La Pregunta del Millón ante Cifras del INE: ¿Cuántos Cresta Somos los Chilenos?

0
253

Economistas, expertos en estadística y parlamentarios de oposición criticaron acerbamente las cifras preliminares del Censo 2012, entregadas ayer por el director del INE, Juan Eduardo Coeymans, según las cuales, los chilenos seríamos 16.341.929. El tenor de las críticas va desde la inutilidad de entregar una cifra, que necesariamente será modificada, hasta la oportunidade de entregarlas, a días de la asunción de un nuevo Gobierno, pasando por la confusión de la opinión pública ante este verdadero festival de cifras contradictorias.

El economista e integrante de la comisión nacional que revisó el Censo 2012, David Bravo, además académico de la Universidad de la Chile y de la Universidad Católica, comentó en radio Cooperativa las cifras preliminares entregadas por el Instituto Nacional de Estadísticas:

«No somos 16.341.929 chilenos. Definitivamente no somos ese número. El mismo director del INE lo reconoce porque dice que los datos de población final se van conocer después del proceso de conciliación que, todo sigue de acuerdo al plan anunciado, eso va a ocurrir en 26 semanas·.

Enseguida pidió detener el «festival de cifras»:

«Una buena pregunta es por qué adelantar este tipo de cifras, cuando en realidad solamente esto hace que tengamos una suerte de festival de cifras y, evidentemente, no vamos a ser

16.341.929 personas especialmente sabiendo que este Censo tuvo un problema de omisión importante y de baja cobertura».

Señaló que desde el 11 de marzo habrá un nuevo Gobierno, por lo que criticó la acción del director del INE, Juan Eduardo Coeymans:

«Por qué la dirección del INE no pudo esperar 13 días, ¿cuál fue el apuro que tuvo para lanzar estas cifras que no son ni van a ser definitivas?».

Bravo concluyó:

«Hay toda una polémica porque lo que hizo el INE es exactamente lo que nosotros en la comisión revisora nacional recomendamos que no se hiciera y también fue la posición de Celade como organismo experto. Lo que se hizo ayer fue una acción no menor, bastante polémica. El valor público que tiene lo que se hizo lleva a confusión, porque lleva a confusión. Las personas hoy están preguntándose si somos esas 16.341.929 personas. No veo ninguna razón técnica para haberlo hecho este miércoles y no haber esperado 13 días para haber planteado este tema y las convicciones que él tenía a las nuevas autoridades».

«En ese tema del Censo, la verdad es que hemos ido cometiendo errores sucesivamente y creo que cuando uno haga el balance vamos a haber tenido una secuencia de malas direcciones en el INE, que lamentablemente han afectado de manera importante la credibilidad de nuestro sistema estadístico que no se cuestionaba nunca», manifestó Bravo en Cooperativa.

Señaló que «vemos cómo se tambalea todo el edificio estadístico chileno (…) Evidentemente con este tipo de situaciones solo se está añadiendo leña a esta hoguera, cuando lo que deberíamos esperar todos es que este tema se resuelva. No creo que queramos escuchar más polémicas sobre el tema del Censo y necesitamos un plan de acción serio».

Respecto a esto último, planteó que -a su juicio- la mejor solución es «un Censo abreviado, porque básicamente se trata de un cuestionario reducido para poder hacer más factible que se efectúe lo antes posible».

«Necesitamos hacer un nuevo Censo y lo necesitamos con urgencia», concluyó.

Fustigan a director INE por no informar cifras a nuevo Gobierno

Molestia generó en la Nueva Mayoría la divulgación por parte del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) del informe preliminar del Censo 2012, que arrojó una población de 16.341.929 chilenos, por no esperar que Michelle Bachelet asuma el cargo el próximo 11 de marzo.

Así lo manifestó el presidente de la Comisión investigadora del caso Censo, el diputado DC Juan Carlos Latorre, quien fustigó que el director del INE, Juan Eduardo Coeymans, hiciera este anuncio antes de reunirse con las nuevas autoridades.

«La falta de credibilidad respecto del Censo es un hecho que no se corrige porque el actual director de un día para otro decide decirlo públicamente. Creo que el tema es mucho más de fondo, creo que el actual director nuevamente ha actuado en forma apresurada».

El legislador DC añadió que tiene la certeza que el actual director «no ha tenido reuniones con las nuevas autoridades que asumen el 11 de marzo, en consecuencia, la misma sorpresa que estoy manifestando está presente en el futuro ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes».

Coeymans confidenció que el ministro de Economía, Félix de Vicente, autorizó la entrega de datos esta mañana vía e-mail y que la prensa se enteró de los resultados antes que el propio Gobierno. Además agregó que llamó al nuevo titular de Economía, pero no tuvo respuesta.

