Todos los Caminos del “Caso Cascadas” Conducen a Piñera

0
244

A una semana de conocer los resultados de la comisión investigadora de la Cámara de Diputados, el implicado indiscutido, Julio Ponce Lerou, volvió a insistir en su inocencia y asegurando que si no hubiera sido por Sebastián Piñera, no habría existido el caso. En respuesta a un cuestionario de la Comisión investigadora de la Cámara de Diputados, involucró nuevamente al ex Presidente. Aunque evitó responder a las preguntas de los parlamentarios, manifestó que “sin la participación del señor Piñera, no habría caso Cascadas”.

 

Agregó que el ex Jefe de Estado tuvo una “especial preocupación” por el caso y que le pidió al ex subsecretario de Hacienda, Julio Dittborn, que averigüe “mayores detalles”.

Ponce Lerou, que reiteró su “total y completa inocencia”, expresó:

“Espero, por el bien del mercado chileno, que esta comisión, entre otras materias de su competencia, tenga a bien proponer y promover cambios legales y/o reglamentarios en el gobierno corporativo de la SVS, de manera de evitar eventuales conflictos de interés, como lo es que una misma persona sea juez y parte en un procedimiento administrativo sancionador”.

Añadió:

“Me parece imprescindible que el mercado tenga acceso al detalle de los activos de las autoridades del Gobierno anterior, los cuales pudieron incidir en la actuación de los mismos. Sobre esta materia, me refiero especialmente al fideicomiso ciego del señor Sebastián Piñera, cuyo contenido es aún desconocido por las chilenas y chilenos”.

De este modo, el “Caso Cascadas” sigue sin tocar fondo. A más de año desde que se denunciara el bullado escándalo de manipulación en la Bolsa de Santiago en que la sociedad controladora Soquimich, cuyo administrador, Julio Ponce Lerou gestionó un mecanismo que permitió “inflar” el valor de los papeles de sociedades derivadas de ésta mayor, este sigue emitiendo esquirlas.

Las sociedades realizaron una serie de operaciones sociales, tanto de inversión como de financiamiento, que tuvieron por objeto dejar disponibles importantes paquetes de acciones para su remate en el mercado, para después recomprar los títulos a precios mayores a los de su venta inicial.

Que los hechos fueron sancionados por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), no impidió que se formara una comisión investigadora que reveló los nexos de Ponce Lerou y asociados con personeros del  gobierno anterior y que incluso el mismo presidente Sebastián Piñera habría tenido incidencia en la gestión del fraude bursátil con las acciones de SQM, o por lo menos así lo volvió a testificar Ponce en la penúltima sesión de la comisión investigadora del caso. En esta instancia volvió a insistir en su inocencia, además de asegurar que si no fuera por el exmandatario “no habría caso” que investigar.

 Aunque no es la primera vez que insiste en este punto, el diputado de Renovación Nacional y que integra la comisión investigadora, Nicolás Monckberg, asegura que el empresario sólo emite acusaciones falsas en contra de Piñera, evitando su responsabilidad, “como tampoco lo hizo ante la SVS”, dijo.

Lo cierto es que en ocasiones anteriores el mismo ejecutivo, que ya fue sancionado por los hechos cometidos entre 2008 y 2011, ya había intentado expiar culpas dirigiéndolas hacia Piñera. Aún así, cuando ha sido interrogado por la materia, el ex mandatario ha sido evasivo y elude responsabilidades.

Anteriormente, los diputados del oficialismo integrantes de la comisión han apuntado que el gran secreto detrás del caso que salpica a Piñera está en el fideicomiso ciego que el ex dueño de Chilevisión creó para llegar a La Moneda e intentar acallar las críticas de la oposición sobre supuestos enriquecimientos y conflictos de interés.

El fideicomiso es secreto y nadie, oficialmente, sabe dónde fueron invertidos los fondos mientras Piñera era Presidente.

Las declaraciones de Ponce Lerou fueron realizadas en la penúltima sesión de la comisión investigadora. Después de meses de indagaciones parlamentarias las conclusiones de la instancia deberán ser entregadas y votadas antes del 10 de diciembre, fecha de término del proceso.

¿Qué viene después? Si se determina que las acusaciones contra un entonces funcionario público son verídicas, las conclusiones podrían alejar a los involucrados de los cargos públicos. Si no es así, de todas formas los antecedentes recopilados serán entregados a la Fiscalía a cargo del caso.

Solo queda esperar si es que realmente, después de cerca de seis meses de indagatoria, las conclusiones de la Cámara salpicarán o sancionarán a quien fuera el Presidente de la República con mayores nexos en el empresariado, pero en que las entidades tenían especial vinculación con sus propios negocios.

DEJA UNA RESPUESTA