Kast el Guaripola de la Vergüenza: La Derecha Quiere Reescribir la Historia con las Botas

0
727

La impudicia de la derecha, ahora que está al borde del desalojo, no tiene límites. La señal fue la decisión de la Corte Suprema, de concederle beneficios carcelarios a los degolladores. Y ahí se soltó el tropel de los que quieren aprovechar el rato que les queda, para sembrar la impunidad. El más idiota, en el sentido griego de la palabra, fue José Con ignorancia supina, afirmó erróneamente que «el 85 se produjo el atentado a Pinochet y luego el tema de los Derechos Humanos» (ese atentado fue en septiembre de 1986) y que en el caso degollados (en marzo de 1985) «hubo personas que tomaron venganza por compañeros de ellos que cayeron en el atentado a Pinochet». Ahí ardió Troya.

El pasado lunes, en una entrevista publicada por el diario The Clinic, Kast afirmó erróneamente que «el 85 se produjo el atentado a Pinochet y luego el tema de los Derechos Humanos» (dicho atentado fue en septiembre de 1986) y que en el caso degollados (en marzo de 1985) «hubo personas que tomaron venganza por compañeros de ellos que cayeron en el atentado a Pinochet».

Las reacciones incluso fueron de los hijos de dos de las personas que fueron asesinadas por los servicios de seguridad de la dictadura. A través de sus cuentas de Twitter, Javiera Parada (hija de José Manuel Parada) y Manuel Guerrero, expresaron su repudio a las expresiones del diputado gremialista.

Indignación y dolor me provoca que un candidato al senado, niegue las políticas de extermino y el terrorismo de estado vividos en Chile» escribió Javiera Parada. Mientras que Guerrero tuiteó: Alguien puede avisar a Kast: atentado Pinochet fue sept 86 y «caso degollados» marzo 85. Autores: Dirección de Comunicaciones de Carabineros .

En tanto, la ex vicepresidenta ejecutiva de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji), Estela Ortiz, viuda del sociólogo José Manuel Parada, lamentó las declaraciones del diputado afirmando que corresponde a algo «inaceptable para el Chile de hoy»:

«Me llama la atención que después de todo lo que hemos vivido, el secretario general de la UDI y quien quiere ser senador por Santiago Oriente tenga tal desconocimiento de la historia de este país. Que él confunda el año 85 con la fecha del atentado a Pinochet que fue el año 86, con los cuatro asesinatos seguidos después del año 86 por los organismos del Estado (…) y vuelve a echar la culpa de que esto fue una venganza política, es algo inaceptable para el Chile de hoy».

Ortiz insistió que los dichos del legislador corresponden a una ofensa «no solo para los familiares, no solo para las personas que han luchado durante todos estos años para conocer la verdad de lo ocurrido. Es un ataque al Chile de hoy, a la sociedad en su conjunto».

Para el diputado Fidel Espinoza (PS), no debiera sorprender que el secretario de la UDI, un partido que siempre ha avalado la violación de los derechos humanos, tenga este tipo de opiniones:

«Para qué nos hacemos los tontos, si al final la UDI es esto. Lo que piensa Kast es lo que piensa su partido. Además me parece insólito que mezcle dos casos que no tienen conexión, y eso significa un repudio tremendo, porque el caso degollados es el que refleja la esquizofrenia que tenía la derecha durante la dictadura militar. Lo que él hace es faltarle el respeto a los caídos y a sus familias, además a la reconstrucción de un país que quiere caminar hacia delante y entonces este tipo de declaraciones no ayudan en nada».

El diputado Jorge Tarud (PPD) señaló:

«Después de todo lo acontecido en el país, después de las graves violaciones a los derechos humanos, uno podría haber pensado que nadie justificaría lo que pasó. Pero habla Kast y niega todo, y eso le hace mal al país. Eso no es estar atento a lo que sucedió. Seguir negando la historia, y seguir con un compromiso a favor de la violación a los derechos humanos cuando la verdad judicial ya está hecha, y decir que no hubo terrorismo de Estado es gravísimo. Porque no puede negar lo que pasó, y eso quiere decir que un candidato a senador no sabe de historia. Esto es negativo para la convivencia democrática. Le hago un llamado al partido  UDI, para saber si acaso piensan igual que Kast».

“Aquí la derecha claramente pretende borrar la historia de este país, lo cual no aceptaremos y no sólo no lo aceptaremos los familiares sino que este país no lo va a aceptar”, señaló la viuda de José Manuel Parada.

Estela Ortiz, la viuda de José Manuel Parada -quien junto a Santiago Nattino y Manuel Guerrero fue asesinado por Carabineros el 29 de marzo de 1985 en lo que se denominó el “Caso Degollados”- se refirió a los dichos del candidato a senador por la UDI, José Antonio Kast, quien señaló que no creía que la violencia en dictadura “haya sido organizado por ninguna institución del Estado”.

En una entrevista en The Clinic, Ortiz señala que “creo que es inaceptable, en primer lugar, no solo para los familiares sino para el país que el secretario general de la UDI, quien pretende ser senador por Santiago, primero no conozca lo que sucedió en este país y confunda el asesinato de José Manuel, Manuel y Santiago con los asesinatos ocurridos el año 86 después del atentado”.

