Penta Tenía que Ser: Cae Poderoso Gerente General de Banmédica por Concederse Millonarios Bonos

0
74

Carlos Kubick Castro, el hasta ayer poderoso Gerente General de Banmédica por 26 años y ex Vicepresidente de la Asiciación de Isapres, fue cesado en sus funciones por el Directorio, luego que reconociera pagos irregularidades de compensaciones por desempeño para sí y otros dos ejecutivos. En castellano, esto significa que lo echaron por fresco, al concederse millonarios bonos por desempeño. Muy propio de la cultura corporativa de empresas Penta, por lo demás.

 

Según Empresas Banmédica, estos pagos se realizaron por medio de las filiales Centros de Servicios Compartidos Banmédica S.A., y Saden S.A.  Además se indicó que Kubick, además de asumir la plena y exclusiva responsabilidad comprometió a resarcir los perjuicios causados a la empresa.

“En el plano personal, lamentamos el alejamiento de Carlos Kubick, sin embargo, nuestro rol como directorio es investigar y actuar con el máximo celo para perseguir cualquier anomalía al interior de la compañía. No dudaremos en tomar decisiones con absoluta transparencia y nos ajustaremos, como siempre lo hemos hecho, al cumplimiento de los más altos estándares de un gobierno corporativo”, afirmó el presidente del directorio, Gonzalo Ibáñez en un comunicado.

Según informó la empresa a la Superindentencia de Valores y Seguros (SVS), el ejecutivo, padre del concejal UDI por Santiago Carlos Kubick Orrego, será reemplazado interinamente por Mario Rivas Salinas, quien ejerce como gerente general de la Clínica Dávila.

El cese de funciones del gerente, señaló Banmédica a la SVS, se debe “al pago de sus compensaciones anuales por desempeño y las de otros dos ejecutivos, efectuadas a través de una modalidad indebida, lo cual se hizo sin conocimiento ni aprobación de ninguno de los directores ni del directorio. Estos pagos se hicieron a través de dos filiales de la compañía, denominadas Centro de Servicios Compartidos Banmédica S.A. y Saden S.A.”.

La empresa aseguró que “en el acto de su renuncia don Carlos Kubick asumió plena y exclusiva responsabilidad por estos hechos, comprometiéndose a resarcir a la compañía de cualquier perjuicio que pudiere provenir de ella”.

“Las contingencias detectadas no son de una magnitud financiera relevante para el patrimonio o para la utilidad de Banmédica S.A. Sin perjuicio de lo anterior, el directorio acordó contratar una auditoría independiente de los pagos y sistemas de control de esas filiales, entre otras materias”, agregó la compañía, perteneciente al grupo Penta.

Conforme a la cultura corporativa del grupo Penta, creyó que con asumir la responsabilidad y pedir disculpas, bastaba para pasar piola. Pero al igual que a sus ex patrones, hoy en prisión, tanto fue el cántaro al agua, que ésta les llegó al cuello.

DEJA UNA RESPUESTA