Caso Quemados: Es Difícil Hablar de Temas Humanos con Animales

0
179

No es posible hablar de temas humanos con animales! No es posible “contextualizar” crímenes para quitarles el carácter de tales. Pero la UDI, el partido del neoliberalismo y de la defensa de los atentados a los derechos humanos, sigue intentando defender lo más terrible, no de un régimen, sino de lo humano. Quemar a gente, con toda intencionalidad y alevosía, no es soportable en una sociedad civilizada. Esto hizo la dictadura y, seamos claros, el Ejército de Chile muestra con esta situación que no solo no ha colaborado para esclarecer los crímenes durante la dictadura, sino que ha cooperado para evitar que se sepa la verdad.

 

El gobierno ACTUAL no puede hacer vista gorda y debe reclamar por esta situación porque, en reiteradas oportunidades se le ha pedido a las autoridades militares que informen de lo que saben ya que tienen las posibilidades de exigir a sus subordinados para que digan la verdad.

Esto no ha pasado como se ve con este caso.

Las declaraciones del entonces conscripto Fernando Guzmán, muestran que, por el contrario, el Ejército es cómplice de encubrimiento de un crimen y que no es posible que los responsables queden impunes.

La verdad era la que todo Chile sabía.

Ni De Negri ni Quintana tenían artefactos, sino fueron asesinados por la maldad criminal del régimen, que sigue defendiendo a toda costa la derecha de Chile. No se trata de si sabían o no. Ahora que saben es momento de que digan que piensan!!

No es posible hablar de temas humanos con animales! Esto le queda bien a la señora Lucía Hiriart que dijo que “ni siquiera se había quemado tanto esta niña”.

Pero también le queda bien al Secretario General de la UDI, un tal Guillermo Ramírez, cuando dijo en radio Cooperativa hace un par de días:

“Hoy día la violencia política a este nivel sería una cuestión totalmente incomprensible, habría que estar loco de remate como para proponer una cosa así. Antes se generó un ambiente en que estas cosas podían efectivamente pasar”.

Más aún, en la misma intervención, aprovechó de exculpar de cualquier responsabilidad a los civiles que trabajaron para la dictadura, como Jovino Novoa y Alberto Cardemil (estos fueron los ejemplos que mencionó). Sostuvo que hubo mucha gente que no sabía lo que ocurría, “porque no salía en los diarios, porque la prensa no podía reportear”.

Exactamente, eso es lo que ellos defienden de la dictadura. Que nada se supo. Que lo que se supo no era verdad y que las verdades recién ahora se conocen.

Ciertamente las palabras de la madre de Rodrigo Rojas de Negri -asesinado por los militares- son muy importantes: “Yo no conozco la palabra perdón, pero sí valorizo altamente ese acto de valentía que usted ha tenido” hablando con el conscripto Guzmán.

Fuente: Primera Piedra

DEJA UNA RESPUESTA