Por Responsabilidad en Muerte de General Bachelet: Solicitan Procesamiento del Papá de la Candidata

0
420

Con mérito en los nuevos antecedentes del proceso rol nº  495-2010 , el abogado Eduardo Contreras, en representación de la Agrupación de Familiares de Ejecutados polìticos, solicitó al Ministro sumariante Mario Carroza, dictar auto de procesamiento en la persona de Fernando Matthei Aubel, por caberle participación en calidad de autor del delito de torturas con resultado de muerte, en la persona del general de aviación, Alberto Bachelet Martínez, fundado en los siguientes antecedentes de hecho.

I. ANTECEDENTES DE HECHO

Consta que con fecha 8 de julio recién pasado se llevaron a cabo las nuevas diligencias solicitadas por esta parte y a las que el tribunal dio lugar, consistentes en esencia en diversos careos entre el inculpado y  ex prisioneros de la FACH.

1.- Fue así que don Jaime Donoso Parra, oficial de la Fuerza Aèrea, prisionero de guerra en el AGA en las mismas fechas en que lo fue la víctima, general Alberto Bachelet, fue careado con el inculpado Fernando Matthei.

En dicha diligencia Donoso ratificó y amplió sus declaraciones de fojas 207 y 282 de autos, así como lo que había declarado en su declaración policial, Informe N° 1008/00702 de la Brigada Investigadora de Delitos contra los Derechos Humanos, del 17 de marzo de 2011 en donde señala que: “Durante mi período de detención fui objeto de diversos interrogatorios, los cuales fueron practicados por las personas antes descritas [Ceballos y Cáceres], no obstante lo anterior, recuerdo que en una oportunidad, cuando me trasladan encapuchado hasta la AGA, logré advertir la presencia del entonces Coronel Fernando MATHEI, quién dirigía de manera activa la separación de las personas que nos encontrábamos allí, para así comenzar con dichos interrogatorios, digo esto ya que gracias a que las capuchas eran muy delgadas personalmente podía ver qué sucedía a nuestro alrededor, logrando divisar así su presencia”.

En el careo del 8 de julio señaló que estuvo detenido desde septiembre de 1973 en diversos centros de detención y tortura hasta su condena en el proceso 1 – 73 de la fiscalía FACH.

Agrega que en uno de sus traslados desde la cárcel pública al AGA vió a Matthei vestido con un traje “ de fatiga” y zapatillas, sin uniforme pero desplegando “activa acción en la separación de los detenidos” ya que él era quien “tomaba decisiones respecto de la calificación de detenidos en el AGA, y ello me consta por haberlo visto”.

¿Puede haber algo más claro y concreto?

En cambio, en la misma diligencia, Matthei, contradiciendo sus propios dichos, difundidos hasta por TV, se retrata de cuerpo entero el mentir de manera burda y sostener ahora que “NUNCA FUI JAMAS A LA AGA Y TUVE QUE VER CON LOS DETENIDOS O CON LOS FISCALES O INTERROGADORES”

Ha de pensar que todavía es integrante de la Junta militar fascista que controlaba al país entero para atreverse a mentir, si él mismo ha dicho lo contrario.

En efecto, ha reconocido estar en el AGA en las fechas en que se encontraba detenido el general Bachelet, ha dicho que  preguntaba por su estado, que almorzaba con algunos de los interrogadores, que sabía perfectamente lo que sucedía pero que no podía hacer nada. ¿Qué más debe esperarse que diga Matthei para procesarlo?

2.- Con la misma fecha se realizó el careo del inculpado con el ex oficial FACH  Mario González quien recordó claramente que “para el día 18 de diciembre de 1973 se  anunció un cambio de mando en dichas instalaciones ( habla del AGA ), en cuando a que de ellas pasaba a hacerse cargo el señor Matthei”. Todo sucede el mismo 8 de julio de este año, pero esta vez  Matthei reconoce que es efectivo que “yo asumí el mando de la AGA y en cuanto a las visitas a ese lugar me remito a todo lo expuesto con  anterioridad en mis declaraciones”.

Es decir, ahora admite que si asistía a la AGA. No pueden ser más evidentes sus contradicciones que dejan claro que trata de burlar la acción de la justicia.

