El Pentagate es un Caleidoscopio de Múltiples Colores: La Vida te Da Sorpresas

0
256

Por cerca de cuatro horas declaró ante el fiscal Carlos Gajardo el fundador del grupo Cruzat, Manuel Cruzat, en calidad de inculpado, por su vinculación con operaciones de futuros denominados “forwards”, presumiblemente utilizados para evadir impuestos, en el marco del caso Penta. De otra parte, María Carolina de la Cerda, cuñada del ex subsecretario de Minería, Pablo Wagner, declaró ante la Fiscalía que sabía que las boletas irregulares correspondían a fondos que se destinaban a campañas políticas. Y la novedad del día: el fiscal Gajardo solicitó a la PDI investigar a 19 personas que emitieron boletas de honorarios con un monto mayor a un millón de pesos a la sociedad minera Soquimich Limitada, entre los que están un hijo del diputado DC, Roberto León,  ex embajador de Chile en República Checa y también militante DC , Marcelo Rozas y la ex asesora del diputado Fulvio Rossi, Mariela Loreto Molina Aguilera.

 

La investigación sobre los contratos forwards se enfoca en 40 documentos, algunos de los cuales se agregaron a la investigación luego de las declaraciones del ex gerente del grupo, Iván Rojas, los que se sumaron a los 24 entregados por Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín.

A su salida, Cruzat declinó realizar declaraciones a la prensa, sin embargo, su abogado Felipe Moraga detalló a Cooperativa que en la audiencia se explicó la relación de Cruzat, a través de la empresa CB Consultorías y Proyectos, con el grupo Penta y explicó que las operaciones eran “bastante exiguas, menos del uno por mil” respecto al global que realiza el conglomerado.

Moraga también reveló que el holding posee dos organismos de control, la Fiscalía y la Contraloría interna, que filtran la licitud de los contratos, pero que en este caso ninguno de los “forwards” se puso en conocimiento de estos organismos, por lo que la plana ejecutiva mayor del grupo Cruzat nunca se enteró de esta situación.

Manuel Cruzat “se vino a enterar específicamente en el mes de enero de este año, a propósito de la conversación con una persona en específico, que se estableció en la declaración, que le contó la existencia de esta situación, a propósito de lo que estaba saliendo en los medios”, aclaró el abogado Moraga.

Esta es la primera vez que Cruzat declara ante la Fiscalía debido a que la primera vez que fue citado se amparo en su derecho a guardar silencio.

La declaración de Cruzat no quedó en reserva, como si ocurrió la semana pasada con lo expuesto por Iván Rojas.

Los próximos posibles formalizados del Caso Penta

Hugo Bravo, exgerente de las empresas de “Los Carlos”, no sólo hundió a sus expatrones, sino que también develó los otros nexos que el grupo sembró durante años. Con ello se abrieron

aristas de investigación y los fiscales ya tienen la mira puesta en ellos.

Cuando iniciaba el feriado judicial y se pensaba que noticias relacionadas al caso Penta se debían esperar hasta marzo, una nueva arista fue descubierta por el Ministerio Público e,

inevitablemente, llegó a la opinión ciudadana. Los fiscales de Unidad de Alta Complejidad Oriente, detectaron otras irregularidades provenientes del grupo Penta, además de las ya conocidas.

Se trata de decenas de contratos denominados forward firmados con el polémico grupo Cruzat, con los que el primero habría podido documentar supuestas pérdidas que los eximían del pago de millones en impuestos.

Los contratos forward -firmados entre 2008 y 2010- son unos de los más riesgosos dentro del mercado. En ellos, las dos partes se comprometen a concretar ventas sobre determinadas acciones a un valor y fecha determinados. El precio de dichos activos es prefijado, por lo que se aventura a sufrir, importantes ganancias o colosales pérdidas. Los datos fueron develados por Hugo Bravo.

En el caso de las empresas de Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto “Choclo” Délano, las fechas habrían sido adulteradas, permitiendo demostrar pérdidas en el mercado por cerca de $ 10 mil millones. Con tal derrota bursátil no podían pagar impuestos. El antecedente ahora se convierte en una palada más en el caso Penta.

