Original Protesta: Ciudad Alemana Amaneció Cubierta de Plantas de Marihuana

0
211

Como si se tratara de una jugarreta de la naturaleza, la ciudad alemana de Gottingen amaneció ayer plagada de plantas de cannabis en jardines, macetas y áreas verdes, lo cual alarmó de sobremanera a las autoridades. Sin embargo, al poco andar quedó claro que se trataba de una acción del grupo antiprohibicionista “Einige Autonome Blumenkinder”, que meses antes había sembrado clandestinamente varios kilos de semillas, por todal a ciudad.

¿Generación espontánea? No. La verdad es que se trató de una acción de protesta de la agrupación “Einige Autonome Blumenkinder”, cuyos miembros esparcieron hace un mes varios kilos de semillas por toda la ciudad.

Fue así como decenas de plantas comenzaron a crecer en cada rincón e incluso, frente a la estación de policía, donde llegó la orden de arrancar toda la hierba para luego convertirla en compost, descartando que perdure su componente psicoactivo.

Los activistas reivindicaron la siembra para llamar la atención sobre la legislación antidrogas alemana, que prohíbe el consumo de marihuana, exponiéndose incluso a ser detenidos por esta acción. El hecho es que decenas de plantas de marihuana pueblan jardines, macetas y zonas verdes de la ciudad alemana de Gottingen.

Los medios alemanes se han hecho eco de la noticia y algunos hablan de forma irónica de una “plaga de cáñamo”, aunque las autoridades han dado ya orden de arrancar las plantas de raíz.

Según explican los rotativos, el grupo “Einige Autonome Blumenkinder” ha reivindicado a través de un comunicado haber plantado en junio varios kilos de semillas cuyo resultado no se ha visto hasta ahora, cuando las plantas crecieron.

Según explican, la acción es una protesta contra la “restrictiva” política antidrogas vigente que, a su juicio, “apesta”:

“No es comprensible que el cannabis no pueda ser comprado de forma legal igual que el alcohol”, sostiene el grupo, que explicó que la mayoría de las semillas esparcidas contienen solo una pequeña cantidad de THC, uno de los psicoactivos presentes en la marihuana.

Fuentes policiales aseguraron que se va a investigar lo sucedido, que podría ser considerado delito conforme a la legislación vigente sobre estupefacientes.

Con el fin de acabar con la situación, las órdenes a los agentes han sido claras: hay que arrancar todas aquellas plantas cuya apariencia indique que puede tratarse de cannabis.

Después, según explicó en una entrevista con el diario Süddeutsche Zeitung el responsable de planificación de Gottingen, Gerrit Lebensiek, las plantas se convertirán en compost ya que la mayoría son macho y no contienen sustancias que tengan efectos estimulantes si se ingieren.

La acción ha contado con el apoyo de las Juventudes Verdes de Gottingen, que aseguraron haber llevado a cabo una iniciativa similar, aunque más reducida, el año pasado.

Como muestra de su apoyo, esta asociación convocó un certamen de fotografía en el que animan a la gente a fotografiar la “belleza” de estas plantas y a compartir sus instantáneas en la web.

La Policía está estudiando estas fotografías con el fin de reconocer los lugares en los que han crecido las plantas, como, por ejemplo, en los jardines frente a la comisaría, y así poder erradicarlas.

La acción de “Einige Autonome Blumenkinder” ha puesto de nuevo sobre la mesa el debate de la legalización del consumo de marihuana, prohibido en Alemania.

 

DEJA UNA RESPUESTA