Identifican a Tres Presentos Autores de Bombazos en el Metro

0
234
bombazo autores

Los tres jóvenes acusados de la colocación de una bomba hace diez días en el metro de Santiago que dejó heridas a catorce personas detenidos esta madrugada en la comuna de La Pintana, ya fueron puestos a disposición de la justicia. Horas antes de su detención, un grupo que se autodemomina Conspiración de las Células del Fuego, al que según la policía pertenecerían los sospechosos, se atribuyó hoy la autoría mediante un comunicado publicado en el sitio web “Contrainfo”.

 

Se trata de Guillermo Durán, Natalia Casanova y Juan Flores, este último señalado por la policía como el autor material del atentado, ocurrido en la galería comercial subcentro de la estación del metro Escuela Militar.

Los tres jóvenes fueron trasladados en medio de extraordinarias medidas de seguridad alrededor de las 14:00 horas desde la 33ª comisaría de Carabineros, en Ñuñoa, hasta el Centro de Justicia, donde en las próximas horas está previsto que sean sometidos al control de detención y sean formalizados por los delitos que se les imputan.

La acción policial que desembocó en el arresto de esta presunta célula terrorista, llevada cabo a primera hora de la madrugada de este jueves, contó con la participación de más de 200 agentes de Carabineros, entre ellos personal del Grupo de Operaciones Especiales.

El operativo, que incluyó allanamientos en seis viviendas ubicadas en la comunas de La Granja, San Bernardo y La Pintana, la policía dice haber encontrado pólvora y artículos para la fabricación de bombas, así como herramientas, ropa y utensilios con restos de explosivo.

En relación con los atentados ocurridos en las estaciones del metro Escuela Militar y Los Dominicos -éste última ocurrido el pasado 23 de julio y que no ocasionó víctimas- un grupo denominado Conspiración de las Células del Fuego (CCF) se atribuyó hoy la autoría mediante un comunicado publicado en el sitio web “Contrainfo”.

En esa declaración se dice que el atentado del pasado día 8 -en el que hubo dos heridos graves- se produjo porque la policía no atendió el aviso que esta organización efectuó telefónicamente diez minutos antes de la detonación, para que el lugar fuera desalojado.

El comunicado de CCF lamenta las víctimas del atentado en la estación del metro Escuela Militar y afirma que sus acciones no buscan hacer daño a las personas.

En las últimas semanas, se han multiplicado las llamadas avisando de la colocación de artefactos explosivos en puntos del sistema colectivo de transporte, centros de enseñanza, comisarías y edificios públicos y privados, que luego ha resultado ser falsa.

Publican supuesta reivindicación de los atentados en estaciones del Metro

Pocas horas antes de concretarse la detención de 3 presuntos responsables en los ataques explosivos al Metro y la 1ra Comisaría de Carabineros, el sitio web Contrainfo publicó una supuesta reivindicación de los atentados en las estaciones Escuela Militar y Los Domínicos.

En el texto se manifiesta que en ambos incidentes no había intención de dañar a civiles. “Calculamos el momento en que el metro terminara su recorrido y que el carro estuviera guardado“, en Los Domínicos, pero que el conductor del tren movió el bolso “como un aprovechamiento”.

Sobre el atentado explosivo en el Subcentro, el documento dice que “sepan que dimos aviso al 133 a más de 10 minutos antes de la detonación“, pero que hicieron caso omiso a esta información detonando el artefacto y causando varios heridos, los cuales lamentamos”.

Este es el texto completo:

“La vida es tan aburrida que no tenemos otra cosa que hacer que gastar nuestro sueldo en la última falda o camisa. Hermanos y hermanas ¿cuáles son vuestros deseos reales? ¿Estar sentados en un bar, la mirada distante y vacía, aburrido, bebiendo un insípido café? ¿O quizás volarlo y pegarle fuego? (angry brigade).