Los Cruzat, al filo de la justicia

No es la primera vez que el holding de Manuel Cruzat está sobre el tapete por asuntos al margen del mercado. Durante la primera parte de la dictadura, fue la cabezsa de uno de los dos grupos económicos cuya quiebra precipitó la grave crisis económica de 1981-82. En 2012, se hizo más conocido por la polémica con el caso Curauma, más tarde lo hizo por el episodio judicial de Miscuentas.com. Hoy lo hace por Penta, el mayor escándalo tributario y político de los últimos 10 años.

Cabe destacar que el caso de Miscuentas.com, el que fue interpuesto por Falabella, en que la tienda denunció la apropiación indebida de US$ 40 millones, tuvo a Cruzar al filo de caer en prisión, pero que gracias a un acuerdo reparatorio, en enero evitó llegar al presidio.

Con los antecedentes, la Fiscalía ya estaría en la tarea de redacción de nuevas formalizaciones, sobre todo con esta nueva arista contra el grupo asociado.

En primer lugar está el propio Manuel Cruzat Infante, cabeza del grupo y nexo con el grupo Penta. Ya declaró ante los fiscales del caso.

Rodrigo Cruzat, hijo del controlador del Holding. Fue apoderado de algunas de las sociedades del grupo, además, es el autor de algunas de las firmas de los contratos forward, sin embargo, él se defiende diciendo que no sabía a qué respondían los documentos, sino que lo hacía según lo pedían los ejecutivos de las empresas.

Iván Rojas, exgerente del grupo Cruzat. No fue hasta que él prestó testimonio cuando se supo la real envergadura de los nexos entre Penta y Cruzat. Entregó copias de 40 contratos forward, él firmó 13 de ellos.

En el aspecto más cercanos a Penta, también estarían en lista de espera:

Carolina de la Cerda, cuñada de Pablo Wagner, exsubsecretario de Minería de Sebastián Piñera. Ella facilitó algunas de las boletas falsas usadas por la entonces autoridad, para cobrar montos al grupo Penta.

Jovino Novoa, exsenador y coronel de la UDI. Según testimonios de trabajadores del grupo Penta, él habría sido la persona que llegaba hasta las oficinas de “Los Carlos”, para recaudar fondos a los candidatos. Según su secretaría, era uno de los que conseguía boletas falsas al grupo.

Cuñada de Wagner sabía que boletas iban a campañas políticas

María Carolina de la Cerda, cuñada del ex subsecretario de Minería, Pablo Wagner, aseguró que sabía que las boletas irregulares correspondían a fondos que se destinaban a campañas políticas. Reconoció haber emitido documentos de este tipo entre 2009 y 2014.

Como indicó El Mercurio, en su declaración ante el fiscal Pablo Norambuena, la mujer indicó que en 2009, Wagner le dijo que “durante el año me podían llamar para pedirme boletas para campañas políticas, voy a dar tu nombre para esto. Yo asumí que iban a ser de la UDI los que me iban a llamar, ya que Pablo es de la UDI, yo no”.

En marzo de ese año, Wagner le pidió cuatro boletas para la sociedad Moulian Silva y Wagner Gestores Ltda, en la que participaban Vasco Moulian, Ernesto Silva y el ex gerente de Icare, Walter Díaz.

“Para esa empresa emití cuatro boletas, yo no presté servicios (…) me dijo Pablo ‘tú te quedas con la devolución”, testificó De la Cerda.

Según explicó, en julio de 2009, recibió una llamada de parte de Ernesto Silva Bafalluy para pedirle una boleta de honorarios emitida a nombre de Soquimich por siete millones y medio de pesos.

El dinero fue depositado a su cuenta corriente y ella debía devolverlo en tres cheques a nombre de Silva, Cristina Bitar y Lorena Espinoza, secretaria del ex candidato a senador Joaquín Lavín.

