La Vida de Lujos de John O’Reilly y los Legionarios de Cristo

0
344

No solo cuantiosas donaciones recibe la congregación religiosa fundada por Marcial Maciel: también viajes, computadores y autos son parte de los “regaloneos” que reciben los sacerdotes legionarios. Tal parece que en la cota mil no prevalece la igualdad ante la ley. Mientras la Universidad Finis Terrae congeló la cátedra de Cristián Labbé mientras dure el proceso judicial en su contra, por el delito de asociación ilícita en la perpetración de violación a los derechos humanos, el mismo plantel, de los Legionarios de Cristo, mantuvo al cura John O’Reilly como miembro del Consejo Superior.

 

Por casi 12 meses uno de los caserones de calle Piedra Roja, en el exclusivo sector de Los Dominicos, fue testigo de la reclusión del sacerdote John O’Reilly tras ser acusado por la Fiscalía Oriente de abuso sexual en contra de dos alumnas del Colegio Cumbres, institución educacional perteneciente a los Legionarios de Cristo.

O’Reilly vive en ese lugar desde hace casi una década junto a otros 7 curas legionarios. La remodelada casona es la “sede principal” de la congregación religiosa en Chile, debido a su particular ubicación y el amplio espacio con el que cuenta: 1.800 metros cuadrados, de los cuales 977 son parte de la construcción, que incluye una espaciosa piscina y una cancha de tenis.

El avalúo fiscal de la vivienda donde permanece el cuestionado religioso es de $503.365.462, exenta de pago de contribuciones. A pocos pasos de la casa de Piedra Roja 1109 se encuentra otra de propiedad de la Legión, con un avalúo de 401 millones de pesos.

Estas residencias no son las únicas de la congregación. En total son 18 propiedades que los legionarios tienen distribuidas en el sector oriente, donde viven la totalidad de los religiosos y donde realizan tanto los encuentros de los seminaristas y voluntarios, como las actividades del Regnum Christi, el “brazo laico” de la orden desde donde provienen la mayor parte de las donaciones.

Pero no solo propiedades tiene el grupo de curas que se acomodó en la “cota mil”. A la fortuna del grupo se suman 47 vehículos, que -según miembros del Regnum Christi- en los últimos años fueron renovados, varios de ellos de la marca Hyundai.

Lo anterior resulta contradictorio, tomando en cuenta una decisión que la orden adoptó en marzo de este año. Los Legionarios de Cristo en México -lugar de origen de la agrupación fundada por Marcial Maciel, condenado por el Vaticano por abusos sexuales contra seminaristas- optó por implementar “votos de pobreza” entre sus integrantes, pidiendo a sus miembros que “no se apeguen a los bienes materiales que administran o poseen”.

Las máximas autoridades mexicanas invitaron a sus integrantes a superar la “tentación” de guardar dinero sin permiso y considerar los bienes temporales no como propios, sino como patrimonio de la Iglesia, de la Legión y del Regnum Christi. “Debemos rechazar toda la tentación siempre presente de multiplicar los viajes sin suficiente motivo así como de buscar tener siempre lo último y más novedoso”, decían entonces.

La decisión habría ocurrido debido a un excesivo enriquecimiento de la congregación religiosa. De hecho, solo entre las propiedades que los Legionarios de Cristo tienen en Chile, sin contar vehículos, bienes muebles y otros, el avalúo alcanza los $7.230.518.263.

Los regaloneos de la “cota mil”

Gran parte de los ingresos de la congregación corresponde a donaciones que hacen empresarios, miembros del Regnum Christi y simpatizantes a la obra de Maciel, gracias a los extensa red de apoyos y financistas que logró O’Reilly en casi tres décadas, según develó el libro “Los Legionarios de Cristo en Chile. Dios, Dinero y Poder”, de los periodistas Andrea Insunza y Javier Ortega.

Sin embargo, otras importantes contribuciones que reciben los curas no guardan relación con lo material, sino invitaciones y “regaloneos” del Regnum Christi, como una forma de agradecer el aporte espiritual para sus vidas.

“Por el voto de pobreza ellos no tienen mucho, entonces varios de nosotros aportamos en otro tipo de cosas”, dice un conocido abogado que participa del movimiento laico de la orden. En esa línea, varios empresarios colaboran con “las casas de fin de semana o de veraneo” para que los sacerdotes puedan descansar de la capital. Los destinos frecuentes son Frutillar, Zapallar o Panguipulli.

Fuera de Chile también hay viajes. Los apoderados les han regalado a muchos curas de los “equipos espirituales” exclusivos cruceros con todo pagado a distintos lugares, como a los sacerdotes Alfredo Márquez -quien fue director del Colegio Cumbres masculino- y a Luis Miguel Herrera -asesor espiritual, conocido por hacer la sección “Pan en tu camino” de Canal 13-.

“A todos les llamaba la atención que en esos viajes se sacaban la sotana e iban de civil a disfrutar el regalo”, relata un funcionario del colegio. Otros religiosos han acompañado a grupos de feligreses a Tierra Santa en varias oportunidades para  explicarles “cómo era la vida de Jesús” en ese lugar, todo esto con los gastos pagados.

También hay casos en que empresarios han financiado tratamientos para enfermedades catastróficas de algunos sacerdotes en Estados Unidos, ya que “no tienen cura en Chile”, asegura el mismo abogado perteneciente al Regnum Christi.

Los “bienhechores” -como se denominan entre ellos- realizan cuantiosas donaciones, con colaboraciones que parten desde 1 UF y que pueden llegar a varios millones mensualmente. Los aportes que hoy reciben son principalmente computadores, activos para todas las residencias, materiales que necesiten y, en algunos casos, vehículos para las labores de la congregación.