“Nuestra fracción de la conspiración de las células del fuego (CCF) decidió atacar el día 23 de julio la estación Los Dominicos del Metro de Santiago. El hecho causó gran revuelo político y mediático. Los burócratas y medios coordinaron sus discursos para decir que el ataque estaba dirigido a los pasajeros que a esa hora transitaban, y por esto se invocó la utilización de la ley Antiterrorista”.

“Esta acción fue planificada, tomando en cuenta los minutos en que no hubiera pasajeros, calculamos el momento en que el metro terminara su recorrido y que el carro estuviera guardado. El chofer movió el bolso con el artefacto hacia otro vagón del carro, bajo un asiento, como en el otro lugar en el que estaba instalado inicialmente, esta situación la ocultaron los medios y agentes del gobierno. Lo anterior lo interpretamos como un aprovechamiento del individuo al pensar que quizás podría encontrar algún objeto de valor dentro del bolso, pero se topó con nuestra sorpresa que resultó como se esperaba”.

“Como siempre cualquier acción tendiente a atacar va a ser enjuiciada y castigada por el poder económico de los empresarios o miembros de la burguesía, por los poderes del estado con sus leyes, jueces, políticos y policías. La principal función del estado es la protección de los intereses de los ricos y poderosos, de los acomodados u beneficiados de este sistema de explotación y dominación. El metro día a día transporta a las personas, consiguiendo millonarios beneficios a diario. Nos transportan por la ciudad que nos consume la energía en su modo de vida, donde la explotación del trabajo ajeno marca la pauta. Atacamos directa y simbólicamente estructuras del poder en su terreno, en los condes. La normalidad con que funciona la ciudad ha sido el objetivo y lo seguirá siendo”.

“Por esto mismo el día 8 de septiembre decidimos atacar el Subcentro de Escuela Militar. Un centro comercial de la burguesía, ubicado en Las Condes, donde empresarios hacen de las suyas para acomodarse y comercializar sus mercancías que atrapan a las personas en la estupidización del espectáculo y la apariencia. La sociedad que camina en esta dirección es la que atacamos. La sociedad de la dominación que invade lodos las expresiones de la vida”.

“Sepan que dimos aviso al 133 a más de 10 minutos antes de la detonación, esperando que la policía reaccionara evacuando el lugar, pero hicieron caso omiso a esta información detonando el artefacto y causando varios heridos, los cuales lamentamos, dejamos en claro que nuestro objetivo no eran los consumidores y/o trabajadores, sino las estructuras, propiedades y esbirros del poder. Su incompetencia e inoperancia contribuyó al daño causado a las personas lesionadas. Los grandes asesinos y terroristas siempre han sido los aparatos represivos del estado”.

“Nos hermanamos con todos los compañeros que en todo el mundo se enfrentan a esta realidad de dominación, que ocupan todos los medios a mano para atacar al poder”.

“Un saludo a todos los compañeros que cumplen condenas en las cárceles del mundo. Marcelo Villarroel, Freddy Fuentevilla, Carlos Gutiérrez, Juan Aliste Vega, Hans Niemeyer, Tamara Sol Farías, Mónica Caballero, Francisco del Solar, Marco Camenisch, Gabriel Pombo da Silva, Alfredo Cospito, Nicola Gai, a todos los hermanos de la CCF alrededor del mundo, Polydoros Giorgos, Hatzimihelakis Haris, Tsakalos Christos, Tsakalos Gerasimos, Argyrou Panagiotis, Nikolopoulos Michalis, Nikolopoulos Giorgos, Ekonomidou Olga, Bolano Damianos, Mavropoulos Theofilos. A todos los que cumplen condena por enfrentarse en la práctica a toda dominación. Recordamos a todos los caídos en la guerra social, a Mauricio Morales, Sebastián Overluij, a todxs los que se han atrevido a actuar… Nadie está olvidado“.

Y finaliza haciendo un llamado “a todos los insurrectos a pasar a la ofensiva, a atacar al poder en todas sus formas de dominación”.

DEJA UNA RESPUESTA