La Porfiada y Dramática Protesta del Aysenino Porfiado

0
553

Detrás de cada caso hay una historia, y ese es exactamente el caso de la historia de Alejandro Chocair Lemus, el folclorista y cantautor conocido como el Aysenino Porfiado, quien se hizo todavía más conocido, sobretodo en  las redes sociales, cuando fue atropellado por un zorrillo, frente a la Casa Central de la Universidad de Chile, durante el Paro Nacional de la CUT, el pasado jueves. Pocos saben que tiene el record Guinnes por haber tocado guitarra durante 80 horas seguidas, y menos aún, que padece un cáncer a la próstata, al cual ha sobrevivido dos años más del tiempo que le pronosticaron los médicos. Pero, más dramático aún, su estada en Santago obedece a una protesta contra la decisión del Ministerio de Bienes Nacionales, de vender el terreno donde ha vivido toda su vida. Hoy, asistido sólo de la solidaridad de quienes se han sentido tocados con su caso, convalece de las graves lesiones que le causó el el atropello del “zorrillo”, una doble fractura de tibia y peroné.

El cantautor regional, Alejandro Chocair Lemus, conocido popularmente como “El Aysenino Porfiado”, resultó con diversas lesiones luego se atropellado por el denominado “zorrillo” de Carabineros, en medio de las manifestaciones convocadas por la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, en la ciudad de Santiago.

El cantautor fue atropellado cuando efectivos policiales habrían intentado detener al artista, y en medio de los forcejeos fue arrollado por un carro lanza gases, donde resultó con diversas heridas y con su guitarra totalmente destrozada.

El hecho ocurrió en medio de los enfrentamientos entre manifestantes y Fuerzas Especiales de Carabineros en el exterior de la casa central de la Universidad de Chile, durante la tarde de ayer.

De acuerdo a testigos, el conocido folclorista originario de Aysén se encontraba tocando el acordeón como forma de protesta, para luego tocar la guitarra en medio del personal uniformado.

“El Aysenino Porfiado”, como se conoce a Alejandro Chocair Lemus, se estaba alojando en la Plaza de Armas y en la Casa Central de la Universidad de Chile, donde continuaba su huelga de hambre que había iniciado en la Catedral de Coyhaique, reclamando por la venta de tierras en Aysén a manos de Bienes Nacionales.

Huelga de hambre

El folclorista Patricio Alejandro Chocair Lemus (65), conocido como el “Aysenino Porfiado”, cumplió el miércoles 3 de julio, seis días en su segunda huelga de hambre en menos de un mes, reclamando por la decisión del Ministerio de Bienes Nacionales de vender terrenos públicos en la región que ha habitado toda su vida, según acusa. Dice que no depondrá la huelga hasta que alguien del Gobierno le responda.

Desde el 27 de junio, que arribó a la capital, durmió en una carpa que trajo desde su tierra, la instaló en el odeón de la Plaza de Armas, vestido con pañuelo al cuello, poncho, sombrero y sus “pierneras de chivo” (especies de polainas de cuero que le cubren hasta los muslos).

En mayo de 2012, en el mismo odeón del kilómetro cero, Chocair se valió de una guitarra, un acordeón y un teclado para hacer gala de su porfía e interpretar diversas tonadas, cuecas y chamamés, durante más de 80 horas seguidas. Entonces, con un cáncer a cuestas, reveló a un diario español su miedo de morir sin que un juez británico establezca su hazaña en el Libro de Guiness.

Las personas con las que compartió estos días en la plaza le facilitaron un carrito de supermercado con el que ha circulado por Santiago y con el que llegó hasta el Palacio de La Moneda para entregar una carta con sus demandas dirigida al Presidente de la República, Sebastián Piñera, alegando que todo chileno tiene derecho a que le respondan.

Su primera huelga de hambre la hizo entre el 10 y el 19 de junio de este año, frente a la Catedral de Coyhaique, para protestar cuando conoció del anuncio del Ministerio de Bienes Nacionales de no privilegiar “a los cientos de hijos, nietos o descendientes de pioneros y colonos de la zona que vienen solicitando tierras desde hace 80 años”, y optaron por ponerlos en venta, alega Chocair.

La otra “gran razón”, según dice, es la latente posibilidad de construcción de centrales hidroelécricas en la Patagonia.

