Se Agudiza el Desgranamiento del Choclo: Ejecutivos del Grupo Penta Confirman Confesión de Bravo, Describen Modus Operandi y Precisan Montos de Sobornos Políticos

0
266

Tal como se presumía, el levantamiento del secreto en la investigación sobre el Pentagate ha resultado algo así como el destape de la Caja de Pandora. Ahora salieron a la luz la declaración ante la Fiscalía del Gerente de Contabilidad del empresas Penta, Marcos Castro Sanguineti, quién ratificó los antecedentes entregados por Hugo Bravo, acerca de los aportes ilegales, en rigor sobornos, entregados a políticos de derecha, principalmente la UDI, pero también de RN y Andrés Velasco. Pero además, se han conocidos en apenas 48 horas, la denuncia del SII, que involucra a los principales controladores del grupo Penta, y las declaraciones ante la fiscalía, prestadas por Laurence Golborne y Pablo Zalaquett, así como el informe de la PDI sobre el allanamiento a la casa de Andrés Velasco. Tal parece que en en Pentagate, hay sorpresas y novedades para rato.

 

“Siempre ha existido ayuda del grupo a algunos candidatos. Ese tema se veía a nivel de los dueños Lavín y Délano con Hugo Bravo y quien implementaba esos pagos era Hugo Bravo, normalmente con facturas o boletas que se le giraban a empresas Penta S.A., Penta III, Penta IN”.

La declaración corresponde a una de las varias que ya ha prestado Marcos Castro Sanguineti, contador auditor, gerente de contabilidad del grupo Penta ante  el Ministerio Público, y está contenida en el expediente de siete tomos que esta semana entregó a las partes la Fiscalía.

Castro declaró el 8 de julio, el 8 de agosto y el 27 de octubre de este año.

En el segundo de los interrogatorios de la Fiscalía, Castro agregó lo siguiente:

“En la última elección sé que se financió las campañas de Iván Moreira, otro sé que fue Andrés Velasco (…) No vi a ningún candidato en Penta, esto lo supe por Hugo Bravo. Supe que se financió las campañas de Laurence Golborne, Ena Von Baer. Yo era el que ponía la segunda firma en esos cheques. Hugo Bravo hablaba conmigo y me indicaba que estábamos en período de campaña así que si algún nombre me llamaba la atención al momento de firmar cheques, se trataba de eso, de campañas políticas”.

Castro agregó que Bravo le comentó que detrás de las facturas o boletas facilitadas estaba poniendo las iniciales de los candidatos “como ayuda memoria de él, pues la boleta que se extendía era de otras personas, no de los candidatos”.

Castro agregó que el procedimiento era que Juan Carlos Armijo, tesorero del grupo, “venía a sacarme la segunda firma”.

Armijo, en su declaración del 20 de octubre, dijo que su jefe era Hugo Bravo:

“Respecto al tema del financiamiento de campañas, señalo que sólo sé que en el año 2013 vi en el piso 15 cuando subía sacar firmas a Felipe Kast, a Ena Von Baer, a Jovino Novoa y Andrés Velasco. No recuerdo haber visto a otras personas. Respecto de cheques que se hayan girado para esas campañas, lo ignoro. Yo no veía nada con el nombre de ellos. Respecto de las facturas que se pagaron a la empresa Voxcom señalo que me llegaban de Hugo Bravo y yo hacía la emisión rutinaria del cheque sin hacer más preguntas. Me llamaba la atención que vinieran con unas iniciales al reverso pero nunca pregunté el motivo”.

Castro también contó al fiscal lo que han hecho en el grupo tras el estallido del escándalo:

“En los últimos meses en la oficinas de Penta hemos estado revisando las boletas extendidas de manera irregular. Esta revisión la está haciendo Manuel Antonio Tocornal, Oscar Buzeta, y en la oficina de contabilidad, Dora Pérez y yo. Las boletas irregulares se están separando en montos relacionados con motivos políticos, entre ellos los de Vox.com, Inversiones Mandatos, Reactor SPA, Cactus, Ciudad Justa. Eso se ha chequeado porque no están asociadas a un servicio que la empresa haya contratado. Además, por el periodo que corresponde a campañas políticas”.

Una subordinada de Castro, Dora Pérez, contadora general de Penta, también declaró ante la Fiscalía y ratificó las acusaciones que llevaron al Servicio de Impuestos Internos (SII) a querellarse contra Délano, Lavín y sus cónyuges. Sobre estas últimas afirmó que había boletas por alrededor de $ 5 millones:

“Las cónyuges no hacían nada en Penta, no tenían oficina ni nada. Estas boletas se enviaban a Tesorería, que emitía los cheques, y luego a nosotros nos llega el comprobante de egreso con la boleta y se ingresa a la contabilidad”.

