Transversal Pesar por Deceso de Pedro Lemebel

0
276

Víctima de un cáncer de laringe, motivo por el cual se encontraba internado en la Fundación Arturo López Pérez., murió a la edad de 62 años el escritor pedro Lemebel, autor de  de «Tengo miedo torero». Deja una reconocida obra que incluye crónicas, novelas y cuentos, además de una serie de performances e intervenciones artísticas. La información fue confirmada por su amigo y vocero, Aldo Perán, a través de su cuenta en Twitter cerca de las 2.00 de la madrugada.

 

Pedro Mardones Lemebel nació el 21 de noviembre en 1952, y cuenta con una vasta trayectoria literaria, pero no fue hasta el 2014 que fue nominado al Premio Nacional de Literatura.

A través de un comunicado se dio a conocer que el escritor padeció la enfermedad por un largo tiempo y que «dio una gran lucha contra esta terrible enfermedad, que pretendió dejarlo sin voz, pero ¿quién podría dejar sin voz a Lemebel? Su voz existe y persiste».

En 2012, fue sometido a una laringectomía producto de esa enfermedad.
 
Cientos de personas han acudido este viernes a la Recoleta Franciscana, donde se realiza el velatorio del escritor y artista Pedro Lemebel, fallecido en la madrugada de este viernes, producto del cáncer de laringe que lo afectaba.

El autor, de 62 años, se encontraba en la Fundación Arturo López Pérez y su deceso ocurrió alrededor de las dos de la madrugada.

La última aparición pública del escritor fue el pasado miércoles 7 de enero en el espectáculo “Noche macuca”, que se realizó en el marco del Festival Santiago a Mil y en el cual artistas de diversas disciplinas, además de autoridades, le rindieron homenaje. Hasta esa misma semana, además, la galería de arte D21 exhibía Arder, una retrospectiva de performances e intervenciones realizadas entre los ’80 y la actualidad.

El pasado 31 de diciembre, Lemebel había difundido el siguiente mensaje a través de redes sociales:

“El reloj sigue girando hacia un florido y cálido futuro. No alcancé a escribir todo lo que quisiera haber escrito, pero se imaginarán, lectores míos, qué cosas faltaron, qué escupos, qué besos, qué canciones no pude cantar. El maldito cáncer me robó la voz (aunque tampoco era tan afinado que digamos)”.

“Su proyecto creador, de gran riesgo, se sostiene sobre una voz plenamente contemporánea que da cabida a muy diversos registros y soportes: fotografía, instalación, videoarte, performance, novela, y con una especial contribución en la crónica literaria actual”, fue el argumento que se entregó cuando recibió uno de sus más recientes galardones, el Premio Iberoamericano de Letras José Donoso 2013.

El año pasado también ganó el Premio Municipal de Literatura de Santiago, por su libro Poco hombre (2013), y fue postulado al Premio Nacional de Literatura, que finalmente no recibió.

Pedro Lemebel nació en 1955 en Santiago, junto al Zanjón de la Aguada, estudió en un liceo industrial y luego en la Universidad de Chile, donde se tituló como profesor de Artes Plásticas.

Aunque ya había incursionado en la literatura por medio de talleres y concursos, su nombre se hizo más conocido luego que formara en los ’80 el dúo Las Yeguas del Apocalipsis, junto a Francisco Casas.

Exposiciones, lanzamientos de libros y otras actividades fueron el escenario escogido por la dupla para realizar performances  que causaron impacto y los llevaron hasta la Bienal de La Habana de 1997. Fue entonces, además, que adoptó definitivamente su apellido materno y dejó de firmar como Pedro Mardones, su identificación real.

