Manipuladoras de Alimentos Denuncian Vicios en Procedimientos de Negociación Colectiva

0
248

180En el marco de la discusión de la Ley de Presupuesto 2014, parlamentarios de la Nueva Mayoría junto a diversos sindicatos de Manipuladoras de Alimentos se refirieron a indicación de la Partida de Educación que exige el pago de un sueldo mínimo equivalente a 1,2 ingresos mínimos remuneracionales mensuales para las manipuladoras de alimentos del país. En la ocasión los sindicatos presentes denunciaron, vicios durante los procesos de negociación colectiva que se están llevando a efecto.

María Cortés, presidenta de uno de los sindicatos que participaron de la cita indicó que actualmente “existen impedimentos para negociar colectivamente con las socias de la quinta región”. “Nuestro sueldo está ligado a las bases de licitación, nosotras ganamos el mínimo y de ahí nos descuentan las cotizaciones por lo que sacamos líquido alrededor de 168 mil pesos.  Quién puede vivir con eso?, preguntó la dirigenta.

En tanto, la representante de las manipuladoras de La Ligua señaló que acaban de terminar una huelga para mejorar estas remuneraciones, sin embargo, solo consiguieron una aumento de 10 mil pesos imponibles.  “Nosotros hemos tratado de comunicarnos con el ministerio de Educación para darle a conocer nuestras necesidades, pero no nos escuchan. Lo único que pedimos es que el gobierno se allane y cambie las actuales bases de licitación, ya que si se cambian las empresa estarán obligadas a subir los sueldos”, declaró. 

El secretario general de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) de Valparaíso, Renato Rivera, solidarizó con los sindicatos e indicó que “a esta altura parece impresentable lo que sucede con ellas”. “Yo soy profesor y coincido plenamente con sus planteamientos, si la educación tiene que ser gratuita y de calidad, la alimentación tiene que ser el pilar de formación y generación de estudiantes sanos y fuertes”.  En la misma línea el dirigente de la CUT precisó que “la  tercerización y precarización del empleo parece insostenible”. 

En tanto, el diputado del PPD, Rodrigo González, sostuvo que “las remuneraciones y las condiciones de trabajo de las manipuladores forman parte de la calidad de la educación y por ello como diputados aprobamos una indicación en el proyecto de presupuesto de Educación que plantea que en los procesos de licitación, la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas deberá cerciorarse que las empresas prestadoras de servicios alimentarios propongan un sueldo mínimo equivalente a 1,2 ingresos mínimos remuneracionales…”.

El parlamentario y miembro de la comisión de Educación de la Cámara Baja precisó que “es necesario, además, darle a las manipuladoras las condiciones para tener negociación colectiva a nivel nacional, ya que ellas se están constituyendo en sindicato nacional y ello es perfectamente factible”.

El diputado Guillermo Teillier ratificó que “hay un grupo transversal de parlamentarios, tanto de diputados como de senadores, que estamos apoyando a todas las manipuladoras de alimentos y sus organizaciones. Nos vamos a jugar porque la indicación que se aprobó ayer en la Cámara de Diputados también sea aprobada en el Senado y que ojalá el gobierno no la rechace mediante el veto”.

“La situación de estas trabajadoras demuestra fehacientemente que en Chile hace falta una nueva institucionalidad laboral. Es decir, que puedan los sindicatos, las trabajadoras y los trabajadores organizarse y que tengan, los sindicatos, la potestad y la fuerza como para discutir con sus empleadores para que sus derechos no sean burlados, como ocurre hoy con las manipuladoras de alimentos”, declaró.

Por último, el diputado socialista Alfonso De Urresti manifestó que “hoy estamos dando un espaldarazo, al sindicato de Manipuladoras de Alimento y por ello hemos respaldado una indicación que consagra los mínimos de sueldo de estas trabajadoras en sus negociaciones.

“Si bien durante el gobierno de la ex presidenta Michelle Bachelet se avanzó bastante en las reivindicaciones de estas trabajadoras y se consiguió que sus contratos fueran anuales, creemos que es importante seguir luchando hasta alcanzar un estatuto que las  proteja y les dé estabilidad laboral”, dijo De Urresti.

 

DEJA UNA RESPUESTA