Primera Mujer Obispa en la Iglesia Anglicana

0
375

Finalizando con una tradición de hace 2 mil años, la Iglesia de Inglaterra consagró a su primera mujer obispo. Libby Lane, de 47 años, casada y con dos hijos, sacerdote desde 1994, aficionada al saxofón e hincha del Manchester United, ha entrado en la historia al ser elegida la primera mujer obispo de la Iglesia de Inglaterra. Su consagración, con honores idénticos a los de los obispos varones, tuvo lugar en la catedral de York.

 

Su nombramiento pone fin a 22 años de luchas: en 1992 el sínodo general —el cuerpo legislativo de la Iglesia de Inglaterra— decidió que las mujeres podían ser sacerdotes y, sin embargo, tenían vetado el acceso a los puestos más altos de la jerarquía eclesial. En julio de este año el sínodo autorizó al fin la ordenación de mujeres obispos y el pasado 17 de noviembre lo aprobó formalmente mediante una enmienda a la ley canónica. Vencía así la resistencia de los representantes laicos del sínodo, influenciados por sectores tradicionalistas evangélicos y católicos. Tras la aprobación, el comité eclesiástico del Parlamento y sus dos Cámaras —los Comunes y los Lores— tramitaron la legislación correspondiente.

Desde ahora, Libby Lane  será obispa de Stockport, una plaza que estaba vacante desde mayo, en la misma diócesis del norte de Inglaterra donde ya trabaja y ha ocupado diversos cargos.

Lane ha dicho estar “muy emocionada” y ha dado gracias a Dios. “En este día histórico en que la Iglesia de Inglaterra anuncia el nombramiento de la primera obispa, soy consciente de todos aquellos que me han precedido, hombres y mujeres, que durante décadas han esperado este momento”, ha declarado.

Ya hay mas de 20 obispas de la Iglesia Anglicana en distintas partes del mundo, pero en la cuna de esta Iglesia, Inglaterra, aún no había ninguna.

Justin Welby, arzobispo de Canterbury, máxima autoridad de la Iglesia anglicana, ha dicho estar “encantado” con el nombramiento de Lane. “Su vida centrada en Cristo, su sosiego y clara determinación para servir a la Iglesia y a la comunidad”, ha añadido, “hacen que sea una maravillosa elección”. Y su compañero de la elitista escuela de Eton, el primer ministro David Cameron, escribió en Twitter que se trata de “una designación histórica y un día importante para la igualdad”.

El Gobierno tiene previsto promulgar hoy la legislación para que las nuevas obispas puedan sentarse en la Cámara de los Lores, donde la Iglesia anglicana participa en la elaboración de leyes, culminando así en tiempo récord el complicado proceso político y eclesial que se abrió con la aprobación final del sínodo en noviembre.

De los 7.798 sacerdotes que tiene la Iglesia de Inglaterra, 1.781 son mujeres. El credo anglicano está presente en otros 165 países y suma cerca de 85 millones de fieles. En Irlanda, Australia, Nueva Zelanda, Canadá y Estados Unidos se acepta ya la ordenación de mujeres obispos. También se acepta en Escocia, Irlanda del Norte y Gales, pero ninguna de las tres iglesias ha nombrado todavía a una.

DEJA UNA RESPUESTA