“No me dijeron para qué candidato eran las platas, una persona pasó a buscar los cheques a mi casa”, señaló.

En relación a las boletas a Inversiones Banpenta, Penta III y Empresas Penta, De la Cerda reconoció haberlas empezado a girar en junio de 2010, cada dos meses.

“Nunca me relacioné con alguien de Penta”, manifestó ante los jueces.

A través de estas facturas se realizaron 14 pagos por un total de 42 millones de pesos, los que fueron recibidos por Wagner cuando ejercía como subsecretario, entre 2010 y 2012.

De la Cerda admitió haber emitido este tipo de documentos entre 2009 y 2014 a distintas empresas.

“El que yo no le haya pedido explicaciones o para qué era la plata es porque confío plenamente en Pablo Wagner, ya que es como un hermano para mí”, destacó.

El abogado querellante por parte del PS, Enrique Aldunate, aseguró que “la declaración en este caso de la señora De la Cerda aportan”.

“Efectivamente a partir de esta declaración y sumados a otros elementos de la investigación queda en evidencia que acá ha existido mecanismos a través de la emisión de documentos tributarios ideológicamente falsos para obtener recursos que se utilizaron para el financiamiento de algunas campañas”, añadió.

Y explicó que “en ese contexto, la investigación que surge a partir de esta investigación es si esas conductas pueden ser constitutivas o no de delitos tributarios, que en nuestro concepto entendemos que sí lo es en los hechos”.

Fiscal Gajardo investiga a 19 personas por boletas a Soquimich

El fiscal a cargo del caso Penta, Carlos Gajardo, pidió a la PDI información sobre 19 personas que emitieron boletas de honorarios con un monto mayor a un millón de pesos a la sociedad minera Soquimich Limitada (SQM).

Como consignó La Tercera, en la nómina se incluye al hijo del diputado DC Roberto León, del mismo nombre, quien figura como “estudiante” y emitió una boleta por un monto bruto de dos millones y medio de pesos.

En la lista también aparece el ex embajador de Chile en República Checa y militante DC Marcelo Rozas quien emitió una boleta por más de dos millones de pesos.

Además, su esposa, Michelle Reymond y su hijo, Daniel Rozas, también emitieron boletas por montos similares.

La Fiscalía también incluye un comprobante de Manuel Rodríguez Campillay, candidato UDI a CORE en la última elección, por un millón y medio de pesos, y una boleta por más de cuatro millones de pesos de la ex jefa de gabinete del senador Fulvio Rossi, María Loreto Medina.

Rossi descartó haber tenido algún vínculo con la empresa SQM durante su campaña senatorial en 2009, luego que su ex asesora saliera al ruedo en medio de la investigación que realiza el fiscal Carlos Gajardo en el marco del caso Penta.

Según publicó este martes La Tercera, la ex asesora de Rossi, Mariela Loreto Molina Aguilera, emitió una boleta por 4.444.444 pesos a la sociedad minera Soquimich Limitada (SQM) en julio de 2009, mientras colaboraba en la campaña.

A través de una declaración pública, el parlamentario aclaró que se encuentra fuera del país y que respecto a “la asesoría que habría prestado mi ex colaboradora Mariela Molina a la empresa SQM, quisiera señalar que en julio del 2009 ella no tenía relación contractual conmigo”.

Rossi sostuvo que Molina es “una gran profesional, de hecho posterior a su labor en el Congreso ha continuado desarrollando asesorías corporativas y estratégicas a grandes empresas regionales y nacionales”.

Al respecto, el diputado René Saffirio declaró que “creo ser amigo del diputado Roberto León pero en esta cuestión en que está en juego la credibilidad de las instituciones y nuestra institucionalidad democrática, no es la amistad la que tiene que primar, tiene que primar la verdad”.

“Si se ha cometido un error, si se ha cometido un delito, si se ha cometido una falta, desde mi punto de vista, tiene que hacerse efectiva esa responsabilidad por los canales normales, con las instituciones funcionando, con un Ministerio Público que investigue sin que sea coartado”, agregó.