Por otra parte, cuando un legionario celebra un matrimonio o un funeral, es común que quien hace la solicitud al sacerdote se acerque después y le entregue un sobre con dinero como agradecimiento por su trabajo. “El deber de ellos es entregárselo a su superior para que lo distribuyan en la Legión”, detalla.

Vivir en comunidad

Las casas que habita la congregación en el sector oriente de Santiago son compartidas por pocos miembros. Una de las residencias más imponentes es una casona de calle Gustavo V, en Las Condes, donde viven alrededor de 25 personas. Cifra similar alberga la de Carlos Casanueva, en el barrio Pedro Valdivia Norte, casi llegando al cerro San Cristóbal.

Debido a que “eligen vivir la pobreza” -indican los laicos del Regnum Christi-, deben realizar ellos mismo las tareas del hogar. Sin embargo, la mayoría de las residencias cuentan con cocineros, jardineros y otros servicios de ese tipo para “alivianar” las tareas.

Un ex alcalde UDI relata que en la casa de Piedra Roja 1109, la que visitaba frecuentemente, era común ver “jovencitos” que ayudaban con las labores cotidianas. Muchos de ellos eran recién entrados al sacerdocio o querían colaborar de alguna manera.

¿Afecta el juicio de O’Reilly a estas prácticas? Horas después de que la Justicia determinara la culpabilidad del sacerdote, la congregación envió un comunicado explicando su postura sobre el tema y “agradeciendo las demostraciones de apoyo y cercanía manifestadas por tantas personas durante este largo proceso”. Sin embargo, estas muestras de cariño son cada vez menos.

Según explica el abogado perteneciente al Regnum Christi, “las donaciones han bajado en un 50% diría yo, desde que se conoció el caso de Marcial Maciel y del padre John”.

Fuente: El Dínamo

La Finis Terrae no se da por enterada del fallo contra cura O’Reilly y lo mantiene en Consejo Directivo

Mientras la casa de estudios decidió “congelar” la calidad de docente de Cristián Labbé, que por estos días figura en vías de ser proceso por asociación ilícita en el cuartel de Tejas Verdes, en cambio el sacerdote John O’Reilly, declarado culpable del delito de abuso sexual reiterado contra una ex alumna del Colegio Cumbres, se mantiene como consejero superior.

Tras la detención preventiva del ex edil de Providencia, Cristián Labbé, decretada este lunes por el delito de asociación ilícita por violaciones de derechos humanos cometidas en el recinto militar de Tejas Verdes, las reacciones no se hicieron esperar.

En el caso de la Universidad Finis Terrae, se decidió “congelar” la calidad de docente del ex edil de la UDI, decisión que, según informó el plantel a los medios, se habría tomado de “común acuerdo” con Labbé, quien ejerce como profesor del ramo Evolución del Pensamiento Político de Chile.

Un trato muy distinto al recibido por el sacerdote John O’Reilly, declarado culpable del delito de abuso sexual reiterado contra una ex alumna del Colegio Cumbres de Las Condes, hace una semana, por el Tercer Tribunal Oral en lo Penal de Santiago.

El cura favorito de la elite económica no fue desvinculado como consejero superior del plantel perteneciente a Los Legionarios de Cristo, congregación de la que es parte y a través de la cual ha tenido una estrecha relación con los hombres más poderosos del país, entre los que se cuentan Eliodoro Matte y el fallecido Guillermo Luksic.

El presidente del Consejo Superior de la Finis Terrae es Arturo Mackenna, director de CMPC (grupo Matte) y de Iansa. El economista es uno de los firmantes de las inserciones publicadas en La Tercera y El Mercurio el domingo 25 de agosto, dos días antes de la audiencia de formalización por abuso sexual en contra de dos alumnas al interior del Colegio Cumbres, y en que 1.084 personas con sus nombres, apellidos y Rut entregaban su apoyo al sacerdote legionario. Declarando “haber sido testigos de las obras del padre John O’Reilly al servicio de Dios y no podemos callar frente al dolor infinito de un hombre inocente imputado del más vil de los delitos”.

Junto a él también estaban Nicolás Ibáñez, socio de D&S, la cadena supermercadista que fue vendida a Walmart; el hermano del ex ministro del Interior, Herman Chadwick, y su señora; Pilar Capdevila, esposa de Eliodoro Matte (quien no figuraba); los abogados Andrés Serrano, miembro del Tribunal Supremo de la UDI; y Juan Eduardo Palma (Palma y Cía.); el empresario inmobiliario Jaime Izquierdo Iñiguez; el director del Puerto Lirquén (del grupo Matte), Juan Manuel Gutiérrez; el socio de la inmobiliaria FFV, Arturo Fernández León; el gerente general del Grupo Security, Renato Peñafiel; los directores de Iansa, Patricio Claro Grez y Joaquín Noguera; el presidente de la exportadora Viconto, Carlos Souper; el vicepresidente de Wenco, Anselmo Palma Pfotzer; el gerente general de Turismo Cocha, Sergio Purcell; el socio de la empresa calculista ALV, Alfonso Larraín Vial, y el arquitecto Gerardo del Río.

Fuente: El Mostrador
http://www.elmostrador.cl/sin-editar/2014/10/22/la-finis-terrae-no-se-da-por-enterada-del-fallo-contra-cura-oreilly-y-lo-mantiene-en-consejo-directivo/

DEJA UNA RESPUESTA