Maduro Aseguró que Capriles Conspiró en Chile para Derrocarlo

0
295

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, acusó a la «derecha fascista» de su país de tener como «padrino político y brazo financiero» al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y de buscar entre ex funcionarios chilenos de la dictadura de Augusto Pinochet «apoyo para una aventura golpista». Capriles se reunió con lo más granado de la fronda chilena, Piñera incluido, en una cena en la casa de Jovino Novoa.

 

En un acto televisado de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, «vacunada en su espiritualidad más profunda de golpismo y cualquier aventura contra el pueblo», según dijo, Maduro aludió sin nombrar al líder opositor Henrique Capriles, quien mantiene una campaña exterior de información «sobre el fraude electoral» que denuncia se perpetró en su contra en las presidenciales de abril pasado.

«Ustedes saben que la corrupta clase política que gobierna España, muy corrupta, el señor Rajoy, muy corrupto, es el padrino político y el brazo financiero de la derecha fascista venezolana», dijo el gobernante, que acusó al presidente español de integrar «una red de mafiosos y de corruptos que tiene asqueada a España y a Europa entera».

Al igual que en Chile durante la dictadura de Pinochet, en España está en auge, prosiguió Maduro, «el modelo neoliberal» y «están privatizando la educación, la salud, las pensiones de los jubilados», indicó.

«Ahora la derecha se fue a buscar a Pinochet. Ustedes sepan que ayer (jueves) hubo una cena en Santiago de Chile y el anfitrión de la cena (…) es un personaje que fue vicecanciller de Pinochet en la época de las torturas y de los desaparecidos en Chile», indicó en alusión al líder UDI Jovino Novoa.

Novoa «fue subsecretario privado de Pinochet, el dictador fascista, el que desapareció a 10.000 jóvenes chilenos, el que privatizó la educación, la salud y todos los servicios públicos, y ahí estaba la derecha venezolana».

«¿Hablando de qué? ¡Pidiendo apoyo para una aventura golpista contra el pueblo venezolano!», exclamó Maduro, aunque subrayó que «no han encontrado ni encontrarán un Pinochet en Venezuela».

Capriles fue a «conspirar contra la patria»

El ministro de Relaciones Exteriores, Elías Jaua, dijo en otro acto asimismo televisado que «el vago» -como llama a Capriles,- fue a Chile a «conspirar contra la patria» y que si bien se reunió con algunos antipinochetistas, «la mayoría» de sus interlocutores «fueron miembros» de la dictadura de Pinochet.

«Ayer (Capriles) estuvo en una cena de un personaje vinculado, hay sospecha de que estuvo vinculado, a toda la política de desaparición y de asesinato de líderes políticos que pertenecieron al Gobierno del poder popular del presidente Salvador Allende», dijo Jaua sobre Novoa.

Capriles «nada bueno estuvo buscando por allá», reunido con «gente que le hizo tanto daño al pueblo chileno, a la juventud chilena, más de 5.000 desaparecidos y tirados al mar desde helicópteros», añadió el jefe de la diplomacia venezolana.

Piñera comió con Capriles en casa de Novoa

Por más de tres horas se extendió la reunión entre el Presidente Sebastián Piñera y el líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles, la cual se desarrolló en la casa del senador de la UDI, Jovino Novoa. 

La cita comenzó a eso de las 21:00 horas del jueves, cuando el Mandatario arribó hasta la residencia del senador gremialista, ubicada en la comuna de Vitacura, y duró hasta pasada la medianoche. 

En el lugar se efectuó una cena, que fue la última actividad de Capriles en el país, quien llegó a eso de las 20:30 horas a la casa del parlamentario.
La reunión con el Presidente Piñera se efectuó en la casa de Novoa luego que no se concretara una visita oficial del dirigente político a La Moneda.

Hasta la casa de Novoa también llegó el senador de la UDI, Juan Antonio Coloma y la diputada de la colectividad, Mónica Zalaquett.

DEJA UNA RESPUESTA