“Pero no solo eso, creo que él quiere tapar lo que sucedió y dice que esto es una venganza política. Me hace recordar lo que dijo César Mendoza cuando dijo que el asesinato de José Manuel, Manuel y Santiago era una obra hecha por los comunistas”, agregó.

Además señala que lo que pretende con sus palabras es “tapar que esto fue hecho por agentes del Estado, lo cual muestra -no sé si maliciosamente- un desconocimiento o quiere ocultar lo que pasó durante esa época en relación a como la dictadura utilizó esto en forma cotidiana”.

“Aquí la derecha claramente pretende borrar la historia de este país, lo cual no aceptaremos y no sólo no lo aceptaremos los familiares sino que este país no lo va a aceptar”, señaló.

La viuda de Parada añade que “él trata de lavar una imagen de él diciendo atrocidades que son inaceptables, no sólo para los familiares sino que para el conjunto de la sociedad chilena. Mira, por un lado creo que este país tiene memoria. Este país sabe que los responsables intelectuales del terrorismo de Estado que vivimos durante 17 años andan libres por las calles. Desde mi punto de vista son bastante cobardes los civiles por no asumir su responsabilidad y bueno, uno convive con ellos diariamente en los diferentes espacios”.

“Golpeamos y fuimos una y otra vez a los tribunales de justicia. ¿Y qué es lo que recibíamos? Golpes, golpes, golpes. Cerrar puertas y cerrar puertas. Y cuando lo logramos ocurre lo que ocurrió hoy día: que quien tomó el corvo para asesinar a Manuel, José Manuel y Santiago tiene autorización para salir los domingos. Realmente es algo vergonzoso que los criminales que fueron parte del terrorismo de Estado y que son parte de los crímenes de lesa humanidad tengan eso. No deben tener beneficios, eso es inaceptable en cualquier país desarrollado del mundo. Vean lo que ocurre en Argentina o en Europa con los criminales del nazismo”, puntualizó.

Hija de José Manuel Parada: Con fallo de la Suprema se están violando los DD.HH.

Javiera Parada, la hija de José Manuel -una de las víctimas de la dictadura de Pinochet-, aseveró que como familia continuarán «dando la pelea» luego que la Corte Suprema confirmara el beneficio de salida dominical para los condenados por el caso «degollados».

Este asesinato, recordó Parada en La Hora del Taco de Radio Universo, «no sólo afectó a tres familias, sino que a un país entero y es por esto que nosotros no vamos a descansar hasta conseguir que este caso sea reevaluado porque creemos que es muy grave la señal que se está dando desde el Poder Judicial y desde la UDI también».

Por ello, están consultando qué pasos seguir judicialmente aunque recalcó: «No tengan dudas que nosotros vamos a seguir dando esa pelea».

«Hoy con el fallo de la Suprema se están violando esos derechos humanos nuevamente en Chile y eso es una vergüenza para todos los chilenos», insistió.

Parada enfatizó que «la Corte debería tener muy en consideración la gravedad del delito» porque fue «uno de los casos que más impactaron a la opinión pública durante la dictadura».

La actriz recordó que el crimen de José Manuel Parada, Manuel Guerrero y Santiago Nattino «sucedió en las puertas de un colegio, utilizaron todo el aparato de Carabineros, un helicóptero, se cerró la calle Los Leones para permitir el secuestro, se baleó a un profesor a la hora de ingreso de niños a un colegio».

«Yo tengo tres hermanos, hay uno de ellos que tenía un año y nueve meses en el momento del secuestro de mi padre, que no recuerda a mi padre, que hasta el día de hoy tiene reacciones de bloqueo físico cuando se enfrenta a Carabineros», confidenció.

Javiera Parada aprovechó la instancia para comentar las polémicas declaraciones de José Antonio Kast quien desestimó que aparatos del Estado estuvieran detrás del caso «degollados».

«Sentí mucha indignación y mucho dolor porque yo entiendo que aquí, Chile, nuestro país a través de su Estado, nos hemos puesto de acuerdo (…) en que en este país sí hubo terrorismo de Estado, que en este país los organismos de seguridad estuvieron a disposición de una política de exterminio de un sector de esta sociedad», sostuvo la actriz.

Parada agregó que «cuando un señor que está aspirando al Senado, que es una institución del Senado que todos deberíamos respetar, niega verdades históricas como esa, a mí me causa no sólo indignación sino que me provoca un profundo dolor no ya como hija de José Manuel Parada sino como chilena».

«A mí me parece que el señor Kast debería dar explicaciones y pedir disculpas», dijo la hija de José Manuel quien agregó: El señor Kast debe darle explicaciones al país por las declaraciones que dio».

«En Chile nunca más puede volver a ocurrir lo que ocurrió durante la dictadura», enfatizó Parada y recalcó: «Las declaraciones del señor Kast y el fallo de la Corte Suprema nos hacen dudar de las fortalezas de esas certezas que como sociedad creíamos que teníamos».

DEJA UNA RESPUESTA