Presidenta Bachelet Promulgó Reforma Tributaria

0
54
bachelet reforma tributaria

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, promulgó este viernes una profunda reforma tributaria, una de las medidas más emblemáticas de su gobierno, mediante la cual pretende recaudar 8.300 millones de dólares anuales para financiar una reforma educativa y gastos sociales. En su alocución, la jefa de Gobierno dijo que “están dadas todas las condiciones para que nos pongamos manos a la obra y juntos retomemos la senda de mayor crecimiento”.

 

“Hoy es un día histórico”, dijo la Jefa de Estado en la presentación, añadiendo que la reforma “entrega una nueva señal de certidumbre y reglas claras a los agentes económicos. Con ello están dadas todas las condiciones para que nos pongamos manos a la obra y juntos retomemos la senda de mayor crecimiento”, señaló.

La Mandataria estuvo acompañada en el Palacio de La Moneda por el ministro de Hacienda Alberto Arenas, de Economía Luis Felipe Céspedes, entre otros secretarios de Estado. Además asistieron los principales representantes del mundo empresarial, entre ellos, el presidente de la CPC, Andrés Santa Cruz; el titular de la Sofofa, Hermann von Mühlenbrock; el líder de la Cámara Nacional de Comercio, Ricardo Mewes y el presidente de la ABIF, Jorge Awad.

En su alocución, la jefa de Gobierno dijo que “están dadas todas las condiciones para que nos pongamos manos a la obra y juntos retomemos la senda de mayor crecimiento”.

Además, indicó que al promulgar esta ley “estamos cumpliendo un compromiso de campaña que hice ante cada ciudadano y ciudadana, que la agenda de este Gobierno estaría es disminuir las injustas brechas que separan a nuestros compatriotas y que dificultan nuestro crecimiento, nuestra competitividad y nuestra inserción en el mundo de nuestro proyecto social”.

Asimismo, la Mandataria destacó el respaldo que recibió esta iniciativa que apunta a estos objetivos. “Tan importante como los plazos en los que se aprobó esta ley, es el amplio acuerdo al que se llegó sobre cuáles con los mejores mecanismos que de acuerdo a la realidad de Chile debemos incorporar para tener un mejor sistema tributario. Y ese acuerdo le agrega valor, le otorga una legitimidad sustentable en el tiempo y crea certidumbre compartida para los actores económicos”, sostuvo.

Bachelet detalló los cuatro principios rectores que inspiraron esta reforma, que “se han mantenido inalterados en el proceso de discusión y que hoy se hacen realidad a través de la ley”.

“En primer lugar, en régimen la Reforma Tributaria recaudará 8.300 millones de dólares, con la que aseguraremos financiamiento permanente para aquellas transformaciones en educación, salud y previsión social”, detalló.

“Segundo, es una reforma que generará una estructura tributaria más equitativa que reparta la carga de manera más justa. Tercero, se establecerán nuevos incentivos a la inversión y al ahorro que son especialmente importantes en momentos de desaceleración como el que vivimos actualmente”, añadió.

Por último, indicó que “se disminuirá la evasión y la elusión para que los contribuyentes efectivamente paguen lo que les corresponde según la legislación tributaria. Eliminaremos el FUT (…) que era una reconocida fuente de potencial elusión, de potencial malas prácticas y abusos en nuestro sistema tributario”.

La reforma fue aprobada el pasado 10 de septiembre en el Congreso, tras un intenso debate parlamentario que se prolongó por cerca de cinco meses.

“La reforma tributaria recaudará alrededor de 8.300 millones cada año, con lo que aseguraremos financiamiento permanente para aquellas transformaciones comprometidas en áreas como educación, salud y protección social”, anunció Bachelet.

En ese sentido, la mandataria aseveró que con esta promulgación se está cumpliendo un compromiso de campaña, indicando que esta reforma “nos permitirá cumplir con el compromiso de gratuidad en la educación superior”.

Recordemos que más de la mitad de lo recaudado por esta reforma será utilizado para la financiación de la Reforma Educacional, una de las medidas programáticas importantes del gobierno de Bachelet, actualmente en debate en el Congreso, mediante la cual se pretende impulsar la gratuidad y mejorar la calidad en la educación escolar y universitaria.

