Pentagate: Implican Directamente a “Choclo” Délano y Carlos Lavín

0
265
platas negras penta

El ex brazo derecho de Penta, Hugo Bravo, presentó una demanda en contra de Inversiones Penta III Limitada y sus dueños Carlos Álberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, una acción judicial en la que se reconoce el pago “extraordinario” de campañas políticas. “Claramente las sumas que la prensa señala no podrían más que haber sido conocidas por los socios controladores del grupo Penta”, señala el escrito presentado al Segundo Juzgado Laboral de Santiago.

En la demanda en la que Hugo Bravo –ex hombre fuerte del holding y el principal imputado en el caso de fraude al FUT– persigue una indemnización, principalmente por “despido lesivo de derechos fundamentales”, Bravo reconoce que los dueños de Penta, Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto Délano, sabían de los dineros entregados a campañas políticas, los que califica como “extraordinarios”.

En una conversación ocurrida el 7 de septiembre de este año –según señala la demanda–, en la casa de Bravo, Carlos Eugenio Lavín, quien en ese momento “era acompañado por uno de sus hijos”, le dice a Bravo, refiriéndose al pago de indemnizaciones:

“(…) Por los pagos, no te preocupís, weón, si esa wueá te la vamos a pagar toa, o sea, yo me encargo de esa weá pero véanlo eso con Fello, vamos a hacer para pagar allí está viendo el tema… Según él que se iba a preocupar a hacer unas movidas, una triangulación”)…”. Se aclara que la alusión a “Fello” es al abogado Alfredo Alcaíno.

Según Bravo, Alcaíno –en una reunión realizada en la oficina de éste, en Vitacura, el 28 de julio pasado– fue quien ideó la estrategia, junto a Délano y Lavín, de usarlo como “chivo expiatorio” y “cortina de humo”.

Durante la conversación del día 7 de septiembre de 2014, se hablaron diversos temas, incluida la forma estratégica de enfrentar al Servicio de Impuestos Internos, como lo que la prensa ha denominado la “arista política”, “intercambiando ideas sobre dichos acontecimientos, las supuestas formas como la prensa explicaba los supuestos aportes a campañas políticas, fuera del marco de la Ley Electoral de diversos y connotados políticos nacionales, incluso de ex presidenciables”.

“En ese contexto, no es posible creer en atención a la supuesta envergadura de los supuestos pagos ‘extraordinarios’ a supuestas campañas políticas que ellos han sido efectuados o atribuidos al denunciante como una gestión personal o sistema irregular para entregar dichos aportes, puesto que claramente las sumas que la prensa señala no podrían más que haber sido conocidas por los socios controladores del Grupo Penta”, señala el escrito.   

“En otros términos, no es razonable ni menos creíble que el denunciante haya por sí y ante sí adoptado la decisión de efectuar ‘pagos extraordinarios’ mediante la emisión de boletas de honorarios de terceros por servicios que jamás fueron prestados al Grupo y por los montos que describe la prensa a diversos políticos del país, sin que ello fuera el cumplimiento de una instrucción directa y concertada de los socios controladores del Holding Penta”.

“V.S. como podrá advertir estos hechos en conjunto con los que más adelante se desarrollarán logran demostrar que las acciones concertadas de los controladores del Grupo Penta, valiéndose no tan solo de la confianza del denunciante, de la incapacidad mental de éste y en particular de la acción concertada, planificada y ejecutada por los señores Délano, Lavín y asesorados por Alfredo Alcaíno demuestran a todas luces que con dicho planteamiento lo único que se perseguía era por un lado, evitar pagar las indemnizaciones de conformidad al convenio contractual que entre ellos existía y en segundo lugar, trasladar la responsabilidad y desplazar el foco de atención en el denunciante inculpándolo como es posible de observar con las acciones que ha quedado de manifiesto más arriba”, señala la demanda.

En el escrito se señala “que cualquier tipo de cheques que las sociedades Penta III o Los Estancieros suscribieran debían además ser firmados por el contador de confianza de los socios, Marcos Castro Sanguinetti. Según el denunciante, esto es una prueba de que tanto Délano como Lavín conocían el pago extraordinario a campañas políticas”.

Respecto al rol del ex martillero y colaborador de la CNI, Jorge Valdivia, señala: “Si bien efectivamente realizaba gestiones personales a favor del denunciante, aquellas no solo se ejecutaban a favor de este último, sino que durante muchos años las realizó no tan solo para los socios Délano y Lavín y sus respectivas familias, sino que para muchos otros trabajadores de primer nivel de empresas Penta”.

En la demanda y respecto a este punto, se agrega que quien recibía las boletas por los servicios de Jorge Valdivia, era el contador del grupo Marcos Castro, que también era contador de los socios. Castro se encuentra actualmente bajo investigación de la Fiscalía y Bravo cuestiona que aún no haya sido desvinculado.

PAGOS IRREGULARES A EJECUTIVOS

El denunciante revela el mecanismo que utilizaría el grupo para pagar las remuneraciones de sus ejecutivos estrellas. En la demanda indica que parte de los sueldos corre por la vía de facturas pagadas a sociedades por asesorías no realizadas: “La otra parte de la remuneración no constaba en dichas liquidaciones, sino que se pagaba por otros medios en especial contra la emisión de facturas exentas emitidas por sociedades de propiedad del denunciante como son Inversiones, Administraciones y Asesorías Challico S.A. y Administración e Inversiones Santa Sarella Limitada”. El pago de facturas se realiza por supuestas asesorías prestadas a sociedades Penta como Penta III y Los Estancieros.

Según la información contenida en el documento, el tesorero del grupo, Juan Carlos Armijo, es quien firma estas facturas, las que se utilizan para completar los sueldos de todos los ejecutivos más relevantes del grupo.

“Esta fórmula del pago de la remuneración, parte en liquidación y parte en facturas, no solo era realizado por el denunciante, sino que era una forma común del pago de la remuneración, de hecho todos los más altos ejecutivos del Grupo lo hacían de la misma manera, entre los que se pueden señalar al Sr. Manuel Antonio Tocornal Blackburn, Sr. Arturo Miquel Armas, Sr. Héctor Concha Marambio, entre otros. Tal era la práctica de esta tan especial forma de pagar que incluso el junior de confianza de los socios controladores del Grupo, Carlos Calcagno Carvajal, se le pagaba una parte mediante su respectiva liquidación y otra parte con boletas de su señora Gilda Brunetto Flores”, acusa Bravo en su denuncia.

Según él, “ésta fórmula fue ideada y su implementación solicitada por los mismos socios controladores del Grupo Penta, Carlos Alberto Délano Abbott y Carlos Eugenio Lavín García-Huidobro, desde hace largo tiempo”.

Fuente: El Mostrador

SII dio con la arista “política” a partir de una serie de iniciales escritas al reverso de boletas falsas

De acuerdo a la Revista Capital, los fiscalizadores del Servicio de Impuestos Internos (SII) dieron con la llamada arista “política” del llamado Pentagate a partir de una serie de letras escritas al reverso de varias boletas falsas de honorarios.

Se trata de las iniciales ‘IM’, ‘LG’ y ‘AV’ que corresponderían a las iniciales a Iván Moreira, Laurence Golborne y Andrés Velasco, según presunciones de la Fiscalía.

La información fue encontrada en los computadores incautados. Según la publicación, las boletas estarían siendo analizadas por los peritos del Ministerio Público para verificar si corresponden a donaciones irregulares para financiar campañas políticas.

DEJA UNA RESPUESTA