Debo recordar que el propio oficial González a fojas 811 había dicho antes que  a Matthei “Se le habría visto recorrer los sectores en los que se encontraban los detenidos, usando zapatillas, y vistiendo ropas deportivas, para no ser escuchado al caminar.”

Plena coincidencia con lo que sostiene haber visto por Jaime Donoso.

3.- El mismo 8 de julio Matthei  fue careado con la ex presa política Carmen Gloria Díaz Rodríguez, que ya había declarado a fs. 531 y 865, expresiones que ratificó y luego amplió subrayando que Matthei sí era director de la AGA y por ende la guardia del edificio estaba a su cargo y  dijo que “ es obvio que quien  está a cargo del edificio, está a cargo de sus instalaciones y sabe perfectamente lo que ocurre en ellas.” Agrega además que ella personalmente vió a  Matthei en la AGA en diciembre de 1974 y él nunca trató de impedir que la torturaran.

Añade que al contrario Matthei prestó su apoyo y servicios para que ello siguiera ocurriendo. Agrega que “todos los guardias hacían mención de la presencia de él en la AGA ya que era su director, de hecho yo lo consulté con el WALLY y me lo confirmó. Cuando fui a la diligencia de reconstrucción de una  maqueta de la AGA pude advertir que incluso había una fotografía de él como director del año 1974”.

En este careo, el contumaz Matthei, da una tercera versión de su presencia en la AGA.

En efecto, ahora dice que sí fue nombrado su Director “ y la única vez que fui a la AGA fui de uniforme a plena luz del día, bajé como he dicho a sacar un libro en la biblioteca acompañado por el teniente Mattig y en una fecha que corresponde ví a gente detenida el día 2 de febrero de 1974, saqué el libro y me retiré del lugar”.

Tercera versión de quien ahora niega anteriores declaraciones.

En síntesis, los nuevos antecedentes del proceso tienen el inmenso mérito de confirmar y reconfirmar que el inculpado era el Director de la AGA en la fecha de las torturas y  muerte del general Bachelet, que fue visto allí y que, aun cuando no formara parte de la fiscalía  a cargo de los detenidos, era el administrador legal del edificio en donde se torturaba y se mataba, que sabía de lo que ocurría y nada hizo al respecto.

Es procedente a estas alturas tener en cuenta además, que a fojas 865 consta la declaración anterior de la misma Carmen DÍAZ RODRÍGUEZ quien fue llevada al AGA por el SIFA, y fue violada y torturada allí.

Entonces ella dijo : “Recuerdo que se encontraba MATHEI, quien vestía de Civil, con zapatillas, para evitar ser reconocido; CEBALLOS vestía de civil y empleaba un lápiz en su boca para deformar su voz, y era el jefe en los interrogatorios; CÁCERES también vestía de civil”.

Recordemos además que a fojas 971 se adjuntó a este proceso la diligencia de careo entre Braulio WILCKENS RECART y Luis CAMPOS POBLETE, en la cual este último señala: “La guardia de los detenidos dependía del director de la AGA, el Coronel Fernando MATHEI”; Adjuntado al proceso 1058-2001 del 9º Juzgado del crimen de Santiago.

Y que a fojas 999 consta la  Declaración Judicial de Franklin BELLO CALDERÓN Comandante de Escuadrilla®:

“En cuanto al funcionamiento de la AGA como tal, o sea, como academia, y no como fiscalía, esta se encontraba a cargo del Coronel Fernando MATHEI “

Ademàs a fojas 1029 consta la Declaración Policial de Sergio LONTARRO TRUREO quién señala que es detenido y trasladado a Colina por la SIFA, en enero de 1974, “luego de mi arresto en el ministerio de defensa fui esposado por los Comandantes CÁCERES y CEBALLOS. Al momento de ingresar a la AGA logré escuchar al entonces Coronel Fernando MATHEI, recibirse como jefe de la AGA ante el personal de esa unidad”.