Por su parte, el vicepresidente de la DC, Fuad Chahín, afirmó que “si es que hay servicios que se prestaron, no hay ningún problema; si es que no ocurrió aquello, efectivamente estamos ante una situación distinta y la Democracia Cristiana ahí va actuar con mucha claridad y mucha firmeza, pero aquí no caben ni defensas corporativas ni condenas anticipadas mientras no tengamos todos los antecedentes”.

En tanto, este martes se reveló que la Fiscalía de Delitos de Alta Complejidad también encontró un documento que podría tener relación con la campaña senatorial de Fulvio Rossi (PS) en 2009.

Dicho escrito menciona a Mariela Loreto Molina Aguilera, quien desde 2005 y al menos hasta 2012 trabajó con el senador como asistente de prensa y jefa de gabinete, quien emitió una boleta por 4.444.444 pesos en julio de 2009, mientras colaboraba en la campaña, lo que fue desmentido por Rossi.

Sobre esto se refirió el ministro vocero de Gobierno, Álvaro Elizalde, enfatizando que “la postura del Gobierno es una sola y ha sido la misma desde el primer día, la Fiscalía debe desarrollar su trabajo sin interferencias políticas y sin prejuzgar”.

SQM: Las boletas asociadas a la DC que conducen al corazón del “gutismo”

Dos de los mencionados en esta rama de la investigación y que salpica a la Nueva Mayoría son cercanos al ex diputado y marido de Soledad Alvear. El diputado Roberto León, ligado a los “guatones” dentro del falangismo, y el ex embajador Marcelo Rozas, histórico amigo y operador de quien se ha situado como un crítico a las reformas de Bachelet al interior del oficialismo.

Carlos Gajardo, el fiscal a cargo del equipo en la Fiscalía Oriente que investiga el Caso Penta, abrió otra rama en el proceso al meterse en los registros contables de SQM, la compañía de minerales no metálicos controlada por Julio Ponce Lerou, ex yerno de Augusto Pinochet y que paralelamente enfrenta el Caso Cascadas, con acusaciones desde la SVS por operaciones financieras irregulares.

Gajardo llegó en parte a SQM a partir de los testimonios en la indagatoria a Pablo Wagner, ex subsecretario de Minería en el Gobierno de Piñera.

Su cuñada, María Carolina de la Cerda, reconoció que Wagner le pidió una boleta a nombre de SQM que, según los datos que han trascendido, habría servido como aporte a la campaña en la que Joaquín Lavín postuló al Senado en 2009.

Precisamente las boletas que involucran a militantes de la Nueva Mayoría corresponden a julio de 2009. De esa fecha son los documentos que están en los registros de Soquimich a nombre del ex embajador en el primer Gobierno de Bachelet, Marcelo Rozas, por $2.222.222; su mujer Michelle Raymond por el mismo monto y uno de sus cuatro hijos por $2 millones 500 mil.

La vida política de Rozas está estrechamente ligada a la de Gutenberg Martínez. Desde mediados de los 70, cuando era estudiante de Filosofía en la Católica y militaba en la JDC, Martínez era dirigente.

Rozas fue director de la revista Hoy y, según consigna La Segunda citando a sus cercanos, conoció a Julio Ponce, que le entregó apoyo económico para la publicación. En 1988 estuvo asociado al arreglo de los padrones del partido, en el que se identificó a un grupo de Martínez, para elegir a Patricio Aylwin por sobre Gabriel Valdés como candidato a la Presidencia.

En adelante, no ha ocupado cargos de primera línea, fue director de la Agencia de Cooperación Internacional (AGCI) mientras Soledad Alvear, esposa de Gutenberg Martínez, fue canciller de Lagos, y uno de sus asesores más directos en el Ministerio.

También estuvo en el equipo deAlvear cuando disputó el lugar de la candidatura presidencial de la Concertación con Bachelet en 2005.

Gestor del “grupo München”, lote que se juntaba a comer regularmente para hablar de política y al que pertenecieron Martínez, José Miguel Insulza, el ex ministro Mario Fernández, Marcelo Schilling, entre otros.

