Otro Numerito de los «Excelentes»: Acusan de Fraude, Negociación Incompatible y Cohecho al Ministro de Deportes

0
542

Durante estos casi cuatro años de gobierno, el Instituto Nacional del Deporte (IND) y su entonces director y actual ministro Gabriel Ruiz -Tagle (UDI) han estado en vueltos en diversas polémicas a raíz de supuestas irregularidades que hablan de fraude al fisco, negociación incompatible y cohecho. Las acciones judiciales contra el Instituto Nacional del Deporte, que dirigió el actual ministro UDI, tienen relación con la construcción de un sistema de riego tecnificado y arrendamiento de módulos de camarines por parte del Club Deportivo de la Universidad Católica, el cierre de calles durante el fin de semana para el desarrollo de actividad física, los programas “Deporte en tu calle Región Metropolitana” y «Elige Vivir Sano D2».

De hecho, la Brigada de Delitos Económicos de la PDI comenzó una investigación reservada en el IND, esto tras la denuncia interpuesta por la Asociación de Funcionarios de Chiledeportes (Anfuchid) y los diputados Sergio Aguiló (IC) y Lautaro Carmona (PC).

En la acción judicial se cuestiona la entrega de recursos del Estado en dos proyectos: el primero, relacionado con la mantención de jardines y aseo exterior, la construcción de un sistema de riego tecnificado y arrendamiento de módulos de camarines por parte del Club Deportivo de la Universidad Católica, CDUC, y el segundo, consistente en el cierre de calles durante el fin de semana para el desarrollo de actividad física.

Según el líbelo, Ruiz-Tagle, autorizó el pago de dineros al CDUC para un proyecto financiado por donaciones con franquicia tributaria que anteriormente había sido desaprobado por la dirección regional del servicio.

El 26 de junio pasado, Gabriel Ruiz Tagle dictó la resolución exenta 2939, en virtud de la cual aprobó una franquicia tributaria por más de 600 millones de pesos a favor de la Fundación Club Deportivo Universidad Católica, a pesar que la decisión técnica de la Dirección Regional Metropolitana del Instituto Nacional del Deporte (IND) objetó gastos por un monto cercano a los 400 millones de pesos.

Estos corresponden a la mantención de cancha, jardines, aseo exterior y sistema de riego tecnificado en San Carlos de Apoquindo, más otros gastos administrativos del club que no podían ser rebajados de impuestos porque no formaban parte del proyecto original. O porque no estaban relacionadas con el ámbito deportivo.

Se agrega que «el fundamento de rechazo decía relación con que ninguno de esos gastos había sido contemplado en el proyecto primitivamente aprobado (tanto por el IND como el Servicio de Impuestos Internos) y que, además, no correspondían a gastos genuinamente deportivos, esto es, autorizados por la norma legal para la franquicia tributaria».

Lo otro objetado por los parlamentarios es la licitación del programa «Deporte en tu calle Región Metropolitana» a la empresa ABC Deportes Ltda, pues la misma compañía postuló con un proyecto similar al concurso de donaciones con franquicia tributaria «Elige Vivir Sano D2». Se asegura que hubo un desembolso de recursos duplicados para un mismo proyecto.

Una irregularidad tras otra

Ante el tema, el presidente de Anfuchid, Álvaro Muñoz, aseguró que «creemos que está operando rápido la justicia, y obviamente es porque encontraron hechos que no correspondían».

«Hay una larga lista de irregularidades que se han cometido, y que los informes de Contraloría así lo reconocen», agregando que «estamos muy interesados por todo lo que están descubriendo, y sin duda los abogados podrían estar frente a una acusación mayor», puntualizó el funcionario.

Además, dijo a Cambio21 que «no somos nosotros quienes tenemos la facultad de decir si hubo o no irregularidades, pero las autoridades a cargo tampoco tienen esa facultad, por algo se está llevando una investigación a fondo».

Por su parte, el senador Alejandro Navarro (MAS) señaló que «es una nueva situación gravísima. Primero fue el decreto para no fiscalizar junto con las platas que recibió la Universidad Católica. Esto es abusivo e indignante, llegando a ser un insulto para las instituciones que están ligadas al deporte y que luchan por tener buenos ingresos».

«Queremos superar los problemas graves que sucedieron en el IND y que no vuelvan a pasar», reconoce el parlamentario.

Además mencionó en Cambio21 que «la situación de Ruiz-Tagle, es que nunca ha dejado de ser un empresario, se ha comportado como tal al interior de una institución pública, y eso es esquizofrenia. El mundo privado con el público no va de la mano y eso él no quiere entender», concluyó el senador del MAS.

Fuente: Cambio 21

DEJA UNA RESPUESTA