Modificación a la Ley de Tabacos: Cuando los Victimarios se Hacen las Víctimas

0
496

Una reedición de su propia campaña del terror impulsa la British American Tobacco (BAT) que anunció el cierre de sus operaciones en Chile a raíz de las modificaciones aprobadas el miércoles por el Senado, como destinar el 70% de la cajetilla a las advertencias y prohibir el uso de aditivos e ingredientes que facilitan su consumo y adicción.

 

Al respecto, el senador Guido Girardi, autor de la nueva Ley de Tabaco, que adecua la legislación nacional al estándar del Convenio Marco de la OMS, manifestó:

“no nos dejaremos intimidar por el lobby y amenazas como lo hicieron en el pasado en que pudieron detener todo tipo de regulación eficaz e hicieron que nuestro país llegara a tener una de las mayores prevalencias de consumo de tabaco en adultos, mujeres y niños. Hoy -amenazando a sus trabajadores de quedar cesantes y trasladándolos en buses a al Congreso a abuchear a los legisladores y poniendo carteles contra los autores de estas iniciativas- no lo lograron”.

El parlamentario agregó:

“según datos del Ministerio de Salud, pese a estar prohibida la venta de cigarrillos a menores, un 38,5% de los alumnos de enseñanza media fuma, así como un 50% de los estudiantes de 4to medio. Esta situación se debe a que son los niños el principal objetivo de todas las campañas encubiertas y estrategias sofisticadas de las tabacaleras que buscan reemplazar con menores de edad a los fumadores adultos que dejaron el hábito o que murieron”.

En su opinión, “uno de los aspectos fundamental que se logró aprobar fue prohibir el uso de aditivos como mentol que las tabacaleras agregaban a sus productos para anestesiar las vías aéreas de los niños y evitar que sintieran la picazón, ardor y otros efectos molestos del tabaco en las primeras fumadas, así como añadir sabores como canela, vainilla o chocolate que emulan las golosinas que los menores consumen habitualmente”.

Añadió que la nueva ley también “impedirá que se le agregue a los cigarrillos sustancias que aumenta la potencia adictiva de la nicotina, o al lograr que permanezca más tiempo en la sangre”.

Girardi resaltó que “al igual que en Francia, Australia y Nueva Zelanda también se logró aprobar la cajetilla genérica ya que hoy son las marcas los elementos de atracción para los niños, pues establecen estatus y reconocimiento social. Las tabacaleras se han valido de las marcas para despertar sentimientos de virilidad y ‘choreza’ entre los menores, por ello todas las recomendaciones de la OMS apunta a disminuir el tamaño de la publicidad. En Chile se destinará el 70% para la advertencia y el 30% para la propaganda”.

El senador agregó que “esperamos más adelante poder aprobar otras normas para demandar a las tabacaleras por los daños y prejuicios generados. Anualmente se gastan cerca de 2 mil millones de dólares en Salud –fallecidos, hospitalizaciones, días laborales perdidos, medicamentos- y la recaudación fiscal de 400 millones de dólares está lejos de financiar esos costos. El país entrega un verdadero subsidio al millonario negocio de las tabacaleras”.

Girardi concluyó:

“No nos dejaremos amedrentar en la defensa de la vida y la salud de los chilenos. Nos acusan de expropiación y son ellos los que expropian todos los años la vida a 16.000  personas (46 diarias). Esta vez el Senado chileno ha logrado anteponer la salud y la vida de las personas por sobre el negocio de las tabacaleras”.

DEJA UNA RESPUESTA