Crisis en Grecia (II): Gobierno Griego le Preguntará al Pueblo si Quiere Seguir Sometido al Yugo Neoliberal de la Troika

0
344

El Parlamento de Grecia ha autorizado celebrar el próximo 5 de julio el referéndum en el que someterá a votación de la población si implementa o no el programa de rescate de la UE.  Al ser miembro de la UE, Grecia no tiene que pedirle permiso a nadie para que el pueblo griego pueda hablar y hacer oír su voz, dijo el primer ministro griego, Alexis Tsipras, ante el Parlamento, con la promesa de que la soberanía y el futuro del Estado se decidirán mediante el referéndum.

 

«Grecia no es un invitado en Europa sino un miembro con los mismos derechos», ha declarado Tsipras en su discurso ante el Parlamento. «Nuestra dignidad  no es un juego. Un millón y medio de desempleados no son un juego. Tres millones de personas viviendo en la pobreza no son un juego», ha acentuado el primer ministro heleno.

«Ni las amenazas y el chantaje ni los intentos de incitar el pánico cambiarán la voluntad del pueblo griego de vivir con dignidad. El día de la verdad se acerca para los acreedores, el momento en que van a ver que Grecia no se rendirá», concluyó Tsipras.

Insistió en que en toda Europa se convocan referéndums para que los pueblos puedan expresar su voluntad y hacer oír sus voces. «Grecia tiene pleno derecho a organizar uno», recalcó. Agregó que está convencido de que el pueblo griego dirá no a propuestas del Eurogrupo.

Tsipras subrayó que Atenas estuvo negociando con sus acreedores europeos con «determinación, firmeza y dignidad», pero se enfrentó a la insistencia por parte del FMI de abandonar la propuesta de gravar a los ricos. «Nos pidieron que coloquemos de nuevo la carga sobre los hombros de los pensionistas y trabajadores», explicó.

En cuanto a lo que suceda después del referéndum, el primer ministro subrayó que con «un no claro» Atenas se encontrará en «una posición negociadora mucho más fuerte». Al mismo tiempo, comentó: «Respetar la soberanía del pueblo griego a expresar su voluntad no significa de ninguna manera haber decidido romper con Europa. Es una decisión de poner fin a la extorsión y la coerción, unas prácticas que se han vuelto demasiado comunes en Europa».

Grecia rechaza plan de rescate financiero de sus acreedores

El Gobierno griego rechazó la prórroga de cinco meses ofrecida por las instituciones al considerar que exige adoptar “nuevas medidas que provocarían una fuerte recesión” como condición para lograr una financiación “completamente insuficiente”.

“Si el Gobierno y el Parlamento aprobaran esta propuesta, los ciudadanos y los mercados entenderían que se acerca un período de cinco meses de recesión, lo que conduciría a otra negociación en condiciones de crisis”, señalaron fuentes del Ejecutivo.
 
La propuesta de las instituciones ofrecía a Grecia extender el segundo rescate a cambio de recibir unos 15 mil 500 millones de euros que le permitiesen hacer frente a sus obligaciones financieras con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE).

En concreto, Grecia podría contar con unos de 12 mil millones de euros, de los que mil 800 millones de euros provendrían del fondo de rescate de la eurozona, otros mil 800 millones de los beneficios de los bonos griegos y unos 8 mil 700 millones de euros de la reserva de la eurozona para la recapitalización de la banca griega. Además, el FMI desembolsaría unos 3 mil 500 millones de euros.

“Esta cantidad de dinero es insuficiente” pues ni siquiera prevé el desembolso de los 7 mil 200 millones pendientes del rescate, cuando el Estado griego, en cambio, ha cumplido todas sus obligaciones con los acreedores internacionales, especialmente con el FMI, dijeron las fuentes griegas. Todo ello, recalcan las fuentes, “sin haber recibido ni un solo euro” del rescate pendiente.

Subrayaron que la propuesta “no prevé ni siquiera un mínimo de liquidez del que pueda disponer el Estado griego”.

Además, el Gobierno plantea que la oferta no contempla que Grecia deberá seguir pagando en el futuro al FMI, sin que vaya a recibir nuevos tramos de este organismo, “dada la negativa del FMI a desembolsar los tramos previstos en el préstamo, pues considera que la deuda griega no es sostenible”.

Según estas fuentes, el plan de los acreedores, “incluso dejando a un lado las medidas que provocan recesión, crea una brecha financiera en el período de los cinco meses de prórroga que conduce a nueva negociación dura y a nuevo memorando (programa de rescate) desastroso al final del año”.

Las fuentes recalcaron que, en cambio, el Ejecutivo de Alexis Tsipras presentó “una propuesta lógica para reestructurar la deuda y resolver el problema de liquidez” y cita el ejemplo de la transferencia de la deuda desde el BCE al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), una medida que las instituciones rechazaron.

“El Gobierno no tiene el mandato popular ni tampoco el derecho moral de firmar un nuevo memorando (programa de rescate)”, apuntaron las fuentes.

Tsipras convoca referendum contra la propuesta de la Troika

Mensaje de Alexis Tsipras al pueblo griego:

Hemos luchado en condiciones de asfixia financiera increíbles para tratar de llegar a un acuerdo viable que permitiera desarrollar el mandato que habíamos recibido del pueblo. Pero se nos exige aplicar las políticas de los memorándum de la misma forma que lo hicieron los gobiernos precedentes.

Tras cinco meses de negociaciones, nuestros interlocutores nos han planteado un ultimátum que contradice los principios de la UE y mina el relanzamiento de la economía y la sociedad griega.

Estas propuestas violan de forma absoluta las conquistas europeas. Su objetivo es humillar a todo un pueblo y, sobre todo, ponen de manifiesto la obsesión del FMI en aplicar una política de austeridad extrema.

Nuestro objetivo es poner fin a la crisis de la deuda pública griega. En estos momentos, nuestra responsabilidad en defensa de la democracia y la soberanía nacional es histórica; y esta responsabilidad nos obliga a responder al ultimátum con la voluntad del pueblo griego. He propuesto al Consejo de Ministros la organización de un referéndum. Posición que ha sido unánimemente aceptada.

La pregunta que se planteará en el referéndum el próximo domingo será para saber si aceptamos o rechazamos la propuesta de las instituciones europeas. Voy a exigir una prolongación de unos días del programa con el fin de que el pueblo griego adopte esta decisión.

Os invito a adoptarla de forma soberana y con el orgullo que nos ha trasladado la historia griega.

Grecia, que fue la cuna de la democracia, debe enviar un mensaje democrático rotundo. Me comprometo a respetar el resultado, sea el que sea.

Grecia es y continuará siendo una parte indisoluble de Europa. Pero una Europa sin democracia es una Europa sin norte. Europa es la casa común de nuestros pueblos, una casa que no tiene ni propietarios ni inquilinos.

Grecia es una parte indisoluble de Europa y yo os invito a todos y a todas a tomar en vuestras manos las decisiones que afectan a nuestro pueblo.

DEJA UNA RESPUESTA