Ponce Lerou al Borde del Fuera de Combate: No se Presentará a Próxima Elección del Directorio

0
343

El controlador de SQM, Julio Ponce Lerou, evalúa no repostular al cargo que posee desde 1987 en la institución, esperando mejorar los resultados de la empresa. La Junta Ordinaria de accionistas deberá elegir un nuevo directorio el próximo viernes 24 de abril, y Ponce Lerou podría no estar entre los nombres. Para el controlador de SQM, el dilema es el siguiente: o retiene la presidencia de la compañía y se mantienen las críticas de varios minoritarios a su gobierno corporativo; o rediseña el directorio y recupera el favor del mercado, que ha castigado a la acción con fuerza desde que los tres directores de PCS dejaran la compañía el 17 de marzo.

 

Ponce es el controlador de SQM ya que como aliado con la japonesa Kowa elige a cuatro de los siete directores de la serie A, mientras que canadienses eligen a tres, completándose el grupo con el miembro elegido por los accionistas minoritarios (serie B).

En caso de un empate, el presidente es designado por los directores de la serie A, donde Ponce Lerou tiene mayoría y por ende, el control.

La decisión de Ponce aún no es final pero se debería a la necesidad de recuperar el valor de su activo principal, cuyas acciones garantizan sus deudas frente a sus acreedores y cuyo valor ha descendido 20 por ciento en un año.

Cambios en procedimiento de pagos

Bajo el nuevo mando de Patricio de Solminihac, la firma dio a conocer internamente las medidas con las que la empresa busca dar una señal de transparencia, fortalecer los controles internos y tomar distancia de la administración anterior.

Según informó El Mercurio, SQM decidió terminar todos los contratos vigentes con empresas, las que fueron notificadas inmediatamente de la decisión.

Entre las nuevas medidas planteadas en la empresa incluyen que en el caso del pago de boletas con o sin retención, y de facturas no afectas a IVA, la glosa debe ser coincidente y coherente con el giro de quien emite el documento.

Además, los funcionarios deberán establecer claramente información como el objeto del servicio, el contrato asociado y si dicho pago está vinculado a la elaboración de un informe determinado.

Junto a eso, se determinó que las boletas con retención no podrán usar nuevamente el formulario de pago general, y que cada servicio deberá contar con un respaldo claramente establecido, el que será guardado por al menos seis años.

Declaró Gerente General de SQM

Por siete horas se extendió la declaración del gerente general de SQM, Patricio de Solminihac, en la Fiscalía Nacional, en torno a la investigación por pagos irregulares para financiar campañas políticas.  

“Estoy muy tranquilo”, fueron las escuetas declaraciones que dijo a la salida.
   
El ejecutivo llegó pasadas las 8 de la mañana (estaba citado a las 9) y se retiró cerca de las 16 horas.

El ejecutivo llegó junto a su abogado, Hugo Rivera, y tal como había comprometido, trajo consigo una serie de documentación para aclarar los US$ 11 millones en pagos si el respaldo suficiente, por lo que se espera una extensa jornada.

Mañana será el turno del vicepresidente de finanzas de la compañía, Ricardo Ramos, quien está citado a las 9:00 hrs.

Julio Ponce analiza dejar el directorio de SQM

por V. Cofré / F. Vega

Serán dos semanas intensas las que vienen para el futuro de SQM. En 15 días más, el viernes 24 de abril, la junta ordinaria de accionistas deberá elegir un nuevo directorio. Y por primera vez en 28 años, el nombre de Julio Ponce podría no estar entre los candidatos a la mesa. Las negociaciones y conversaciones no han terminado, pero entre los accionistas de la empresa ya circula la opción. “Sería algo realmente inédito”, dicen desde una AFP en la que han escuchado esa posibilidad. “Es una opción que no descartaría”, admite un cercano a la administración de SQM. “Ponce lo está estudiando”, agrega otro accionista. El presidente de la minera evalúa no repostular al cargo que detenta desde 1987. Accionistas creen que PCS no volverá a la mesa mientras Ponce siga en ella.

Julio Ponce es el controlador de SQM porque, aliado a la japonesa Kowa, elige a cuatro de los siete directores de la serie A. La canadiense escoge a tres. Y la serie B, donde hay minoritarios, elige uno. Pero al presidente, cuyo voto es dirimente en caso de empate, lo eligen solo los directores de la serie A. Así Ponce ejerce el control, algo que PCS parece no  amenazar. Ambos bandos tienen el 32% del capital completo de SQM.

Para el controlador de SQM, el dilema es el siguiente: o retiene la presidencia de la compañía y se mantienen las críticas de varios minoritarios a su gobierno corporativo; o rediseña el directorio y recupera el favor del mercado, que ha castigado a la acción con fuerza desde que los tres directores de PCS dejaran la compañía el 17 de marzo.

Ese día, a las 21:15 horas, José María Eyzaguirre, Alejandro Montero y Wayne Brownlee, renunciaron descontentos con la forma en que la empresa había abordado la investigación del Ministerio Público sobre pagos irregulares. El 18 de marzo, la acción cayó 17%, a $ 11.752. El valor no se ha recuperado: ayer cerró en $ 11.718 .

Los minoritarios creen que si no hay cambios en el gobierno corporativo, la acción no volverá a su precio anterior al escándalo. Y entre los socios más pequeños hay otra creencia:

PCS no volverá a la mesa mientras Julio Ponce se mantenga en ella, lo que impedirá la recuperación del precio. El fondo Sailing Stone, dueño del 14% de la serie B, pidió el 26 de marzo la salida de Ponce y el retorno de la canadiense a la mesa. PCS ha mantenido el misterio y aún no devela si volverá. “Potash es visto como un accionista fuerte y bueno para el gobierno corporativo”, dijo Jim Harper, jefe de investigación en BCP Securities, el 23 de marzo. “Es un segundo par de ojos. Nadie fuera de Chile conoce mucho a Ponce”, afirmó.

Cercanos a Ponce dicen que aún no hay nada decidido y que muchas cosas pueden pasar de aquí al 24 de abril. Pero no descartan su salida del directorio. Sería un golpe fuerte, asume una persona ligada a SQM, pero por un objetivo mayor: recuperar el valor de su activo principal, cuyas acciones garantizan sus deudas frente a sus acreedores y cuyo valor ha descendido 20% en el año.

Si sale de SQM, Ponce permanecería en las mesas de las cascadas y tendría que nominar representantes que gozaran de credibilidad pública y de su confianza para asumir. Hoy en la mesa lo acompañan Hernán Büchi, Patricio Contesse Fica, Wolf Von Appen y Juan Antonio Guzmán. Los minoritarios buscan por ahora candidatos para competir por la serie B -que eligió a Guzmán en 2013- e intentan aunar fuerzas.

El nuevo gerente

También está preocupado del futuro de SQM su nuevo gerente general, Patricio de Solminihac, quien asumió el 16 de marzo en reemplazo del histórico Patricio Contesse González. El ejecutivo ha estado reuniéndose con minoritarios, entre ellos algunas AFP, para marcar distancias con su antecesor, aclarar que no hay daño operacional en SQM y prometer el inicio de una nueva etapa en la empresa.

De Solminihac ha terminado con varias asesorías, entre ellas la que prestaba Imaginaccion, la empresa de Enrique Correa. También ha buscado un nuevo estudio de abogados corporativo que asesore a SQM y su fiscal, Matías Astaburuaga; y ayer circuló en la compañía un nuevo procedimiento para pagar boletas y facturas.

Fuente: La Tercera

DEJA UNA RESPUESTA