La MIPYME-EMT: Parte Importante del Chile Real

0
24

Chile cambió: la  más frase repetida desde mediados del 2011. De verdad poco o nada ha cambiado en Chile desde esa fecha. El cambio sí  se produjo en nosotros los ciudadanos, chilenas y chilenos, que aburridos de promesas incumplidas, comenzamos a exigir cambios reales para terminar con el abuso y  por mayor equidad. El siguiente documento, del gremio de la pequeña y mediana empresa, contiene su propuesta para una nueva estrategia económica que reconozca la relevancia de este segmento empresarial para el país.

Habiendo realizado un debate de casi un año, que comenzó con la elaboración del documento: 2014-2017 EL DESAFIO DE LAS EMT: UN MODELO DE DESARROLLO Y UNA ESTRATEGIA ECONOMICA POR LA EQUIDAD, hoy lo finalizamos, habiendo discutido en todo el país, recogido la opinión de cientos y miles. El presente documento sintetiza esa discusión.

Este esfuerzo representa una parte importante del mundo mipyme o de las empresas de menor tamaño, emt; elegimos este camino de discusión, demandas y propuestas, porque creemos que es deber de las organizaciones y sus dirigentes hacerlo.  Siempre es más cómodo asentir y aceptar con resignación lo que el gobierno o los poderosos de turno, nos ofertan, cuestión que es parte del origen de la situación desmedrada y excluyente de nuestro sector. Otros han  hablado y decidido por nosotros.

Hoy hablamos por nosotros mismos: Chile necesita de sus empresarios de empresas pequeñas y medianas, de sus trabajadores independientes o por cuenta propia.

La mipyme-emt  forma parte de la historia del país, estamos en todo el territorio nacional desde Visviri hasta Puerto Williams. En cada pueblo, cada villorrio o  aldea hay un comercio,  una empresa productiva o de servicios que está sirviendo a su comunidad, cubriendo todo el abanico posible de las necesidades de la población haciendo una gran diferencia con la gran empresa nacional y trasnacional.

Nuestra acción con las fuerzas vivas de cada lugar nos transforma en los catalizadores de la economía local y regional. Eso explica el impacto que tenemos en la generación del empleo, que es un asunto no solo social sino que también económico y político.

La formación en general de los jóvenes de nuestro país se realiza en nuestras empresas, la educación chilena en cualquiera de sus niveles es incapaz de procurar una preparación acorde con las necesidades del mercado, la juventud de Chile hace su experiencia primera laboral en empresas de nuestro sector y después que están preparados pasan a empresas de mayor tamaño o inician sus propios emprendimientos. Esto es particularmente así en sectores como el transporte de pasajeros menor y mayor, el transporte de carga, el comercio detallista, los feriantes, la industria transformadora, etc.

Nuestra propuesta: INCLUIR A LAS MIPYMES-EMT  COMO FACTOR DEL DESARROLLO Y LA ESTRATEGIA ECONÓMICA DEL PAÍS.

En el Chile integrante de la OCDE y de los diecinueve mil dólares per cápita no ocurre. Cualquier indicador que queramos utilizar corrobora lo que señalamos:

Aporte de  menos de 14%  al PIB (y si tomamos a la mayoría del sector , la MIPE del 8%); la productividad, medida en ventas, es 10 veces mayor en una gran empresa que en una mipyme; ni que decir en términos de inversión, acceso a tecnologías que permitan la innovación constante; la participación directa o indirecta en las exportaciones cayó desde el 8% hace 20 años a menos del 1% del total ahora.

Según cifras de la CEPAL del 2010, las  Mipymes de América Latina generaban en promedio el 28,5% del Producto Interno Bruto  y el 9% de las exportaciones. En la  OCDE, las Mipymes generan casi el 60% del PIB y alrededor del 50% de las exportaciones. Para decirlo en simple: en Chile cuesta el doble vender siendo mipyme que en el resto de A.L. y más de 8 veces exportar; lo mismo en comparación con Europa: mas 4 veces vender y casi 50 veces exportar.

Aun cuando hemos mantenido inalterable nuestro aporte del 70% del empleo, las ventas han caído constantemente en los últimos 25 años; por lógica también han caído nuestros  ingresos. Y si mantenemos el empleo,  claramente nuestra calidad de vida y bienestar y también de nuestros trabajadores se ha estancado y deteriorado, aumentando la desigualdad, generando una de las distribuciones de ingreso más negativas del hemisferio sur y una concentración económica de las más grandes del mundo.

Lo anterior ha permitido que  entre los años 1998 y 2010, la Mega empresa ha aumentado su participación de ventas desde un 49% a un 68%, en tanto el resto de los segmentos disminuyó; la microempresa se redujo a un 2%, la Pyme lo hizo a un 7%. Los grandes nos desplazaron de los mejores negocios y nos hicieron para el lado.

