La Increíble Historia de la Batalla entre David y Goliat por el Mercado Electrónico Mundial

0
242
ma jack

Por Johannes Eisele

Este viernes debuta en la bolsa de valores de Nueva York una de las mayores compañías de comercio electrónico y servicios en línea del planeta. La personalidad de su fundador ha sido la clave en el éxito de esta empresa. Estamos hablando del gigante chino Alibaba y de su fundador, el carismático Jack Ma, quien hace 15 años empezó a darle forma a su imperio prácticamente de la nada. Pero el camino que Ma, de una familia humilde, y Alibaba tuvieron que recorrer para llegar a la cima no fue nada fácil, porque tuvieron que competir con compañías con más trayectoria y posicionamiento como eBay.

 

El documental ‘Un cocodrilo en el Yangtsé’, del estadounidense Porter Erisman, cuenta con videos y fotografías reales, facilitadas a ‘Business Insider’, la batalla por el dominio del comercio electrónico entre David y Goliat.

«eBay es un tiburón en el océano y nosotros somos un cocodrilo en el río Yangtsé. Si peleamos en el océano vamos a perder, pero luchando en el río nosotros ganaremos», es una de las emblemáticas frases de Ma, que refleja la feroz competencia entre Alibaba y el portal de subastas estadounidense.

Para poder entender el ascenso de Alibaba hasta la cima, es importante entender algunos aspectos sobre Ma, quien cada mañana, durante nueve años, en su adolescencia iba a un hotel cerca de su casa en Hangzhou para hacerse amigo de los turistas extranjeros con el fin de aprender el inglés.

Con el tiempo se convirtió en profesor de inglés, ganando cerca de 12 dólares mensuales en una universidad local. Durante el auge de las exportaciones de China, Ma estableció una pequeña empresa que prestaba servicios de traducción de idiomas.

En 1995 viajó a EE.UU. con el propósito de concretar un proyecto, pero fracasó. Sin embargo, el tiempo que permaneció en territorio estadounidense fue de mucha importancia para su futuro. Descubrió Internet.

En esa época no existían empresas en línea en China, y Ma fundó la primera de este tipo en el país. Trató de conseguir el apoyo del Gobierno chino, pero no le interesó, como tampoco interesó a los clientes. 1995 era demasiado temprano para una empresa ‘online’ en esa nación.

Luego de ese nuevo fracaso Ma trabajó en una división electrónica de un ministerio chino, hasta que en 1999 la burbuja de las puntocom afectó a Wall Street. Entonces decidió darle una oportunidad más a su proyecto de crear una empresa de negocios en Internet.

Reunió a 17 amigos en su pequeño apartamento y crearon su propia compañía de negocios en línea, a la que llamaron ‘Alibaba’.

Desde un principio Ma posicionó a su compañía como un sitio web mundial y predijo que un día se codearía con los gigantes tecnológicos de EE.UU.

Alibaba.com, dedicado al comercio electrónico en Internet, pronto comenzó a atraer inversionistas de todo el mundo. Para octubre de 1999 la compañía recaudó 5 millones de dólares de Goldman Sachs y otros 20 millones del banco japonés SoftBank.

En julio del 2000 Ma fue portada de la revista ‘Forbes’. El primer empresario de la China continental en aparecer en la cubierta de esa prestigiosa publicación.

Víctima de su propio éxito. La compañía empezó a expandirse rápidamente y trasladó una de sus divisiones tecnológicas a Silicon Valley. En 2001 algunas de sus estrategias fracasaron y no obtenía ganancias, por lo que Ma se vio obligado a cerrar su oficina en EE.UU., despidiendo a decenas de empleados.

Humillado Alibaba prácticamente tuvo que empezar de nuevo y con otras estrategias y servicios.

La empresa de Ma tuvo que realizar eventos publicitarios para dar a conocer sus servicios a las compañías en toda China e instarlas a sumergirse en el negocio electrónico.

Pocos años después de su lanzamiento Alibaba ya era una compañía rentable.

Todo iba por buen camino para la empresa, hasta que sobrevino el desastre. En 2002, uno de sus empleados fue diagnosticado con el mortal virus del SARS y todo el personal de Alibaba tuvo que someterse a una cuarentena.

Los empleados tuvieron que llevarse los ordenadores de las oficinas a sus hogares para que la empresa pudiera permanecer en funcionamiento.

Mientras tanto, la presencia de eBay en China crecía paulatinamente. Además, el gigante estadounidense compró una participación de Eachnet, una plataforma de comercio electrónico chino, acaparando el 80% de ese mercado.

Como respuesta Ma creó la plataforma Taobao en el año 2003, destinada a fomentar el consumo a través de la fórmula de consumidor a consumidor, y en poco tiempo empezó a ganarle terreno a Eachnet.