Analistas piden pragmatismo

Más allá de esta polémica, aún hay un debate si estos datos pueden ser utilizados para las políticas públicas, debido a los problemas que surgieron por este proceso, que derivó en la salida del ex director del INE, Francisco Labbé, y el análisis de los datos por parte de una comisión externa nacional y luego por una comisión de expertos extranjeros.

En ese sentido, para el economista e investigador Andrés Solimano, más allá de la arista judicial de ese caso, es necesario el pragmatismo y confiar en las instituciones.

«Hay que separar la judicialización del tema de la calidad estadística de los datos. Hay que tomar algunas decisiones pragmáticas, porque también hay que tomar decisiones públicas, se inicia un nuevo Gobierno que va a necesitar tener herramientas estadísticas, herramientas de información para el diseño de las políticas públicas», indicó el economista.

Mientras que Francisco Klapp, de Libertad y Desarrollo, manifestó que «la comisión nacional son usuarios del Censo, como todos nosotros, básicamente no había ningún experto en construcción de censos y acreditación de censos, como si lo hubo en la comisión internacional, por eso creo que son increíbles las recomendaciones que ellos hacen».

Parlamentarios opositores cuestionan entrega de resultados del Censo

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó que la población alcanza 16.341.929 de habitantes. Aunque el director del INE defendió los resultados, diputados que participaron de la comisión investigadora sostuvieron que los datos no son confiables.

Trabajo en terreno con directores regionales, examen al proceso de captura de datos (no hay diferencia entre ficha y base censada), examen al método de imputación de moderadores ausentes y revisión de la Comisión Internacional, entre otros estudios, permitieron al Instituto Nacional de Estadísticas (INE) concluir la utilidad de la información recopilada para políticas públicas.

El director del INE, Juan Eduardo Coeymans, señaló que la novedad de los nuevos resultados entregados es que incluyen una estimación de moradores ausentes, es decir, viviendas censadas donde no se encontró al informante idóneo o no se pudo llegar a él, por lo que se dio al hogar las mismas características que las de los vecinos.

La autoridad agregó que si bien el análisis permitió publicar el Censo 2012 con tranquilidad, transparentando su calidad, la evaluación definitiva la entregarán los usuarios con la toma de decisiones del sector público y privado, más los estudios de académicos e investigadores del país.

“Si bien es cierto que no tenemos la población definitiva total, la distribución de población que da este Censo entre distintas partes, probablemente a nivel micro, dado que hubo tasas de pobladores ausentes, puede tener más errores, pero a nivel comunal e incluso a nivel de localidad es bastante buena y claramente mejor que las proyecciones que tiene el propio INE, dado que esas están desactualizadas. En otras palabras, no entregar el Censo ahora significaría que la gente seguiría usando proyecciones de población del INE que están desactualizadas”, señaló Coeymans.

El diputado PPD Ramón Farías, parte de la comisión investigadora del funcionamiento del INE, calificó como una irresponsabilidad dar a conocer unos resultados que, a su juicio, están distorsionados. Asimismo, señaló que el director del INE no está calificado para su puesto y no quiso escuchar a la Cámara de Diputados.

No muy distinto es el punto de vista del diputado DC Juan Carlos Latorre, quien criticó a Coeymans por intentar blanquear la imagen del Gobierno que termina, en vez de esperar reuniones con la nueva directiva del ministerio de Economía para definir con ellos los pasos a seguir: “Es sorprendente que el señor Coeymans se haya demorado tantos meses en decirnos que lo único que había que hacer para declarar como oficial las cifras era restar lo que había dicho el director anterior, con cifras que tenían un origen bastante discutible”, dijo.

Según los resultados, la cantidad de población censada es de 15.758.682 y la población estimada de moradores ausentes es de 583.247. De este modo, el total alcanza 16.341.929 de población cuantificada.

Más de siete millones son la cantidad de hombres en el país, cifra inferior a las más de ocho millones de mujeres. El mayor número de hombres y mujeres tienen entre 20 y 24 años.

Desde el Censo 2002 al de 2012 se elevó en un 8,06 por ciento la cantidad de habitantes mayores de 18 años que cursan o han cursado educación superior. El tamaño promedio de personas por hogar también proyecta cifras significativas, con un descenso de un 0,29 por ciento en los diez años.

Por último, el director del INE informó que en el último trimestre del 2014 se entregarán los resultados oficiales del Censo con su debida conciliación demográfica y comparación con otros censos.

DEJA UNA RESPUESTA