Usando por primera vez sus conocidos tacones, en 1986 leyó su manifiesto “Hablo por mi diferencia”. Fue durante un encuentro de partidos de izquierda en el Centro Cultural Estacíón Mapocho y fue una reivindicación de su homosexualidad, que desarrollaría posteriormente a lo largo de su carrera. El mismo año sus textos fueron incluidos en Incontables, antología que recogía trabajos del taller de Pía Barros, una de las autoras e intelectuales a las que se acercó en esa época, además de Nelly Richard, Diamela Eltit y Raquel Olea, entre otras.

En 1995 editó La esquina de mi corazón, su primera colección de crónicas, y poco más tarde creó Cancionero, programa de Radio Tierra donde leía relatos que eran acompañados por música y efectos de sonido.

En adelante, profundizó en el género de la crónica con libros como Loco afán y De perlas y cicatrices y en 2001 incursionó en la novela con Tengo miedo torero, uno de sus título más reconocidos y exitosos. Otros libros de Pedro Lemebel son Zanjón de la Aguada (2003), Adiós mariquita linda (2005), Serenata cafiola (2008) y Háblame de amores (2012).

Comunicado del Partido Comunista

La Dirección Central del Partido Comunista de Chile lamenta informar a toda nuestra militancia del fallecimiento de nuestro querido escritor nacional y compañero PEDRO LEMEBEL.
El Partido Comunista ante la partida de Pedro Lemebel.

Fue un amigo consecuente y leal.

Recordaremos siempre la gran amistad que lo unió con quien fuera presidenta de nuestro partido, la compañera Gladys Marín. Quizás los unía esa honda rebeldía que constituye la marca personal de ambas personalidades de nuestra historia política y cultural reciente.

Lemebel, fallecido a los 62 años y tras una valiosa obra literaria reunida en varios volúmenes de una prosa inconfundible, fue, sí, un gran transgresor que jamás esquivó el enfrentamiento con cuanto consideraba injusto o merecedor de su desprecio.

Asumió con altivo orgullo su condición de proletario, homosexual y revolucionario. En ese sentido, su aporte a las grandes transformaciones por las que deberán transitar la juventud y el conjunto de nuestro pueblo merece el reconocimiento de todos los auténticos demócratas y humanistas.

El legado literario de este gran escritor estará para siempre abierto a la mirada de los suyos. También lo estará su ejemplar tránsito por la vida, en este país que con tanta frecuencia ignora o simplemente desprecia y aplasta lo genuino y auténtico.

Orgullosos de haber contado con su amistad y sin afán alguno de “recuperación” de una personalidad que no reconoce exclusividades ni fronteras, el Partido y las Juventudes Comunistas de Chile inclinan sus banderas y se unen al dolor que esta gran pérdida supone para todos, y hace públicos su solidaridad y afecto a quienes le fueron más cercanos en familia y amistad.

Pedro fue ganador el 2013 del Premio Iberoamericano de Letras “José Donoso”, por la  obras como Loco afán (1996), el 1998. De perlas y cicatrices.  El 2014, La editorial Planeta y Librería Metales Pesados presentaron su postulación al Premio Nacional de Literatura, logrando rápidamente captar a miles de adeptos en redes sociales que vieron en el cronista al “candidato del pueblo”. Finalmente el premio recayó en Antonio Skármeta.

A sus familiares, amigos y compañeros les  enviamos nuestro más sentido pésame, nuestro saludo de recogimiento y pesar, por el difícil momento que están viviendo y los acompañamos en el dolor que hoy  nos embarga a todos.

El velorio, que estará abierto a todo público, se llevará a cabo en la iglesia de la Recoleta Franciscana, en avenida Recoleta 220, cerca de la estación Patronato de la línea 2 del Metro. Los funerales serán este sábado en el Cementerio Metropolitano, a las 11,30 sale desde la Iglesia al Cementerio Metropolitano.

¡HONOR Y GLORIA A NUESTRO COMPAÑERO PEDRO LEMEBEL¡                   
COMITÉ CENTRAL
PARTIDO COMUNISTA DE CHILE

DEJA UNA RESPUESTA