Es necesario en nuestra opinión tener en cuenta además que se encuentra acreditado en el proceso que a partir del 11 de septiembre de 1973, la Fuerza Aérea de Chile realizó acciones con el fin de investigar la participación de los miembros de la institución en apoyo al gobierno constitucional recién derrocado del Presidente Salvador Allende Gossens.

Y que en este sentido se ordenó desde las esferas más altas de la Junta de Gobierno liderada por Augusto Pinochet Ugarte la investigación de estos casos a la Fiscalía Militar que funcionaría en dependencias de la Academia de Guerra Aérea, en donde los detenidos, entre ellos el General Bachelet eran sometidos diariamente a torturas, apremios físicos y psicológicos por funcionarios de la institución que los tenían a su cargo.

Es un hecho de la causa que desde el año 1973 la Dirección de la Academia Aérea de Guerra (A.G.A.) recayó en la figura del entonces Coronel Fernando Matthei.

Este alto oficial es sindicado en distintas declaraciones que obran en el proceso como un oficial que se hacía presente en los interrogatorios de los detenidos, y que se preocupaba de que su permanencia en el recinto de la A.G.A. fuese disimulado por su atuendo deportivo, y no el militar. Típica conducta  del solapado.

Otro hecho de la causa es que el propio Fernando Matthei ha declarado en el proceso que efectivamente conversó con algunos de los torturadores los que le relataron sus tareas pero que ellas se justificaban dado el estado de guerra que existiría.

Es el mismo Matthei que ha confesado públicamente a través de entrevista de TV del canal CNN que tenía perfecto conocimiento de lo que sucedía en materia de violaciones a los derechos humanos pero que no podía hacer nada porque cada uno respondía de su sector. Su sector era precisamente la Fuerza Aérea y, específicamente, el AGA.

El mismo Matthei ha reiterado que en todo caso no se arrepiente de nada y que volvería a hacer lo mismo. Corresponde insistir, una vez más, que Matthei tenía mayor rango (Coronel) que los ya procesados Cevallos Jones y Cáceres Jorquera al momento de ocurrido el fallecimiento del General Alberto Bachelet producto de las torturas sufridas al interior del recinto de la A.G.A.

Los vejámenes y apremios se realizaban no sólo en el subterráneo de la A.G.A., sino que en salas de otros pisos del recinto en presencia de diferentes oficiales de la institución y, por cierto, con el conocimiento del entonces Director Fernando Matthei.

SÍNTESIS DE LOS HECHOS : 

Del mérito del proceso, plenamente confirmado por los nuevos antecedentes derivados de las diligencias a que dio lugar el Tribunal, se desprende que :

1.- Matthei era el director del AGA  a la fecha de la muerte por torturas del general Bachelet y lo fue desde diciembre del 73 y hasta mucho tiempo después de la muerte del general.

2.- En tal calidad, si bien no torturó, y aparentemente no fue el fiscal militar que ordenó los ilícitos, sí era el jefe superior del edificio en que ello sucedía y de lo que tuvo pleno y absoluto conocimiento al punto que lo ha reconocido en un programa de TV agregando que en similares circunstancias actuaría del mismo modo, ha agregado que preguntaba por los detenidos y que alternó con los oficiales que entonces torturaban y que hoy están procesados como autores.

3.- Fue visto en esas fechas en el AGA por más de uno de los ex prisioneros que ha declarado en autos y hasta consta que recibía personalmente a los que llegaban al AGA.

4.- Las torturas y la muerte fueron obra de la FACH, de la que Matthei era Coronel.

Es decir se trata de un oficial de alto rango que pertenecía a los servicios de inteligencia, en el marco de una dictadura de la que formó parte desde los inicios al punto que llegó a ser finalmente integrante de la Junta que desató el genocidio en Chile, además de agente de los servicios de inteligencia británica para agredir a un país vecino durante el episodio de la guerra de las Malvinas.

Es decir, Matthei no sólo no pudo ignorar lo que sucedía en el local bajo su mando sino que, es más, lo ha reconocido expresamente y no hizo nada por evitarlo, pudiendo hacerlo dado su grado y su importancia al interior del mando golpista del 73. Estos son los hechos concretos y el contexto en que sucedió el crimen que se investiga.

Descargue el documento

DEJA UNA RESPUESTA