“Si se construyen esas centrales a la fuerza va a correr sangre, muerte y lágrimas”, advierte el “Aysenino Porfiado”, dado que, asegura, en la zona los patagones no están dispuestos a aceptarlas. “Nosotros proponemos que se haga un plebiscito y que en seis meses se escuche a los que quieren que se construyan y a los que no, y que sea la gente la que decida”, enfatiza el hombre que cuenta con más de 45 videos con su música en Youtube.

Atropello el día del paro

Un nuevo episodio en las protestas de Alejandro Chocair Lemus, folclorista conocido como ‘Aysenino porfiado’, se escribe desde hace unos días en la capital luego de que un carro lanza gases de Carabineros (conocido como zorrillo) pasó por encima de su pierna derecha y lo dejó con una doble fractura, durante la jornada de paro nacional la semana pasada.

“Yo lo que intentaba era evitar la violencia entre los carabineros y los niños, después de la marcha”, afirmó. “Llegué a la Casa Central de la Universidad de Chile –donde lo albergan en estos días-, después de cuatro horas de caminata, y vi un escenario de guerra tremenda. Así que saqué mi acordeón y me puse a tocar balses, rancheras, y corridos de cara a los carabineros”, señaló el folclorista de 65 años, quien cuenta con un récord de 80 horas seguidas tocando en el odeón de la Plaza de Armas capitalina en 2012.

Su estrategia funcionó, según afirmó, dado que los manifestantes dejaron de lanzar piedras cuando lo vieron entre ellos y Fuerzas Especiales de Carabineros, del mismo modo que los uniformados cesaron en la reacción en contra de los manifestantes, así que entró en la casa de Bello, pero a los tres minutos se retomó la escena de violencia post marchas.

“Volví a salir a la calle con la guitarra, a tocar tonadas y cuecas”, señaló, y acusó que en el momento en que quiso descansar, lo hizo en la pisadera de un vehículo lanza gases de Carabineros, dado que sintió un malestar, producto de las enfermedades que padece (cáncer, hipertensión y diabetes), sostuvo. “Un carabinero abrió la puerta y me dijo: ¡Amigo, usted no puede estar ahí!”, relató el “Aysenino porfiado”, y acto seguido, tras una orden al interior del vehículo, arrancó y al caer le pasó por encima de la pierna derecha, dejándolo con una doble fractura en el tobillo.

Chocair Lemus señaló a UPI que le molestó encontrarse en los días recién pasados con fotos en que él aparece junto al vehículo policial con la guitarra rota sobre su cuerpo y que se vinculan con su accidente, cosa que dice que no responde a la realidad.

“La guitarra no la rompieron los carabineros, lo hice yo, porque me dio rabia e impotencia ver que no cesaba la violencia y ante un piquete de Fuerzas Especiales que golpeaban de manera abusiva a unas señoras y un grupo de niños”, expresó. Lo cual habría sucedido justo antes de sufrir el accidente que lo tiene inmovilizado, y atendido en la Casa Central de la U. de Chile.

“Lo peor no fue el accidente que vino después, sino que me dejaron ahí una hora y media tirado, en el piso, con un dolor que usted no se puede imaginar”, indicó. “Y que cuando al fin llegó una ambulancia, la doctora que me vio en un principio me dijo que dejara de hacer teatro, que yo no tenía nada, sin haberme examinado. Así que cuando me fue a ver le dije: ¡Usted no me examina! A lo que el chofer de la ambulancia del SAPU, respondió agarrándome del pelo”.

“¡Conchetumadre! ¡A quién le vienes a tirar el pelo?”, le dijo al hombre canoso de unos 65 años, según el músico. Y, según su relato, lo bajaron de la ambulancia cerca de la iglesia de San Francisco, donde estuvo un tiempo indeterminado antes de que alguien lo llevara en un vehículo particular al traumatológico de calle San Martín, donde le pusieron un yeso, y le habrían diagnosticado la doble fractura.

Chocair Lemus, este lunes, descansaba en la Casa Central de la Universidad de Chile, hasta donde llegó la doctora Emiliana Gutiérrez, quien de manera voluntaria atendió al hombre, y señaló que para hoy, martes 16, esperan otro voluntario especialista en traumatología, quien podrá dar un diagnóstico definitivo de la situación de “El Aysenino Porfiado”, quien señaló que, desde el viernes, seguirá insistiendo en protestar por la venta de tierras en su región, por parte de Bienes Nacionales.

El primer video muestra el instante en que fue atropellado en las afueras de Universidad de Chile, y el segundo, cunado fue abandonado por la ambulancia, frente a la iglesia San Francisco.

DEJA UNA RESPUESTA