Francisco Astorga, subgerente de administración desde 1996, declaró el 4 de agosto, declaró:

“Hugo Bravo me daba las instrucciones de comprar los automóviles tanto personales de los dueños de Penta como las que se ocupaban en la empresa, a nombre de Pacífico. Esto se hace desde siempre. Se le compraba autos a los dueños Carlos Lavín y Carlos Délano y a Hugo Bravo”.

Astorga terminó su declaración con otra revelación:

“Ayer me junté con unos abogados quienes me hicieron las mismas preguntas que usted me está haciendo. Me lo pidió el gerente general de la empresa, don Manuel Antonio Tocornal”. .

Otro alto ejecutivo del grupo que prestó declaraciones ante la Fiscalía es Marco Comparini, director del banco y la compañía de seguros de vida. Comparini no se refirió en su declaración a aportes políticos sino que a otras acusaciones del ex gerente de confianza de los socios de Penta:

“Hugo Bravo era el brazo derecho de Délano y Lavín. Era el que le manejaba la chequera a ellos. Era tremendamente poderoso en el grupo (…) Bravo era el que veía de donde salían las platas para los negocios, veía los precios de transferencia. Era el experto tributario y el que veía toda la parte administrativa y manejaba el control que tenía con todos los ejecutivos, entre ellos yo”.

Hugo Bravo ha acusado que la corredora del grupo transfirió $ 5 mil millones al banco para paliar las pérdidas:

“Esta afirmación es falsa y absurda. No tendría sentido porque Banco Penta nunca tuvo ni ha tenido problemas de solvencia. Todas las transacciones son 100% reales y existentes”.

Denuncia del SII apunta a familia Délano y maniobras dolosas

El 8 de octubre, el fiscal Carlos Gajardo recibió el documento que había estado esperando durante semanas para poder profundizar en la “arista política” del Caso Penta. Ese día llegó la denuncia por delitos tributarios del Servicio de Impuestos Internos (SII) firmada por el subdirector jurídico, Cristián Vargas.

La denuncia apunta a 14 personas naturales, entre los cuales destacan los dos socios controladores del Grupo Penta, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, así como también algunos de sus altos ejecutivos, como Hugo Bravo, Manuel Antonio Tocornal, Oscar Buzeta y el contador Marcos Castro. Además de ellos figuran cinco hijos de Délano y Verónica Méndez: Carlos Alberto, Macarena, Pablo, José Luis -como representantes legales de la Inmobiliaria Duero- y Verónica.

También aparece como facilitadora de 66 boletas ideológicamente falsas Carmen Délano Abott, hermana del jefe del holding.

Otra irregularidad detectada por el SII tiene que ver con operaciones internas del grupo, por facturas ideológicamente falsas emitidas por Penta Corredores de Bolsa e incorporadas en la contabilidad de Empresas Penta S.A.

Esto le habría permitido al grupo renta líquida imponible. En los estados financieros, estas operaciones aparecen marcadas como “asesorías financieras”.

En la denuncia de 34 páginas también se mencionan las “boletas políticas”, es decir, facturas emitidas por diferentes sociedades a nombre de Penta por servicios prestados -solo en algunos casos- a candidatos.

Entre las sociedades aparecen Inversiones y Mandatos (Jovino Novoa), Cactus Consultores (Andrés Velasco) y Vox Comunicación (Laurence Golborne). También es mencionada Reactor Spa, que trabajó en la campaña de Pablo Zalaquett.

Asimismo, se mencionan varios emisores naturales vinculados en la carpeta a Felipe De Mussy, Iván Moreira, Alberto Cardemil, Ena Von Baer, Velasco y Novoa.

Las declaraciones de Golborne

Párrafos marcados de la declaración de Laurence Golborne ante la Fiscalía, prestada el 24 de noviembre de 2014:

-“Nuestra ley no contempla ningún tipo financiamiento en las primarias (…) Ante esta situación decidií asumir personalmente parte del costo, pero el resto debía buscar la forma de financiar esto”.

-“Por mi vida profesional tengo contactos con muchos ejecutivos , entre ellos conozco a Carlos Alberto Délano con quien había tenido distintas interacciones y especialmente habíamos sido directores en Icare y habíamos desarrollado una buena relación”.

-“Fui a hablar con él a fines de noviembre y le conté en lo que estaba, le dije que debía trabajar en esto de manera profesional, que estaba trabajando con una empresa que estaba analizando y ayudando a definir el posicionamiento y mensajes de mi candidatura. Le pregunté si me podía ayudar y el me dijo que sí (…) estábamos los dos en esa reunión”.

