Infiltrado de Carabineros Confiesa Autoría de Atentados Incendiarios en La Araucanía

0
718

El sacerdote Jesuita Luis García-Huidobro, denunció que en el tribunal de Angol el agente de la Sipolcar de Carabineros de Chile Raúl Castro Antipán, reconoció que realizó atentados incendiarios y otros hechos que el tribunal calificó como “terroristas”, todo con la finalidad de culpar a Mapuches. La declaración de un testigo protegido que confesó haberse infiltrado en las comunidades mapuche para realizar atentados incendiarios, por instrucciones de Carabineros, marcó el juicio a dos menores de edad acusados bajo la ley antiterrorista, quienes fueron finalmente absueltos. Tanto Luis Marileo como Patricio Queipul permanecieron en la cárcel de Angol durante más de un año, teniendo como prueba fundamental de un delito que no cometieron las palabras de este agente encubierto que trabaja para Carabineros. identificado como Raúl Castro Antipán, quién además ha desempeñado el papel de testigo protegido de la Fiscalía en otros juicios contra mapuches.

En el tribunal de Angol, Raúl Castro Antipán reconoció que realizó atentados incendiarios y otros hechos que el tribunal calificó como “terroristas”… siendo agente de la Sipolcar de Carabineros de Chile! Castro Antipán dijo ante los jueces haber sido infiltrado por Carabineros en el movimiento mapuche y en esta condición haber cometido delitos tales como porte ilegal de armas, atentados incendiarios, asalto a un peaje,entre otros hechos.

En ese contexto el sacerdote Jesuita Luis García-Huidobro, denunció tambien que el Estado le arrendaria un departamento y  pagaria un sueldo.

Esta confesión de Castro ocurrió el martes en el Tribunal de Angol, en la causa que se lleva contra 2 menores de edad por Ley Antiterrorista. Hoy se interpondrá denuncia en su contra en la Fiscalía Militar.

Actualmente Raúl Castro Antipán,está condenado por ley antiterrorista y goza de beneficio de pagar su “condena” con firma mensual.

Absolución

El Tribunal Oral en lo Penal de Angol absolvió por unanimidad a Luis Marileo y Patricio Queipul, imputados por actos de violencia en la zona de la Araucanía en el caso denominado “Peaje Quino” del año 2009 y juzgados bajo la Ley Antiterrorista pese a ser menores de edad en ese entonces.

Por el episodio ya habían sido absueltos siete adultos, mientras que ambos menores debieron permanecer en prisión preventiva durante el transcurso de la investigación.

En el marco de este juicio, el martes declaró en el tribunal Raúl Castro Antipán, testigo protegido de la Fiscalía, quien confesó haber realizado cuatro atentados incendiarios y otros hechos calificados como “terroristas” mientras se desempeñaba como agente encubierto de Carabineros, con el objetivo de incriminar a dirigentes mapuche.

“Castro Antipán dijo ante los jueces haber sido infiltrado por Carabineros en el movimiento mapuche y en esta condición haber cometido delitos tales como porte ilegal de armas, atentados incendiarios y el asalto a un peaje”, detalló el sacerdote jesuita Luis García Huidobro.

Entre 2009 y 2011, siendo Michelle Bachelet Presidenta y Edmundo Pérez Yoma ministro del Interior, una treintena de comuneros estuvieron en prisión debido al testimonio de Raúl Castro Antipán como “delator compensado” por la Ley Antiterrorista.

Tanto Luis Marileo como Patricio Queipul permanecieron en la cárcel de Angol durante más de un año, teniendo como prueba fundamental de un delito que no cometieron las palabras de este agente encubierto que trabaja para Carabineros.

Ante esta situación, el periodista y escritor Pedro Cayuqueo aseguró que “para mucha gente en el sur de Chile no es novedad lo que está pasando con este testigo protegido de la Fiscalía”, detallando el historial de juicios en los que Raúl Castro Antipán ha participado.

“Este individuo ya participó el año pasado de un juicio oral en Temuco, donde también fue la carta bajo la manga de la Fiscalía. Con su testimonio se pretendía inculpar a comuneros mapuche que finalmente fueron todos absueltos. El que ahora esté participando en un nuevo juicio no solamente da cuenta de una irregularidad que tiene que ver con el debido proceso acá en el sur, sino que también con la pobreza de pruebas con las que cuenta la Fiscalía para intentar encarcelar a comuneros”, acusó.

A su juicio, claramente existe una intención política detrás de la persecución hacia militantes mapuche, determinada por la aplicación de la ley antiterrorista que ha sido cuestionada por distintos organismos de derechos humanos a nivel nacional e internacional.

“La aplicación de esta ley vulnera el debido proceso y las garantías procesales de los ciudadanos mapuche. Qué prueba más palpable de eso es, por ejemplo, la utilización en este caso de testigos protegidos que son delincuentes confesos, que se benefician de las disposiciones de la Ley Antiterrorista, por ejemplo, la delación compensada, para ser utilizadas como herramientas de persecución de los dirigentes de las comunidades. Es lamentable que la Fiscalía tenga que recurrir a delincuentes confesos para intentar encarcelar a los dirigentes y eso es algo que debiera llamar la atención de las autoridades”, agregó.

Esta confesión viene a corroborar las denuncias levantadas desde hace años por el pueblo mapuche, organizaciones de derechos humanos y de la sociedad civil, acerca del uso de agentes infiltrados con el objetivo de provocar disturbios que posibiliten la detención de dirigentes sociales.

