Pedirán Degradarlo: Manuel Contreras Recibe Pensión del Tres Millones de Pesos

0
202

Organizaciones de derechos humanos pedirán la degradación de Manuel Contreras, para impedir que siga recibiendo una pensión cercana a los tres millones de pesos, correspondiente a su jubilación con el grado de general.


El próximo paso de las organizaciones de derechos humanos es pedir que los militares violadores de derechos humanos sean degradados para quitarles sus beneficios. Presentado por el diputado DC Gabriel Ascencio en 2010, el abogado Nelson Caucoto afirma que “la palabra degradar es quitar el grado a una persona en el ámbito militar y es una pena infamante que lleva indudablemente al condenado a privarle derechos, beneficios y honores que haya obtenido durante el transcurso de la carrera militar”.

Al finalizar el gobierno de Sebastián Piñera, quedan muchos temas pendientes por promesas incumplidas.

Pero hay uno que preocupa a la mayoría de los chilenos y que tiene que ver con los Derechos Humanos: cómo se debe enfrentar la situación de aquellos militares que tuvieron directa participación en los atropellos a los personas y crimenes que fueron juzgados, están pagando sus culpas y que mantienen sus rangos militares, con todos los beneficios especialmente los económicos.

En sintesis. Todos los que están presos en Punta Peuco y en otros centros de reclusión, incluido Manuel Contreras, Miguel Krassnoff o Alvaro Corvalán, reciben sendos sueldos de las instituciones militares que en el caso del “Mamo” Contreras llega incluso a cerca de tres millones de pesos mensuales. Es parte de su jubilación como general del Ejército.

Ante esta situación se ha vuelto a proponer la idea de llevar a cabo una degradación, quitarle rangos y beneficios,  para aquellos funcionarios de las Fuerzas Armadas y de Orden que dañaron cruelmente a los chilenos en el periodo de la dictadura.

El diputado (DC) Gabriel Ascencio, presentó un proyecto de ley al Congreso Nacional en el 2010, con el que se buscaba  modificar el Código de Justicia Militar, ya que en este no considera la deshonra  para aquellos uniformados que hayan cometido delitos de lesa humanidad.

Respecto a este tema, el abogado especializado en la defensa de los derechos humanos Nelson Caucoto dice que “la palabra degradar es quitar un grado a una persona en el ámbito militar y es una pena infamante que lleva indudablemente al  condenado a privarle derechos, beneficios y honores que haya obtenido durante el transcurso de la carrera militar”.

Ascencio añadió que “la pena de degradación producirá la privación del grado y del derecho a usar uniforme, insignias, distintivos, condecoraciones o medallas militares, el retiro absoluto de la Institución, la incapacidad absoluta y perpetua para servir en el Ejército, Armada, Fuerza Aérea y Carabineros, la pérdida a perpetuidad de todos los derechos políticos activos y pasivos, y la incapacidad para desempeñar, a perpetuidad, cargos, empleos y oficios públicos”.

El abogado Caucoto explica que “la idea de este proyecto es que los militares violadores de derechos humanos fueran condenados y no pudieran seguir gozando de los privilegios y los honores que les concede el grado que han obtenido, lo que es contradictorio, ya que en este momento  se condena a una persona y, sin embargo, sigue ostentando su grado y sigue recibiendo pensiones y beneficios, cuando la idea es que también sufran las consecuencias”.

En tanto para Alicia Lira, presidenta de la Asociación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP), “es una situación  necesaria para el país el degradar a los militares victimarios que están involucrados en violaciones a derechos humanos, lo que significa que Manuel Contreras no puede ostentar los rangos que tiene hoy estando condenado por crímenes de lesa humanidad, tampoco mantener su estatus de militar en retiro, su cargo, su clase, las pensiones ofensivas al común de los trabajadores del país”.

Sobre la materia el senador Guido Girardi se mostró a favor de la idea y expresó que “tenemos que perseguir, no importa todos los años que pasen, a todos los involucrados en las violaciones de los derechos humanos, y debiéramos juzgar a todos los jueces, que habiendo podido resolver en materia de derechos humanos, no lo resolvieron, como lo está haciendo Argentina”.

La dirigente de la AFEP Alicia Lira agregó que esperan que durante este año se realice el proyecto donde se prohibirán “eventos que reivindiquen a personajes siniestros de lo que fueron las violaciones como lo que fue el homenaje a Miguel Krassnoff en Providencia”.

En cuanto a cómo debieran reaccionar las Fuerzas Armadas respecto de esta cuestión, Alicia Lira manifestó que “no puedo pedirle nada a ellos, pero el derecho, la moral, la experiencia y la tragedia que vivió el país exige que las Fuerzas Armadas debieran tomar la iniciativa de degradar a todos los militares que estén involucrados en esos atropellos, no contratar a quien fue parte de organismos represivos y romper el pacto de silencio que han mantenido para poder avanzar en el tema de la verdadera justicia”.

Finalmente, Nelson Caucoto afirma que “el problema del proyecto es que no puede ser retroactivo, es decir, que los violadores de derechos humanos del ámbito militar del pasado va  a seguir gozando de las prerrogativas que tienen hasta el día de hoy y sólo los que se conocieran de aquí en adelante sufrirían las penas corporales de privación de libertad, tendrían esta pena de degradación y así sentirían realmente el peso de cometer delitos de lesa humanidad”.

Fuente: Cambio 21

DEJA UNA RESPUESTA