Además, la jefa de Estado abordó el escenario económico de desaceleración que vive nuestro país, sentenciando que “hemos tomado los resguardos para que la reforma vaya de la mano con la recuperación económica”.

La reforma fue aprobada el 10 de septiembre pasado en el Congreso. El ministro de Hacienda, Alberto Arenas, destacó en la ocasión que la reforma tributaria permitirá incorporar en la Ley de Presupuestos 2015 recursos adicionales por al menos US$ 2.300 millones.

El gobierno busca recaudar 8.300 millones de dólares, parte de los cuales servirán para financiar una reforma para mejorar la educación.

Sin embargo, la economía chilena pasa por una desaceleración que, sumada a las críticas de la oposición de derecha y del empresariado al proyecto original, llevó a Bachelet a negociar una serie de modificaciones al texto durante su debate en el Congreso con los partidos de oposición.

La reforma incluye el aumento de los impuestos a las grandes empresas, de un 20% a un 27%.

Además, se obligará a los dueños de estas empresas a tributar por la totalidad de las utilidades de sus compañías y no sólo sobre las que retiran, como ocurría hasta ahora mediante el Fondo de Utilidades Tributables (FUT) que desaparecerá a partir del 2018.

De un proyecto de ley que proponía un sistema único y progresivo, pero que adolecía de falta de incentivos a la inversión, se pasó a otro con la misma meta de recaudación, pero que según varios expertos, es más complejo y con más vacíos que podrían permitir la evasión.

Mandataria por Reforma Tributaria: “Es un instrumento poderoso que dará a Chile más y mejores oportunidades de desarrollo con inclusión”

La Jefa de Estado promulgó la ley que permite recaudar 8.300 millones de dólares adicionales para el fisco. “Están dadas todas las condiciones para que nos pongamos manos a la obra y juntos retomemos la senda de mayor crecimiento”, afirmó.

En el Salón Montt Varas del Palacio de La Moneda, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, promulgó la Reforma Tributaria, que modifica el impuesto a la renta e introduce diversos ajustes en el sistema.

Durante la firma del documento, la Mandataria, junto a los ministros de Hacienda, Alberto Arenas; De Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Peñailillo; de Secretaría General de la Presidencia, Ximena Rincón; de Secretaría General de Gobierno, Álvaro Elizalde; de Economía, Luis Felipe Céspedes; de Trabajo, Javiera Blanco; de Vivienda, Paulina Saball; de Medio Ambiente; Pablo Badenier; de Agricultura, Carlos Furche; y de Minería (s), Ignacio Moreno; destacó la trascendencia de este cambio impositivo para Chile, el mayor de las últimas dos décadas.

“Por eso que este es un día histórico, porque la Reforma Tributaria que estamos promulgando hoy es un instrumento poderoso que dará a Chile más y mejores oportunidades de desarrollo con inclusión. Permitirá que el Estado cuente de manera responsable con nuevos recursos para apostar decididamente por la ampliación y mejoría de los derechos sociales, como la educación, la salud y la protección social, y será un medio que ayudará a reducir la desigualdad por la vía de la justicia tributaria”, señaló.

La máxima autoridad del país, agregó que el nuevo sistema tributario permitirá contar con todas la herramientas necesarias para retomar el dinamismo de la economía nacional.

“Esto es muy relevante en un momento de menor crecimiento, esta promulgación entrega también una nueva señal de certidumbre y reglas claras a los agentes económicos. Con ello, están dadas todas las condiciones para que nos pongamos manos a la obra y juntos retomemos la senda de mayor crecimiento”, afirmó.

Asimismo, la Jefa de Estado explicó que los cuatro principios de esta iniciativa son: recaudar alrededor de 8.300 millones de dólares cada año; generar una estructura tributaria más equitativa, que reparta la carga de manera más justa; establecer nuevos incentivos a la inversión y el ahorro; y disminuir la evasión y la elusión, para que los contribuyentes efectivamente paguen lo que les corresponde según la legislación tributaria.

“Con este cambio aseguraremos financiamiento permanente para aquellas transformaciones comprometidas en áreas como educación, salud y protección social”, subrayó.

DEJA UNA RESPUESTA