El lanzamiento de Taobao, fue una declaración de guerra por parte de Alibaba a eBay por el mercado chino, aunque era una competencia desigual por los enormes recursos con los que contaba el gigante estadounidense y de los que su competidor chino carecía.

Sin embargo, Ma y su equipo conocían mejor el mercado chino, por lo que aplicó estrategias y programas que les gustó a sus usuarios, y la gente empezó a dejar eBay para pasarse a Taobao.

Mientras que en EE.UU. la confianza de los inversores del portal de subastas norteamericano comenzaba a caer. En un intento desesperado por no perder el mercado chino, la directiva de eBay invitó a Ma a su sede en EE.UU. para negociar una alianza.

Pero Ma no quería trabajar con eBay, porque sentía que solo era una estrategia del gigante estadounidense para hacerse con el mercado chino. Además, él tenía otra carta bajo la manga.

Yahoo compró una participación de Alibaba por 1.000 millones de dólares, una de las mayores operaciones en la historia de los negocios por Internet.

En 2006, tras una serie de altibajos Taobao finalmente había sobrepasado a eBay en el mercado chino.

Luego de que la compañía ya era superior que eBay en China, Ma decidió darle otro rumbo a su compañía y dejó de centrarse en la competencia con el portal de subastas estadounidense. «Al no tener un enemigo en nuestro corazón seremos invencibles», dijo el empresario.

Sin embargo el daño ya estaba hecho y eBay tuvo que cerrar su portal chino a finales del 2006, con lo que daba a entender que Goliat había perdido la batalla ante David.

Por su parte Alibaba salió a la bolsa de valores de Hong Kong en 2007. No obstante la compañía de Ma no se conformó con eso y continúo creciendo, poniendo en marcha nuevos servicios. Por su puesto, con sus altibajos.

En 2012, Alibaba recompró buena parte de sus acciones a Yahoo y a otros accionistas minoritarios, con la finalidad de tener más independencia. Ese mismo año Alibaba.com se retiró de la Bolsa de Hong Kong.

Tras 14 años al frente de la compañía, en 2013 Ma se retiró de la primera línea para dar el relevo a directivos más jóvenes, aunque sigue siendo su presidente ejecutivo y participa, con gran influencia, en todas las decisiones importantes.

«Veo que los jóvenes de Alibaba tienen sueños mejores y más brillantes que los míos, y son más capaces de construir un futuro que les pertenece a ellos», dijo Ma, que ahora tiene 49 años de edad.

Este viernes 19 de septiembre Alibaba se estrena en Wall Street, se espera que protagonice la mayor salida a bolsa de la historia.

Fuente: Rusia Today

Cinco datos que no conocía sobre el gigante chino Alibaba

Alibaba es un nombre archiconocido en China, pero el resto del mundo todavía no sabe mucho acerca de la empresa. La cadena CBS News publicó cinco datos que permiten hacerse una idea de la magnitud del imperio de comercio electrónico:
 
1. Alibaba actualmente procesa el 80% de las ventas en línea en China.
 
En China hay 600 millones de usuarios de Internet, una cifra que duplica los 300 millones de internautas de Estados Unidos. Aproximadamente la mitad de los usuarios chinos hacen compras en línea.

2. Alibaba no es análogo de Amazon.
 
Alibaba no tiene almacenes gigantes para todos los encargos. La compañía sirve básicamente como conexión entre los compradores y los vendedores. La empresa obtiene comisiones de algunos de los mayores minoristas y vende espacio para anuncios. En 2013 acumuló más compras que Ebay y Amazon juntas.
 
3. Su estructura plantea preguntas.
 
Alibaba es chino, pero se constituyó en las Islas Caimán y está registrada en la lista de mercados de Estados Unidos. Es una configuración inusual que puede confundir a los inversores. China aplica prohibiciones a la propiedad extranjera, lo que significa que los inversionistas estadounidenses no llegarán a poseer activos chinos de la compañía.
    
4. Alibaba posee el 50% del club de fútbol más exitoso de China.
 
Se trata del club Guangzhou Evergrande. El crecimiento de las operaciones principales de la empresa le ha permitido expandir sus negocios en áreas nuevas. Según BBC, recientemente Alibaba compró la mayoría de las acciones de una empresa china de la industria cinematográfica y planea entrar en el mundo de la banca.
 
5. Su fundador tiene una historia fascinante.
 
Jack Ma dejó la enseñanza para montar su propio negocio. Se formó como profesor, pero nunca fue un as de los estudios. Antes de fundar Alibaba, probó un par de negocios que no prosperaron como él quería. El carismático fundador de Alibaba, de 49 años, es uno de los hombres más ricos de China. Se estima que su fortuna alcanza los 22.000 millones dólares.

DEJA UNA RESPUESTA