“Terrorista mapuche” Raúl Castro Antipán era agente de la Dirección de Inteligencia Policial de Carabineros

El martes, en el Tribunal de Angol, Raúl Castro Antipán reconoció haber realizado atentados incendiarios y otras acciones que la magistratura calificó como “terroristas”… ¡siendo agente de la DIPOLCAR, la Dirección de Inteligencia Policial de Carabineros!

Castro Antipán fue infiltrado en el movimiento mapuche por Carabineros y, en esta condición, declaró, en el Tribunal, que cometió delitos tales como porte ilegal de armas, atentados incendiarios, asalto a un peaje, etc.

Él está condenado por la Ley Antiterrorista, pero goza el beneficio de `cumplir´ esa “condena” sólo con firma mensual. Además, el Estado le arrienda un departamento y le paga un sueldo por su importante labor… ¡que era cometer atentados para, luego, ser culpados mapuche!

Estos hechos ocurrieron durante el gobierno de Michelle Bachelet, siendo Ministro de Interior Edmundo Pérez Yoma. Entre 2009 y 2011, estuvieron presos una treintena de comuneros mapuche, en base a testimonios de Raúl Castro Antipán, procediendo como “delator compensado”, por Ley Antiterrorista.

La confesión de Raúl Castro Antipán ocurrió ayer, en el Tribunal de Angol, en la Causa que se lleva contra dos menores de edad, usando la Ley Antiterrorista. Hoy se interpondrá una denuncia en su contra, en la Fiscalía Militar… ¡Pero, sabemos lo que es la Justicia Militar: un `tribunal´ donde se amparan todo tipo de delitos, dejando impunes a los funcionarios policiales!

¡¡¡Un motivo más para derogar la Justicia Militar!!! Tarea pendiente que dejó Michelle Bachelet, en su primer mandato. ¿La derogará ahora, tal como lo han exigido numerosos organismos internacionales, para que sean los tribunales ordinarios los que procesen abusos y delitos de uniformados?

Aún le pagan el arriendo

El abogado Nelson Miranda, defensor de los comuneros mapuche Juan Queipul y Luis Marileo en el denominado «caso Tur Bus», aseguró que el testigo protegido que reconoció ser informante de Carabineros aún tiene relación con los servicios de inteligencia.

Ambos jóvenes de la comunidad Mateo Ñirripil enfrentaron el proceso siendo menores de edad y el miércoles fueron absueltos de los cargos por la ley Antiterrorista, que incluía el testimonio de Raúl Castro Antipán como delación compensada y aceptado en la preparación del juicio oral.

Castro, quien declaró en el citado juicio, es un testigo conocido por las comunidades, porque ya había sido delator compensado en otro juicio contra comuneros, donde también se llegó a la absolución.

«El estaba como informante infiltrado a cargo de los servicios de inteligencia de Carabineros. Hay que entender que el episodio llamado Turbus fue en junio del año 2009, dio muchos detalles acerca de la relación que tenía con la gente de los servicios de inteligencia, de hecho hasta el día de hoy le arriendan un departamento», detalló Miranda.

El profesional añadió que la relación de Castro Antipán con Carabineros «comenzó porque tuvo un problema mientras hacía el servicio militar en Coyhaique, lo acusaron de robo de material de guerra y los policías le dijeron que si trabajaba con ellos le iban a solucionar ese problema».

Miranda y su colega Sebastián Saavedra, del Centro de Investigación y Defensa Sur, esperan la sentencia absolutoria y estudiarán demandar al Estado, pues consideran que se han infringido las garantías constitucionales de los comuneros al ser acusados por la ley Antiterrorista siendo menores de edad.

En tanto, otro conocido abogado de comuneros mapuche, Lorenzo Morales, aseveró que Castro Antipán es conocido por esta delación compensada en La Araucanía.

«Las comunidades y los abogados defensores sabíamos de este tema desde el año 2009. Se vinieron denunciando de distintas maneras a través de la prensa y para recibir algunos familiares en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara, cuestión que no ocurrió nunca», recordó.

«El nombre Raúl Castro Antipán es antiguo, si uno lo googlea solamente hay opiniones de defensores y de comunidades que se sienten presionadas por él. Es un caso de extrema gravedad, único, siempre se vio en doctrina que la delación compensada tenía estos bemoles», recalcó.

Fiscalía niega relación con Carabineros

Desde la Fiscalía de La Araucanía explican que Castro Antipán figura como testigo protegido, porque ha recibido amenazas de muerte y que solo participó en este denominado «caso Turbus», donde 8 comuneros fueron absueltos.

«Hemos revisado completamente el audio de lo que señaló el día de ayer que es informante, se le pregunta insistentemente si tiene algún jefe carabinero, él señala que no. Se le pregunta si recibe algún sueldo, él señala que no», dijo el vocero del Ministerio Público en Temuco, Roberto Garrido.

El portavoz añadió que a Castro Antipán «se le pregunta qué beneficio recibe, y en ese sentido hay que explicar que él, además de ser imputado y condenado, ha sido víctima de atentados en contra de familiares de amenazas de muerte y en otras causas diferentes tiene la calidad de víctima y ha recibido las medidas de protección pertinentes».

¿Saben cómo declaran los llamados “testigos protegidos”, que son llevados a los juzgados, para acusar a quienes, la mayoría de las veces, son inocentes? Véanlo:

Dos jóvenes comuneros de Lleu Lleu fueron detenidos, torturados y amenazados siendo menores de edad para que firmaran por la fuerza unos papeles donde ellos inculparían a peñi de la misma zona en hechos relacionados a la resistencia mapuche, por lo que hoy están varios encarcelados y otros clandestinos.

DEJA UNA RESPUESTA