El desarrollo y la estrategia económica en práctica en nuestro país,  no es capaz de dar sustento, trabajo y remuneraciones dignas  a sus habitantes. 

Nuestra apuesta es que en los próximos 8 años se deben crear políticas públicas que permitan equiparar el promedio de los países de América Latina en aporte al producto y las  exportaciones: 28, 5% y 9% respectivamente, para efectivamente tener un país equitativo y con igualdad de oportunidades. Sin nosotros no hay proyecto de país viable, ni  una democracia estable.

Chile necesita una estrategia de desarrollo en que el crecimiento económico vaya acompañado del mejoramiento en la distribución del ingreso, y favorezca la desconcentración productiva y descentralización territorial, la defensa de los recursos naturales y protección del medioambiente. Una verdadera estrategia de desarrollo demanda una estructura productiva y exportadora diversificada, que incorpore mayor valor agregado nacional a los bienes y servicios y que al mismo tiempo potencie el mercado interno.

Nuestra experiencia nos indica que necesitamos determinar áreas de definición de políticas públicas y  medidas. Hasta ahora sólo se han desarrollado medidas sin definir objetivos estratégicos.

“No se pueden esperar resultados diferentes si se siguen haciendo las cosas de la misma manera”(A. Einstein). “un objetivo de la política, sí debe ser,  abandonar aquellas apuestas que no funcionan lo más pronto posible” (D. Rodrik).

En nuestro caso, la formulación de políticas públicas para las mipymes-emt, implementadas o aplicadas, no han impedido la pérdida de más de la mitad del mercado interno y la disminución por ocho del aporte directo a las importaciones y exportaciones.  Hasta ahora lo que se ha realizado son medidas  puntuales destinadas a atenuar  las distorsiones en el funcionamiento del mercado; nuestra propuesta  significa aplicar estrategias de apoyo a las mipymes-emt, orientadas al desarrollo productivo de bienes y servicios.

El desconocimiento del sector por parte de quienes deben proponer e implementar políticas es una de las causas de lo que hemos señalado. 

Según señala CEPAL en Encuentro de Gobernadores del SELA, en Julio del 2010, que compartimos plenamente,  evaluando las instituciones de apoyo al sector mipyme-emt de América Latina “Sin embargo las políticas son diseñadas y ejecutadas por niveles de gobierno con poco peso político, insuficiente asignación de recursos financieros, pocos recursos humanos técnicamente calificados e información de base de mala calidad.”

Todos los términos que se usan para denominarnos: micro, pequeños y medianos empresarios habla de una reducción ínfima de la actividad que realizamos, jibarizando lo que hacen los verdaderos empresarios, los grandes.

Lo mismo ocurre con la denominación EMT, que está referida tanto a las empresas cómo a los empresarios. Esta reducción hace que seamos iguales,  y solo nos diferencia el tamaño.  Somos empresarios de empresas pequeñas o medianas y trabajadores  independientes o por cuenta propia (denominación internacional que acepta a hasta 5 trabajadores dependientes). Este tema que planteamos no es sólo semántico, es la expresión viva de la  invisibilidad del sector.

Otra cuestión a considerar es nuestra heterogeneidad productiva, territorial, de objetivos.

Esto último es determinante para hacer política pública: mipymes-emt para sacar gente de la pobreza y sustentarse de manera independiente versus Mipymes-emt para producir bienes o servicios agregando valor y obteniendo acumulación. Desde el punto de vista productivo, incluso dentro de un mismo sector se producen diferencias de considerar.

Pudiéramos seguir señalando diferencias entre nosotros: empresas pequeñas versus  trabajadores por cuenta propia; productores de bienes versus productores de servicios; productores de servicios personales versus productores de servicios para empresas; profesionales independientes versus oficios independientes, urbana versus rural; formales versus informales. Hasta ahora, somos todos iguales en la formulación de políticas públicas y esto no puede seguir así.

Políticas y medidas

1.    Institucionalidad: se trata de un emparejar la cancha, facilitando  la iniciación, funcionamiento y término de las mipyme-emt, en atención a su tamaño y grado de desarrollo.
a)    Aplicación inmediata de la  Ley 20.416 o Estatuto de las EMT; Impulsar  un amplio proceso participativo de  revisión y ajuste de esta ley adecuándola con el objetivo propuesto.
b)    Redefinir la segmentación de empresas, las ventas no definen el tamaño de una empresa
c)    Creación de Ombudsman o Defensoría  de la MiPyme, en todos los aspectos legales y normativos
d)    La FNE debe ejecutar un programa de aplicación inmediata para impedir la existencia de mercados  que utilicen abusos monopólicos o monopsónicos, actuando de oficio sin exigencia a denuncias de las empresas mipyme.
e)    Promover la producción de bienes y servicios nacionales, prohibiendo importaciones  que hayan sido elaborados bajo normas no éticas, como la explotación infantil o depredación del Medio Ambiente