Después de salir abruptamente de su puesto como embajador en la República Checa, durante el primer Gobierno de Bachelet, precisamente en 2009, luego de hacer una analogía entre la Presidenta y Mary Poppins, está alejado de la política y vive retirado en La Herradura.

Otro de los asociados al listado de boletas emitidas a SQM es el diputado por Curicó Roberto León. Su hijo Roberto León Araya, quien figura como estudiante, aparece registrado en una boleta de julio de 2009 por $2 millones 500 mil.

León es diputado desde 1994 e históricamente ha estado en la facción de los “guatones”, como se le conoce en el partido, y que encabezó Martínez junto a otros militantes, como Juan Carlos Latorre, Francisco Frei, Exequiel Silva.

Por ahora, León –que ha dicho no conocer a Julio Ponce ni a sus abogados– está de vacaciones en Estados Unidos y no se ha referido al tema.

Pero el escándalo salpica a Martínez en momentos en que había vuelto a la primera línea de la política, apareciendo en los medios como un fuerte crítico al tono con que el Gobierno de Bachelet impulsa sus reformas.

Encargado distrital de la campaña de Piñera en Antofagasta aparece en el listado de boletas a SQM

Dentro de la arista que involucra a SQM en el pago de boletas eventualmente irregulares a personas por servicios que no se habrían realizado, figura –además del hijo de un diputado y la familia de un ex embajador DC– el nombre de Robert Araya Alquinta, quien fuera concejal y candidato a alcalde de Antofagasta.

Araya aparece en el listado que el fiscal Carlos Gajardo tiene acotado a julio de 2009, con las boletas emitidas a SQM. Uno de los documentos está a nombre de Araya por un monto de $2.777.777.

El ex concejal, quien militó en la UDI, fue el encargado distrital de la campaña del entonces candidato presidencial Sebastián Piñera, recorriendo la zona junto a él en sus múltiples actividades, incluso una en la que participaron los hijos del ex Presidente.

Una vez en el Gobierno, Araya, que es abogado, fue nombrado director de Sercotec. Pero en 2011 fue alejado del cargo y acusó un “acto de matonaje” por parte del diputado UDI por el distrito Felipe Ward, quien a juicio de Araya intervino en su salida. “Pienso que si hay que prestarle apoyo sicológico o de cualquier otra naturaleza estamos dispuestos a hacerlo”, dijo Ward en ese momento, aclarando que el despido de Araya fue por mal desempeño de sus funciones.

UDI pidió “gesto” al Gobierno por solicitar renuncia de Moreira

Ante las críticas de diversos sectores políticos por el caso Penta, la UDI pidió que el Gobierno haga “un gesto” en relación al ministro Alberto Undurraga antes de pedir que Iván Moreira salga de su cargo como vicepresidente en la colectividad.

El prosecretario de la UDI, Pablo Terrazas, aseguró que la decisión de mantener al parlamentario en su cargo a pesar de haber recibido aportes irregulares por parte de Penta es un “tema interno”.

Sin embargo, Terrazas destacó que “nadie le ha dicho al ministro Undurraga y al Gobierno que tiene que renunciar por estar vinculado al caso Penta”.

“Yo creo que si el Gobierno quiere que hagamos un gesto respecto al caso Penta, el primer gesto lo van a tener que dar ellos, si tienen un ministro que representa al Gobierno de Chile ejerciendo funciones y que se encuentra involucrado en el caso Penta”, agregó.

Mientras tanto, Nicolás Monckeberg (RN) planteó que “los parlamentarios por Constitución no son renunciables a sus cargos y si la directiva de la UDI toma las decisiones de renuncia, es una decisión que depende de ellos”.

“Si me piden mi opinión personal, es evidente que es muy complejo que un parlamentario que está siendo investigado esté en la directiva de un partido”, recalcó.

Monckeberg continuó indicando que “a nadie le ayuda que parlamentarios que son parte de una investigación estén en la directiva de los partidos”.

DEJA UNA RESPUESTA