-“Le hablé específicamente de 20 millones por 6 meses. Me dijo que hablara con su gerente Hugo Bravo. Su oficina estaba al lado y me lo presentaron, le expliqué la situación a Bravo en su oficina y en no más de 5 minutos, yo ni siquiera me senté, me dijo que le facturaran a él y me dio los datos de la empresa a la que debía facturar que fueron Empresas Penta S.A y Penta III, dándome los datos de facturación”.

-“Bravo me dio el orden, me dijo que fuera 2 facturas a Penta y luego una a Penta III y luego ese mismo orden de nuevo”.

-“Mi candidatura la bajan en abril de 2013 (…) como se habían acordado 6 pagos de 20 millones, esos pagos se hicieron de manera completa, pues el trabajo se completó a pesar de que la candidatura ya se había bajado. Fue en mayo a darle el agradecimiento por el apoyo a Carlos Alberto Délano a su oficina de El Bosque Norte”.

-“Las reuniones con Carlos Alberto Délano las pedí yo a mi secretaria a través de la secretaria de Carlos Délano. En ambas ocasiones fui sólo donde Carlos Alberto Délano y en ambas reuniones estuvimos solos, nadie más”.

-“Le hablé de la empresa Vox de Gabriele (Lothholz), que era gente preparada (…) Délano me dijo que sí que me apoyaba (…) en la segunda reunión fui a concretarlo, para ver como lo hacemos. (…) Hablamos en general de la campaña. Me dijo que hablara con Hugo Bravo que era su hombre de confianza o algo así”.

-“En general los temas de dinero los veía yo o Luz Granier, no tengo conocimiento de quien retiró los cheques desde Penta (…) no hubo más aportes de empresas a mi campaña presidencial pues se terminó en abril de 2013”.

-“Vox prestó servicios a mi para el posicionamiento como precandidato presidencial. No hubo ningún servicio que yo supiera que Vox le hubiera hecho a Penta o a Penta III”.

Las declaraciones de Pablo Zalaquettt

Párrafos marcados de la declaración de Pablo Zalaquett ante la Fiscalía, prestada el 18 de noviembre de 2014:

-”En octubre de 2013 fui a ver a Cárlos Délano para pedirle apoyo. Para ello llamé a su secretaria y me recibió en su oficina en la Avda. El Bosque (…) Yo fui solo y Carlos Alberto Délano también estaba solo”.

-“A Délano lo conocí como alcalde de Santiago en su calidad de presidente de la Teletón, pues había un proyecto que nos unía que era sacar adelante el anfiteatro que aún está inconcluso (…) Yo pensaba que él me podía apoyar porque era una persona que había visto mi empuje (…) No lo relacioné con un tema político”

– “En la reunión le digo que aspiro a ser senador por Santiago poniente. En dos palabras le indiqué que quería ser una especie de senador-alcalde, no quería abandonar a la gente de la calle (..) No le pedí un monto específico de apoyo”.

-”Carlos Délano me respondió que iba a hacer todo lo posible por ayudarme y que se iban a contactar para cualquier respuesta conmigo o con Coca de Castro, que era mi jefa de campaña. Yo le mencioné a Coca de Castro, porque yo estaba a full terreno y la posibilidad que me encontraran a mi era muy baja y segundo, porque yo no veo los temas de financiamiento de campaña. La reunión se terminó y al cabo de un tiempo Coca de Castro me comunica que nos van a aportar del grupo Penta 15 millones de pesos”.

-”(Pregunta del fiscal) ¿Visitó algunos otros empresarios para conseguir financiamiento para su campaña?

– ‘Respecto de este tema prefiero guardar silencio porque he sido citado por el tema Penta Reactor y por lo tanto sólo de ese tema hablaré’”

-”No conozco a Hugo Bravo. No volví a tener más contacto después del asunto con Cárlos Délano”.

-”Respecto a la factura que se me exhibe de 15 millones de pesos de Reactor a la empresa Penta, señalo que nunca había visto esta factura e ignoro de que se trata”.