2.    Reorganización y redefinición de la Institucionalidad Nacional de Fomento Productivo: orientado en y para las empresas pequeñas y medianas, sus empresarios y trabajadores independientes o por cuenta propia
a)    Institucionalidad e Instrumental cuyo objetivo sea efectivamente incluir a la mipyme-emt como un actor económico. El Ministerio de Economía, a través de la Subsecretaría de las EMT, es la autoridad máxima. CORFO a la cabeza de las demás agencias de fomento: SERCOTEC, FOSIS, INDAP, PROCHILE etc.
b)    Instrumentos focalizados para superar los 3 principales problemas de las mipyme-emt, con indicadores de  responsabilidad, respondiendo y dando cuenta del cumplimiento por parte de los gestores públicos: mercado, financiamiento y conocimiento y tecnología.
c)    Avanzar en la multiplicación  de Centros de Desarrollo Empresarial a nivel comunal apoyando al mejor emprendimiento desde la base, orientado a mejorar la gestión y la administración de los negocios, simplificando, flexibilizando y descentralizando. Centro de Desarrollo Empresarial
d)     Promover Planes de Desarrollo Económico Local comunales o intercomunales, ligando estos al quehacer de las Agencias de Desarrollo Regionales generándose planes estratégicos regionales y articulación  con gobiernos regionales
e)    Creación de un PROCHILE exclusivo de las EMT, orientado principalmente a la exportación de bienes y servicios a los mercados regionales (UNASUR – CELAC)

3.    Acceso expedito y a costos mínimos en  financiamiento y créditos.
a)    El esfuerzo es convertir de verdad al Banco del Estado en el banco del sector: la obligación de reembolsar a la Hacienda Pública sólo el capital más una tasa similar a la del financiamiento hipotecario o que acceden las grandes empresas
b)    Convertir el actual BEME en el BEMIPE, o sea la atención de todos les micro y pequeños empresarios.
c)    CORFO, debe orientar su política de garantías a mejorar el acceso de las empresas al crédito y abaratarlo, y no a generar sobregarantías y disminuyendo a casi cero el riesgo de la banca privada.
d)    El esfuerzo principal es fortalecer el rol desde el Estado. La creación de bancos nicho o de carácter regional, debe ser con exigencias de facilitación de acceso y tendencia a la baja del cobro de intereses.
e)    Fortalecer y generar fondos para las Cooperativas de Ahorro y Crédito, orientado a bajar costos de transacción de las micro finanzas subsidiando dichos costos, mejorando su competitividad

4.    Sistema tributario para la equidad y la igualdad de oportunidades
a)    Impuesto a las empresas (Primera Categoría), escalonado y progresivo, igual a de las personas (Global Complementario).
b)    Universalidad del  impuesto específico a los combustibles. Todos pagan o nadie paga
c)    Termino del impuesto de timbres y estampillas para operaciones hasta 3.000 uf y condición mipyme

5.    Apoyo real y efectivo para el mejoramiento de los recursos humanos de empresarios y trabajadores
a)    Creación del Sistema Nacional de Capacitación y Competencias Laborales exclusivo para las EMT,  con financiamiento a través de Subsidios y Fondos. Los incentivos tributarios no tienen efecto en las EMT. La capacitación basada en Competencias y vinculada a procesos de formación conducentes a Títulos.

6.    CORFO deberá crear e impulsar una Gerencia de dedicación exclusiva para promover y desarrollar la agregación de valor a nuestras matrerías primas por parte de las mipyme-emt,  generando desde la base un proceso de reindustrialización y modernización  del sector   

7.    Fortalecimiento de la participación y la interlocución
a)    Derogación del Decreto Ley N° 2.757 de 1979, que regula la existencia de las AG, por una ley establecida en democracia, orientada al fortalecimiento de las organizaciones y no a su atomización
b)    Generación de Fondo para el Fortalecimiento de AG, administrado por SERCOTEC de 10 millones de dólares anuales, para organizaciones comunales, regionales y nacionales, para su modernización  y desarrollo y oferta de servicios a sus asociados.

Esta propuesta pasa a ser desde ahora nuestra carta de navegación.  Sabemos que este es un camino largo, no estamos pensando que se implemente todo en los próximos cuatro años, pero sí que exista el compromiso y la decisión de iniciar el cambio. Son las demandas y propuestas de un sector importante de mipyme-emt y esperamos que los que faltan se incorporen. Son propuestas transversales y cada uno de los sectores deberá incorporar las demandas sectoriales. Todas serán impulsadas por todos.

Además este documento es la base sobre la cual se sustentará la Mesa Temática de la Mipyme del Senado de la República. Nuestro desafío es convencer al conjunto de la sociedad chilena de que solo considerando lo que proponemos, se puede construir un Chile más Justo, más Inclusivo y sin Abusos. Debemos organizarnos mejor y también buscar formas de movilización acordes a lo que somos. La determinación la tomamos hoy, construyamos juntos nuestro futuro.

Leave a Reply