica y el empresariado y los reclamos de algunos parlamentarios, la Reforma Tributaria fue aprobada en su último trámite en la Cámara de Diputados, quedando lista para su promulgación. Negar que hubo derrotados y heridos en el camino sería absurdo, porque son muchos los que esperaban más de ella, como el diputado Pablo Lorenzini, que dijo en su intervención que “habrá otra reforma tributaria integral en los próximos años”.

Con todo, el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, afirmó que esta es la reforma más importante al sistema tributario en 30 años. La calificó como “un hecho histórico, no sólo porque este es un cambio muy profundo, estructural, a nuestro sistema tributario, sino que involucra también una cantidad de recursos muy importantes para el Estado para generar ingresos permanentes y hacerse cargo de gastos permanentes” en materias de Educación y Salud, entre otras.

“Macroeconómicamente hablando, esto es una buena noticia, porque genera certidumbre, estabilidad y una sustentabilidad en los agentes económicos en un momento donde la economía está creciendo poco y es bueno entregar certidumbre”, indicó.

“En cuanto a la microeconomía, hay beneficios que tienen que ver con la pequeña y mediana empresa. Esta reforma hizo un cambio sustantivo en el impuesto a la renta, impuesto a los ingresos de las personas, y el 82% de las personas hoy quedan exentas, no pagan”, afirmó Arenas.

El FUT sigue vivo

Según el economista de la Fundación Sol Gonzalo Durán, la aprobación de la Reforma Tributaria “se veía venir en el sentido de las fuerzas políticas y quizás por lo que es la poca convicción que mostró la Nueva Mayoría, en el sentido de buscar una reforma que fuera profunda para combatir la desigualad. Esta fue una reforma moderada”.

Lo más discutido al principio fue la eliminación del FUT, que era el corazón de la reforma. Los empresarios se opusieron tenazmente.

Durán explicó a Cambio21 que “se inventa un nuevo sistema, que se llama semi integrado, que lo que hace es que, a diferencia de la renta atribuida, sí se permite que los dueños de las empresas tributen sobre lo que se llama las ganancias percibidas. Lo que permite en esencia es que se mantenga el FUT en espíritu y fondo”.

Para implementar la Reforma el ministerio de Hacienda contrató la asesoría del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
En lo concreto, en octubre llegarán al país cinco personeros del BID, expertos en política y administración tributaria. Las actividades tendrán una duración de ocho meses con entregas parciales de productos cada tres. El presupuesto destinado a esta fase inicial será de $ 98 millones.

El subsecretario de la cartera, Alejandro Micco, lidera el plan que hará posible la completa operabilidad de los cambios, en coordinación con el director del Servicio de Impuestos Internos (SII), el director del Servicio Nacional de Aduanas y el tesorero general de la República.

En tanto, en la Tesorería, ya comenzaron la actualización de los softwares. En el SII también se trabaja para adecuar los sistemas de información.

Principales cambios de la Reforma Tributaria

1.- Impuestos a las empresas

Se establecen dos sistemas tributarios: renta atribuida y parcialmente integrado, con tasas en régimen de 25% y 27%, respectivamente a partir de 2015.

2.- Impuesto a las personas

La tasa máxima de impuesto a las personas baja a 35% (de 40%). Si las rentas se originaron en una empresa con sistema de renta atribuida, la firma ya pagó por el dueño o socio. Si la empresa tenía sistema parcialmente integrado, la persona tributa por dividendos percibidos y retiros de utilidades, pero solo puede descontar de su global complementario el 65% del impuesto pagado en primera categoría por la empresa.

3.- Beneficios para las pymes

Se duplica, de 25 mil a 50 mil UF ($ 1.200 millones), el monto límite de ventas anuales para acogerse a un régimen de tributación simplificada. Desde 2015, estas firmas tributarán sólo por sus flujos de caja, esto es, por ingresos percibidos y gastos efectuados. Además, desde 2017 aquellas empresas constituidas exclusivamente por personas no pagarán impuesto de primera categoría y sus dueños sólo pagarán el global complementario. También se incorpora un incentivo que permitirá a firmas con ventas de hasta 100 mil UF reducir de su base imponible parte de utilidades destinadas a reinversión. Desde 2015 las pymes en este rango de ventas podrán, además, diferir en hasta dos meses el pago del IVA.

4.-Impuesto en venta de propiedades

Cuando entre en vigencia la reforma, las propiedades con un valor máximo de construcción de 2.000 UF accederán al crédito especial de IVA a la construcción (hasta ahora ese límite era 4.500 UF), con un tope de 225 UF de beneficio por vivienda. La ganancia de capital por venta de bienes raíces adquiridos después de 2004 formará parte de la base imponible cuando ésta supere las 8.000 UF.

5.-Alcoholes y cigarrillos

Aprobada la reforma, las cervezas y vinos aumentarán su impuesto (al valor) a 21,5%, desde el actual 15%. En los licores (destilados, por ejemplo), el gravamen pasa de 27% a 31,5%. En el caso de los cigarrillos, aumentan su impuesto específico en más de ocho veces, pasando de $ 108 por cajetilla de 20 cigarrillos, a $ 861. Esto, si bien el gravamen sobre su valor bajará a la mitad: de 60,5% a 30%.

6.- Impuestos verdes

La primera venta de un vehículo nuevo, sea a diésel o gasolina, pagará un impuesto calculado en base a sus niveles de emisión de contaminantes y su rendimiento (km/litro). El nuevo gravamen se aplicará de forma gradual, para estar en completa vigencia en 2020, e irá entre $ 70 mil y $ 1,9 millones, dependiendo del valor del vehículo. Se estima que recaudará entre US$ 130 y US$ 170 millones.

Fuente: Cambio 21

DEJA UNA RESPUESTA