-”Respecto del correo que se me exhibe desde mi cuenta de mail al correo de Carlos Alberto Délano de la fecha 03 de julio de 2013 que indica: ‘Estimado Carlos Alberto. En razón de los resultados del domingo pasado, y más allá del triunfo de Pablo, creo que hoy es más necesario que nunca reforzar nuestro Parlamento, para promover y defender nuestras ideas. Por lo anterior, para hablar de ello y para pedirte apoyo a mi campaña a senador, y la de mis diputados es que te pido si me puedes reunir apenas pueda, un abrazo Pablo Zalaquett Said’. Señalo que lo reconozco como un correo que envié a Carlos Alberto Délano si bien no lo recordaba. Respecto a la referencia que hago al domingo pasado, es que Pablo Longueira había ganado las primarias (…) Lo que indico respecto de nuestro parlamento y nuestras ideas tiene que ver con que el Sr. Délano es cercano a Pablo Longueira y no tengo ninguna duda que en el ámbito de las ideas somos más cercanos que con otros sectores políticos. Como candidato a senador quería hacerle ver que esto era un equipo y por eso hablo de ‘mis diputados’ (…) sólo hubo una reunión con Délano. Al sr. Carlos Eugenio Lavín no lo conozco”.

El informe PDI sobre la diligencia en casa de Velasco

En un documento de tres páginas, la Brigada Investigadora de Delitos Económicos de la PDI dio cuenta al fiscal Carlos Gajardo de la diligencia que realizaron en la residencia del ex candidato presidencial Andrés Velasco, el 9 de octubre a las 13.05 horas.

En el informe, se indica que dos detectives llegaron hasta la residencia particular de Velasco, en la comuna de Las Condes, ya que era la misma dirección que tenía la firma Cactus Consultores SPA.

Según el escrito, “en el lugar se tomó contacto con la dueña de casa, doña María Consuelo Saavedra, esposa del representante legal del Cactus Consultores SPA, don Andrés Velasco, quien ante la no presencia de este último, dado que se encontraría en el extranjero, y previa revisión de la orden judicial verbal del Octavo Juzgado de Garantía de Santiago”, permitió a los detectives buscar en su casa la contabilidad. Sin embargo, no encontraron documentación de la firma.

El documento agrega que mientras estaban en la casa recibieron un llamado del abogado Manuel Gallardo, quien dijo representar a Velasco y aseguró que en la residencia no había documentos de la empresa.

Al día siguiente el abogado se presentó en la Bridec con los papeles. En su informe, los detectives indican que “analizada la documentación contable, año 2013, no permite efectuar un pronunciamiento, respecto de facturaciones de Cactus Consultores SPA a empresas Penta, toda vez que en el caso del libro diario, si bien se detallan algunos ingresos, mes por mes, no se precisa al cliente pagador, situación que deberá ser explicada por el imputado ante esa fiscalía”.

Los pagos de Penta al ex subsecretario Wagner

El 27 de octubre de 2014, el gerente de contabilidad del Grupo Penta, Marcos Castro, fue interrogado por los pagos a Pablo Wagner:

“A lo que se me pregunta, Pablo Wagner San Martín es un ejecutivo que llegó a Penta unos años antes del 2000 como gerente de estudios o algo así. Cuando hubo la fusión con Banmédica el se fue a trabajar en dicha Isapre como gerente de Planificación. Eso hasta el año 2008 o 2009. Tuvo problemas de afiatamiento con el equipo antiguo de Banmédica y fue desvinculado”.

Prosigue Castro:

“Banmédica le pagó una indemnización adicional por un tiempo mientras encontraba trabajo y Penta también le pagaba unos honorarios, mientras encontraba trabajo según lo que yo sabía. Lo nombran Subsecretario de Minería el 11 de marzo del año 2010 y se le suspenden los pagos a su nombre. Continuaron los pagos, ignoro a petición de quién, a nombre de un familiar de su señora. Eran pagos de un millón y medio mensual y luego bimensuales de $ 3 millones. Estos cheques los firmaba Hugo Bravo y yo. Estos pagos los hizo Empresas Penta, Penta III y Banpenta. Esta decisión la implementó Hugo Bravo, pero no creo que, como funciona la empresa, que sea un decisión de Bravo sino que concluyo que debe ser de los dueños de la empresa, esto es Délano y Lavín. De la boleta que se me exhibe, la número 25, reconozco que el nombre de la familiar de Pablo Wagner que daba las boletas es María Carolina de la Cerda íñiguez, pues la cónyuge de Pablo Wagner se llama Irene de la Cerda”.

El tesorero de Penta Juan Carlos Armijo, en tanto, declaró el 20 de octubre de 2014:

“Recuerdo que Hugo Bravo me comenzó a entregar una boleta manual a nombre de María Carolina de la Cerda Iñiguez (…) Bravo me indicó que ese cheque había que confeccionarlo de manera no nominativa o sea al portador y luego depositarlo en una cuenta que él me proporcionó que era una cuenta de Pablo Wagner me parece en el Banco de Chile (…) Esto me pareció extraño, pero como era la instrucción del gerente, no la cuestioné”.

Fuente: La Tercera

DEJA UNA RESPUESTA